El primer Congreso de la nueva IU Madrid, ensayo para la XI Asamblea Federal

1
cambiarmad2ok
Álvaro Aguilera, tercero por la izquierda, junto a otros miembros de la federación madrileña de IU y de la dirección federal. / Agustín Millán

El próximo fin de semana del 2 y 3 de abril tendrá lugar la asamblea de reconstrucción de la nueva federación de IU en Madrid. Un encuentro al que se llega tras un largo conflicto interno que culminó con la desfederación de la antigua IUCM decidida en el Consejo Político Federal de IU del pasado 14 de Junio. Tras varios meses en los que la militancia ha tenido que reafiliarse a la nueva estructura y se han ido creando las asambleas de base, todo está preparado ya para la asamblea inicial. En ella se elegirán los nuevos órganos de dirección de la federación y también las líneas políticas a seguir. Los militantes tienen a su disposición tres documentos políticos diferentes para debatir que han sido elaborados por los integrantes del grupo plural que estaba encargándose de pilotar el proceso. Este equipo no ha conseguido consensuar un único texto aunque uno de ellos es el mayoritario y tiene la firma de hasta 15 personas. Pertenece al sector que apostó por Ahora Madrid y otras candidaturas de confluencia, cercano a las posiciones de Alberto Garzón. Está representado por, entre otros, el secretario general del PCM, Álvaro Aguilera, o los dirigentes de IU federal Alberto Arregui y Fran Pérez. Por otro lado se encuentra la propuesta alternativa de dirigentes como José Antonio García Rubio, Carmen Domínguez o Jeanette Carmel. Este grupo se mostró contrario a la desfederación de IUCM y está alineado con las tesis de la Declaración de Zamora. Un último texto, más minoritario, corresponde a una propuesta de Carmen Villares. Se replicarán por tanto las posiciones más visibles que también se encuentran en IU a nivel federal, algo que puede servir como una especie de ensayo para la XI Asamblea Federal.

Publicidad

Una de las diferencias principales entre los documentos políticos es precisamente la mención al conflicto pasado y a la antigua federación. Además, la concepción de hacia dónde debe ir IU y en qué se debe convertir. Por un lado, el texto mayoritario, titulado Construir la unidad popular, señala que los hechos les han dado la razón e “imponen la obligación de reconstruir IU superando las políticas y los métodos de la fracasada IUCM, como parte de una nueva articulación de la izquierda transformadora en Madrid y como parte de la izquierda transformadora en el Estado”. Otra mención a la antigua federación se refiere a la importancia de “consolidar la democracia interna barriendo para siempre los métodos burocráticos que caracterizaron IUCM”. Para ello apuestan porque las asambleas de base sean quienes tengan la capacidad real de decidir. “La crisis que vivimos en IU no se debe a que ese planteamiento (cambiar el sistema) fuese erróneo, sino a que la mayoría de nuestra dirección acabó renunciando a defender un cambio de sistema y se integró en él. Ese fue el terreno abonado para que se llegase, incluso, a cogobernar Caja Madrid y Bankia con el propio PP. Y fue el obstáculo para nuestro crecimiento”, apunta otro párrafo del texto.

Respecto al futuro de IU, el documento destaca que “no se trata ya de refundar IU sino de fundar, junto a otros y otras, el instrumento político capaz de promover la movilización, la comunión de las diferentes tradiciones de la izquierda rupturista y posibilitar la victoria sobre las fuerzas del régimen en todos los frentes para iniciar un proceso constituyente que supere el actual régimen”. Llaman por tanto a “construir un nuevo y auténtico movimiento político y social”. Con unos principios básicos: movilización, coherencia, democracia radical, apuesta por la unidad popular, programa político, municipalismo, apuesta por un proceso constituyente y superación del capitalismo. El documento hace una defensa de la unidad popular y del papel de IU en las candidaturas municipales de confluencia como Ahora Madrid. En su llamamiento destacan que hay que “construir de verdad y de una vez por todas, un frente constituyente, un espacio real para la unidad popular”.

Por su parte, el documento de García Rubio y otros dirigentes se titula Por la reconstrucción de IU en la Comunidad de Madrid. En él consideran que en esta asamblea no se deberían repetir los debates que abordará la próxima XI Asamblea Federal. Pretenden que todo se centre en la reconstrucción de la federación y para ello analizan la situación que les ha llevado a este punto. “Referirse al largo proceso de deterioro y finalmente fractura de IUCM no parece que tenga ahora mucho sentido o, al menos, que pueda ser abordado sin desviarnos de lo que sí constituye el antecedente concreto de la situación que queremos superar con la celebración de esta asamblea constituyente”. Ese antecedente es la desfederación. “No se intentó otras fórmulas de intervención-gestora- que hubieran dejado a salvo los derechos de la afiliación. Alegando dificultades estatutarias se optó por un claro atropello colectivo”, añaden. Consideran, en relación al documento propuesto por el sector ahora mayoritario que no tiene ninguna lógica apostar por la confluencia y “dejar de lado a centenares de personas desvinculadas administrativamente de IU y que siguen defendiendo la política de IU”. Por tanto, defienden que una de las tareas inmediatas debe ser “activar la militancia de todas las personas que lo quieran así, sin más límite o condición que lo establecido en los Estatutos y pagar la cuota”. Especifican además que es necesario “recuperar a todos los cargos públicos que son militantes de IU si ellos no se oponen”. Actualmente hay decenas de cargos que se presentaron en varias localidades en listas de la antigua IUCM.

Sobre la “historia” de IUCM consideran que ha tenido aciertos y errores. “En lo negativo podemos coincidir en que la visión del poder financiero y de las Cajas de Ahorro en particular ha sido un claro error, que la intención de aprovechar las contradicciones internas del PP y PSOE fue igualmente errónea y que hubo demasiado institucionalismo en nuestra práctica política. Como consecuencia, se desarrolló una visión clientelar de la organización (que aún hay que superar) y prácticas personales poco acordes con nuestra ética”, señalan. Este grupo apuesta también por la unidad “porque está en el ADN de IU” y la “articulación de un bloque de fuerzas en lo social y en lo político”. No obstante, critican la estrategia seguida respecto a Podemos y lo que denominan un “proceso de deconstrucción de la marca IU” tras las europeas de 2014 “como si se hubiese producido una derrota”. “Se inició una estrategia de mimetización y, posteriormente, lograr un acuerdo electoral con Podemos devino en la única estrategia reconocible, proyectando una imagen pública desdibujada y subalterna”, destacan.

Por último, el documento firmado por Villares y titulado IU: La izquierda el encuentro y la unidad destaca cómo era un grupo “muy reducido de dirigentes” los que tomaban las decisiones en IUCM y llama a superar las divisiones internas. Considera que “de momento no hay diseñado nada serio que sea superior a IU” y que si eso llega habrá que sopesar el contenido. Además considera que este proceso se realiza con prisas con la justificación de conquistar la organicidad plena en IU.

1 Comment
  1. Jift says

    Hay que hablar de la fracasada IUCM para evitar que vuelvan loas perniciosas practicas que se instalaron en esa organización (clientelismo, corrupción, falta de democracia,..) y que llevaron a IU en Madrid a su casi desaparición. Estoy seguro que la nueva iu, la que apostó por ahora Madrid y no dudo en denunciar a los corruptos insertados en sus filas, tiene mucho futuro

Leave A Reply

Your email address will not be published.