“Hasta ahora, IU funcionaba en Madrid como un mal partido, era un lastre”

1
IUMadrid
Chus Alonso y Mauricio Valiente, coportavoces de la nueva IU Madrid. / Prensa IU Madrid

Ayer comenzó oficialmente una nueva etapa para IU en Madrid. Con la primera asamblea constituyente se puso en marcha la federación madrileña, que no existía desde la desfederación de la antigua IUCM en junio del pasado año. Los afiliados eligieron al nuevo órgano de dirección, un Consejo Regional que a su vez contará con una Comisión Coordinadora colectiva. No hubo sorpresas. Mauricio Valiente y Chus Alonso ejercerán como coportavoces. Ambos pertenecen al sector mayoritario agrupado principalmente en la plataforma Cambiar Madrid, que defendió en su momento las candidaturas de confluencia como Ahora Madrid y otras. El primero es tercer teniente de alcalde en la capital y la segunda es alcaldesa en la localidad de Ciempozuelos. Ambos atienden a cuartopoder.es pocas horas después de ser elegidos para fijar las líneas principales, basadas en la construcción de la unidad popular, que seguirá la federación.

Publicidad

¿Por qué han decidido dar el paso para ejercer como coportavoces de IU Madrid?

 Mauricio Valiente: Es una decisión de coherencia con la trayectoria de los últimos años. En IU de Madrid habíamos hecho una apuesta clara por los procesos de unidad popular, por hacer una renovación a fondo de las formas de hacer las cosas y las estructuras, aprendiendo de lo que la calle nos había enseñado durante estos años. Nos ha costado pero en lo personal he asumido un papel desde Ganemos Madrid y Ahora Madrid atravesado por toda la crisis de IU pero con un compromiso firme de la mayoría que hemos apostado por esta línea política de avanzar en ese sentido. Por tanto me parecía que era una deuda poder dar un paso adelante y comprometerme en el desarrollo de la organización tal y como la habíamos pensado y soñado.

Chus Alonso: Creo que IU necesita apertura y empuje. Y este proyecto sí que me ilusiona. Me representa en todo lo que hemos estado haciendo en Ciempozuelos con la candidatura de unidad popular. Ojalá se pudiera extrapolar lo que hemos vivido aquí al ámbito de toda la Comunidad de Madrid.

Uno de estos cambios es que no existirá la figura de un coordinador sino una Comisión Coordinadora. ¿Por qué se ha decidido cambiar de esta manera la estructura?

M. V. – En especial Madrid necesita ser muy coherentes con eso que dijimos desde hace muchos años en IU que es ser un movimiento político y social. Hasta ahora veníamos funcionando como un mal partido, ni siquiera como un partido. Queremos con esta coordinación colegiada, con una estructura muy flexible, abriéndonos a gente que no está militando pero comparte el proyecto político a una estructura que se adecue más. Partidos que apuestan por el proyecto político de IU, hay muchos. IU es otra cosa, fue muy novedosa en su momento y si no ha cumplido con sus expectativas ha sido precisamente por su incoherencia al aplicarlo. Creo que esta estructura nos va a permitir avanzar más en esa dirección.

C. A. – La idea es hacer una federación más participativa. Algo que algunos ya estamos practicando para que sea una organización democrática donde toda la gente pueda decidir y no solamente una persona o dos. Si colectivamente se decide la línea política a seguir será mucho mejor. Una estructura piramidal creemos que ya está obsoleta y no responde a la realidad.

También se abre una nueva etapa en lo político, con un documento que llama a construir la unidad popular. ¿En qué consiste esta apuesta?

Chus Alonso: "Tenemos que ser un instrumento para transformar
la sociedad
"

M.V. – La experiencia de las elecciones municipales y en los movimientos sociales es que la unidad tiene un efecto multiplicador. No es simplemente la suma de fuerzas, tanto en lo político como en lo social. Que no hayamos podido desalojar al PP y las políticas neoliberales ni de la Comunidad ni del Estado nos hace llamar la atención de la necesidad de avanzar en esa línea. Creemos que IU puede aportar en ese sentido. No queremos suplantar al conjunto de los movimientos pero podemos hacer un aporte decisivo si hay una IU cohesionada en esa dirección. Si vamos poniendo cemento a los éxitos que han tenido estos años las mareas, los movimientos ciudadanos como la PAH, el movimiento obrero, candidaturas ciudadanas, estoy convencido que lograremos dar un vuelvo en nuestra región.

