Xavi García (UJCE): «No habrá pactos con Podemos a largo plazo porque no busca el socialismo»

2
xavigarcia1
El nuevo secretario general de las Juventudes Comunistas (UJCE), Xavi García. / Sato Díaz

Xavi García (A Coruña, 1987) es el nuevo secretario general de la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE). Fue elegido el pasado sábado en el XIII Congreso de la organización celebrado en Madrid bajo el título "El comunismo es la juventud del mundo". Cerca de 300 jóvenes, entre delegados e invitados, se dieron cita en el popular distrito de Vicálvaro y eligieron una nueva dirección, formada por 21 personas, y debatieron cuatro tesis: una sobre el ámbito internacional, otra sobre la situación estatal, el plan de intervención de los próximos tres años y otra referida a la organización interna. García atiende a cuartopoder.es recién finalizado el Congreso. Se muestra feliz de asumir el liderazgo de una organización en la que milita desde que tenía 16 años. Actualmente reside en Barcelona, donde trabaja como teleoperador en un Call Center, del cual es miembro del comité de empresa por el sindicato CCOO. Antes, estudió Ciencias Ambientales en León y vivió un año en Colombia, por una beca de estudios, donde pudo compartir las experiencias militantes de allí. "La lucha estudiantil colombiana me marcó mucho", asegura. Ahora tendrá que dejar Barcelona y trasladarse a Madrid para asumir la responsabilidad para la que ha sido elegido.

— ¿Cómo se siente tras haber sido elegido secretario general de la UJCE?

— Es una alegría ostentar la máxima responsabilidad de una organización en la que llevo tanto tiempo militando, es un orgullo y un gran reto. Tenemos un gran equipo de dirección, eso es lo importante para sacar un buen trabajo adelante, que es lo que tenemos que hacer como organización. Había tenido responsabilidades intermedias, pero esto es una responsabilidad muy grande que asumo con felicidad.

— ¿Podría resumirme cuáles serán las prioridades durante los próximos tres años de mandato?

— La prioridad sigue siendo la construcción de poder popular, especialmente en los centros de trabajo, con los sindicatos, pero en los institutos y las universidades tenemos que seguir creando movimiento estudiantil. Creo que debemos priorizar los institutos y las enseñanzas medias y de FP, ya que la universidad se está convirtiendo, injustamente, en centros de élite. También tenemos que trabajar en los barrios, estar presentes en las luchas por la vivienda y por la emancipación de la clase trabajadora. La creación de poder popular también se debe llevar a cabo desde la juventud y siempre tendremos como objetivo la consecución de una república como paso indispensable hacia el socialismo, nuestro objetivo final. Nuestra apuesta continúa por la unidad popular, no sólo en lo electoral, también una unidad de la clase trabajadora para retomar la movilización, que es una de las prioridades.

— ¿Considera que ha disminuido la movilización social últimamente?

"La movilización social es necesaria, más allá de que también se luche desde las instituciones"

— La movilización ha disminuido. Veníamos de un ciclo con una gran movilización social: el de las huelgas generales, la marcha de los mineros, las diferentes mareas sectoriales, las Marchas de la Dignidad que supuso la cristalización de un nuevo movimiento popular que para nosotros es un referente. Por diferentes motivos la movilización ha disminuido y entendemos que la movilización social es necesaria, más allá de que también se luche en las instituciones, pero esto, sin movilización en las calles, no tiene ningún tipo de sentido.

— ¿Cuáles son esos motivos por los que ha disminuido la movilización?

— Podríamos encontrar diferentes motivos. Por una parte, el papel que jugó el movimiento obrero con respecto a las huelgas generales. Los sindicatos mayoritarios no supieron continuar el movimiento contra la reforma laboral, un movimiento que estaba tomando mucha fuerza. Por otro lado, la aparición de nuevas opciones políticas, como Podemos o las candidaturas municipalistas de unidad popular, dio la sensación, a buena parte de las capas populares, de que mediante lo electoral se podría conseguir lo que estábamos pidiendo en las calles. Por eso se vacían las calles, se vuelcan las ilusiones en las instituciones. Entendemos que eso es un error en el sentido de que la movilización y la creación de autoorganización de la clase trabajadora es algo esencial, más allá de que se den otros pasos en lo electoral.

— ¿Han llevado a cabo algún cambio organizativo durante este XIII Congreso?

— Con respecto a la organización interna continuamos con el trabajo sectorial, el obrero, el estudiantil y el vecinal. Apostamos por la creación de comités en el exterior, el PCE ya lo había hecho en el pasado, y ahora la juventud tiene que volver a emigrar. Priorizamos el crecimiento en la pata obrera de la UJCE. La mayoría de la militancia de la UJCE es estudiantil, pero eso no es un reflejo de la realidad, donde la mayoría es una masa trabajadora.

xavigarcia3
García junto al cartel del XIII Congreso de la UJCE. / S.D.

— ¿Cree que la juventud española está politizada y movilizada?

— La juventud tiene una gran capacidad de movilización. En España, muchos procesos revolucionarios y avances han sido gracias a la juventud. Ahora no podríamos hablar de que haya un gran avance en la movilización de la juventud y sobre esto hacemos autocrítica, porque estamos para intervenir y para mejorar el nivel de vida de las personas y se les reconozcan sus derechos.

— ¿Qué aporta una organización como las UJCE a un joven que milite en ella?

— Las soluciones individuales a las que estamos acostumbrados por el capitalismo se convierten en soluciones colectivas. Por ejemplo, que nos suben las tasas de la universidad y no podemos pagarlas, pues damos soluciones colectivas, entre todos. Si tenemos un problema porque no nos hacen contratos a los jóvenes, damos soluciones colectivas. Gracias al debate, además, enriquecemos las propuestas individuales y nuestro conocimiento sobre la realidad. Además, la UJCE es una organización con más de 90 años y con una extensión en todo el Estado, lo que nos permite una capacidad de intervención que normalmente no tendríamos. Nuestra participación en CCOO, en el movimiento estudiantil, en la PAH... Todo esto viene auspiciado por nuestra militancia comunista.

— ¿Qué líneas de trabajo seguirán en materia de política internacional?

— Recalcamos la necesidad de salir de la Unión Europea (UE) y del euro. No es posible un cambio para las clases trabajadoras en el marco de la UE. Lo teníamos analizado desde antes, pero lo ocurrido en Grecia ha corroborado nuestras tesis. Salir de la UE es la única manera de conseguir un futuro para la juventud y de recuperar soberanía popular. Debemos transversalizar esta idea en todas nuestras luchas, porque los ganaderos en Galicia que se movilizan por el precio de la leche están movilizándose en contra de la UE, los astilleros también o las movilizaciones que vendrán cuando nos impongan cualquier política laboral. En otro orden de cosas, para materializar nuestra apuesta por la paz entre pueblos nos parece fundamental la salida clara y nítida de la OTAN, un organismo que no tiene sentido desde la caída de la URSS y que es la punta de lanza del capitalismo para intervenir en cualquier sitio, especialmente en Oriente Medio y Norte de África. Queremos recalcar nuestra solidaridad con las personas migrantes, que están intentando llegar a Europa como consecuencia de guerras provocadas por países europeos y Estados Unidos o por el saqueo que han hecho a sus recursos naturales corporaciones también europeas.

— ¿Y en política estatal?

— Sin abandonar nunca la lucha en el ámbito electoral, tenemos que quitar el ilusionismo de que en las instituciones se puede conseguir todo. Seguir desarrollando el poder popular, buscar confluencias desde la base como en las Marchas de la Dignidad deben ser nuestras prioridades. La unidad popular no puede ser un pacto entre partidos, tiene que ser un movimiento de la base que, por supuesto, es positivo que cuaje también para el ámbito electoral. Nos posicionamos teniendo en cuenta el marco de la UE, pues se van a aplicar medidas antiobreras que ya están anunciadas, como el recorte de 10.000 millones de euros sobre los Presupuestos Generales del Estado y tenemos que estar organizados para que ante una nueva reforma laboral o ante ataques más acuciantes tengamos capacidad de respuesta.

— Pronto se celebrará la XI Asamblea de IU. Está el debate de qué debe pasar con la coalición, por un lado si se debe superar IU en otro sujeto político, por otro lado si se debe conservar su identidad... ¿Cuál es la postura de la UJCE al respecto?

"Apostamos por IU, pero estamos dispuestos a una superación, no somos fetichistas de las siglas"

— Hay que tener en cuenta que pronto viene el Congreso del PCE, al cual somos leales, aunque somos una organización que toma sus propias decisiones. Nuestra postura, que la adoptamos en este Congreso, es apostar por crear un movimiento político y social que era lo que entendíamos por IU a sus inicios aunque luego se ha ido convirtiendo en un partido político al uso. Apostamos por IU, pero estamos abiertos a que exista una superación, no somos fetichistas de las siglas. IU es una herramienta y ahora tiene cierto estancamiento, por lo que queremos abrirla a la clase trabajadora y a los sectores movilizados para que sea una herramienta útil de carácter rupturista. Para nosotros lo más importante no es la forma o el nombre, sino que sea una expresión del movimiento popular que entendemos que no está cubierta ni con Podemos y ni con las candidaturas de convergencia que hay ahora.

—  Por último, ¿cuál cree que debe ser la relación de la UJCE, el PCE o IU con Podemos? Muchos dirigentes de Podemos provienen de la UJCE...

— Sí, ha habido una política de cooptación de cuadros de IU por parte de Podemos y muchos de ellos provenían de las Juventudes Comunistas. Nosotros ahora mismo consideramos que Podemos forma parte del bloque contra-hegemónico, pero viendo también los diferentes movimientos que se dan en su seno y los rápidos cambios en sus posicionamientos políticos no descartamos que pueda ser una fuerza de recomposición del ala socialdemócrata del sistema. Sus planteamientos son muy limitados para nosotros. Ahora forma parte del bloque contra-hegemónico en esta crisis de régimen, por lo que podríamos llegar a acuerdos, pero no a largo plazo, pues Podemos no busca el socialismo como fin, y tenemos posturas importantes enfrentadas, como con la OTAN o la permanencia en la UE. Pero, de momento, en Podemos hay una expresión popular que tenemos que tener en cuenta.


loading...

2 Comments
  1. Rosa Mendez Sanchez says

    Me pone contenta ,muy contenta comprobar la juventud de este compañero.Como vieja militante comunista celebro la entrada de savia joven en nuestras organizaciones.La tarea es inmensa,dura,difícil,sacrificada,pero si no se lucha ,no se gana !

  2. Wisdorm says

    Esta es otra entrevista que concedió Xavi y que menciona a esta entrevista de cuartopoder: http://unrojoporelmundo.blogspot.com.es/2016/04/entrevista-xavi-garcia-secretario_15.html

Leave A Reply

Your email address will not be published.