C.A. – Es algo que ha señalado Alberto Garzón en sus discursos. Tenemos que ser un instrumento para transformar la sociedad. Tenemos que ser parte en estos mecanismos de cambio en los que sea la gente la que decida cómo quiere ese espacio. Nosotros tenemos que estar ahí como colectivo apoyando y trabajando para esas iniciativas. Todos tenemos nuestras mochilas y venimos de algún sitio pero a la hora de trabajar colectivamente son muchos puntos los que nos unen y hay que estar ahí echando el resto.

Madrid y otras ciudades de la comunidad autónoma tienen muchas candidaturas de confluencia en las que IU, Podemos y otros partidos y movimientos han ido juntos. ¿Pretenden que esto sirva de ejemplo para replicar a nivel estatal algo parecido?

M. V.  – Es la fuerza de la realidad. Creemos que ese es el camino. Si lo hicimos en muchos municipios de Madrid no fue por capricho sino porque entendíamos que era necesario hacerlo y la mejor vía para pilotar cambios en profundidad. Lo mismo que queremos hacer en la Comunidad y en toda España. Tanto como dar lecciones no me atrevería a hacerlo, pero desde luego estar presentes, ser una demostración de que juntándonos, garantizando la participación más amplia y tendiendo puentes sí es posible el enfrentar al poder hegemónico de este país.

C. A. – Eso es lo que demanda la gente. Viendo un poco los resultados electorales, ningún partido tiene una mayoría clara. Tenemos que entendernos de alguna manera u otras y a veces uno más uno no son dos sino 4 o 5. Hay que intentarlo. En los municipios ha sido una experiencia maravillosa. A nivel regional y estatal debe ser la idea.

¿Ha afectado en algo de cara a la imagen de la ciudadanía todo el largo conflicto interno abierto en la antigua IUCM? ¿Se puede revertir?

C. A.: "La anterior federación ha sido un lastre, pero ahora muchos van a sumarse a este proyecto porque ven que es otra cosa distinta"

M.V. – Evidentemente ha afectado. Nos ha debilitado mucho en nuestra posición política. Hemos perdido muchas fuerzas en un debate interno muchas veces falseado. Se ha utilizado el identitarismo de forma muy demagógica, ha restado fuerzas que hubieran sido necesarias para la unidad popular, movilización. Hace dos años la federación madrileña de IU era motivo de disputa, discusión y vergüenza en el conjunto de IU en toda España. Se la vinculaba al escándalo de las tarjetas black, hoy podemos hacer un aporte y somos un referente en lo que ha sido la construcción de procesos de unidad popular. Gobernamos la capital del Estado, que es algo muy simbólico y nos enorgullece. Es un ejemplo de por dónde hay que seguir.

C.A. – Hace un año fíjate cómo estaba la federación. Nosotros no sabíamos si nos iban a expulsar de IU por hacer el proyecto de unidad popular en Ciempozuelos. Lógicamente la anterior federación ha sido un lastre. Hemos intentado desde dentro salvarlo pero ha sido imposible. Tuvimos que buscar otras maneras como la candidatura de unidad popular y ahora con esta nueva federación intentaremos ilusionar a la gente. Muchos van a sumarse a este proyecto porque ven que es otra cosa distinta. Los lastres del pasado quedan a un lado.

En cualquier caso, hay de momento 1.723 afiliados. Lejanos de la cifra de 5.000 que daba IUCM. Parece evidente que se ha perdido gente por el camino. ¿Están satisfechos con el proceso de reafiliación? ¿Se puede recuperar aún a la militancia perdida?

M.V. – Lo primero, había un proceso en IUCM muy viciado. Con mucha formalidad a la hora de afiliar y contar con más delegados pero que no correspondía a la realidad. Se ha hecho una demagogia tremenda. IU Madrid tiene hoy muchísima más fuerza de la que tenía hace unos años porque tiene una militancia mucho más real. Evidentemente en una crisis profunda ha habido mucha confusión y muchos buenos militantes que se han perdido por el camino. A ellos les tendemos la mano y seguiremos trabajando para que puedan incorporarse. No sobra nadie en este proceso. Pero fundamentalmente hay un enorme potencial en las cercanías políticas de IU que queremos incorporar. La crisis nos ha abierto una oportunidad que es única cuando además el país está cambiando.

C. A. – Lógicamente ha habido gente que se ha quedado por el camino. También es verdad que los anteriores censos no eran del todo fiables. Vamos a intentar sumar a gente poco a poco. En cuanto se vea que es un proyecto distinto mucha gente volverá o se sumará.

En algunas ciudades madrileñas hay cargos públicos que se presentaron por la antigua IUCM y otros que lo hicieron en candidaturas de unidad. ¿Se va a hacer algún registro de quiénes son las referencias de IU en la Comunidad?

M. V – Defenderemos nuestras siglas como ya dijimos hace mucho. No queremos que nadie utilice la confusión para un beneficio ajeno al proyecto político que decidimos colectivamente. Es un momento en general de muchos cambios y genera confusión. Ahora bien, quienes están en el día a día de la lucha social saben quienes están en este proyecto con esta línea y quiénes no. Seguiremos trabajando por clarificar. Hay un tanto por ciento en algunos municipios que será muy difícil superar hasta las próximas elecciones. Intentaremos superarlo. Trabajaremos con la máxima honestidad y el tiempo ayudará a ir borrando los últimos elementos de distorsión que todavía existen.

C. A. – Poco a poco y con información y pedagogía irá desapareciendo la confusión. Lo que pase con la marca tendremos que verlo. Pero sin duda este tema tendremos que trabajarlo para no confundir más a la gente. Ojalá se pueda solventar. En Ciempozuelos no tenemos ese problema porque IU se retiró y apostó por la unidad popular.

M. V.: "Si la apuesta política sale adelante, lo que menos me preocupa es la visibilidad de IU"

Respecto a labor municipal, ¿están satisfechos en IU con la visibilidad del trabajo del partido en las candidaturas de confluencia como Ahora Madrid y otras? ¿Hay más identificación de esas plataformas con partidos como Podemos?

M. V. – Nosotros trabajamos por cambiar las ciudades y el país. IU es un instrumento. Por tanto, la visibilidad es lo que menos nos preocupa. Si los procesos avanzan y podemos contribuir, esa es nuestra finalidad y compromiso. A mí que se tenga más o menos visibilidad no me preocupa, siempre y cuando la apuesta política salga adelante. Si se trabaja lealmente, más allá de que salgan reflejadas unas siglas y de tener un rédito a corto plazo, a largo plazo vale más. Eso es en lo que nos vamos a centrar.

C. A. – Creo que sí tenemos nuestro espacio. Es verdad que hay gente que me dice alcaldesa podemita. Otros, alcaldesa comunista, como un insulto. Hay gente desubicada o depende de cómo interese hacer la crítica te dicen una cosa u otra. Creo que el mensaje es que la gente de Podemos contribuye como la de IU o las mareas. Hay que tener altura de miras y espero que la gente lo valore. Al final es el trabajo lo importante. No creo que nadie capitalice el trabajo, al final somos las personas las que lo sacamos. E importa más el proyecto que las siglas.

1 Comment
  1. @carlosmagaro says

    Si se la vinculaba a las tarjetas black era de manera injusta y dentro de la permanente campaña difamatoria que ha sufrido IU siempre en los medios.
    A esto estamos acostumbrados los militantes de IU. Lo extraño y lo incomprensible es que desde la propia IU haya existido esa campaña despreciable del «partido Bankia», que tanto daño nos ha hecho.
    Y si IU ha tenido sus fallos y sombras en estos 30 y pico años hay que reconocerlo. Pero reconozcan también que Ahora Madrid, con sólo un año de vida, ya ha demostrado ser además de inoperante para la clase trabajadora un nido de anticomunismo. En un año.

Leave A Reply

Your email address will not be published.