Dirigentes de IU confían en que Podemos reabra el debate sobre la confluencia

0
PodemosIU
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, junto a Alberto Garzón, diputado de IU, en una reunión mantenida el pasado 18 de febrero. / EFE

La relación entre IU y Podemos ha sido complicada desde la misma fundación del partido morado. No hay que olvidar que tanto el propio Pablo Iglesias como otros dirigentes o cuadros vienen de IU. La confluencia entre ambas fuerzas se bloqueó el pasado mes de octubre tras varios meses de intentos de muchas formas, incluyendo a la plataforma Ahora en Común. Podemos sí llegó a acuerdos con IU en Galicia y Cataluña y a punto estuvo de hacerlo también en Valencia. Oficialmente las posiciones no han variado. Desde Podemos siguen tendiendo la mano a Alberto Garzón y otras personas para sumarse a la “herramienta de cambio” que supone el partido morado. Desde IU, apuestan por una confluencia con todos los actores políticos desde “el reconocimiento mutuo” y rechazando la integración. Sin embargo, desde IU varios dirigentes consultados por cuartopoder.es confían en que ante una hipotética pero cercana repetición electoral, puedan surgir voces en Podemos que reclamen una reapertura en el debate sobre la confluencia. En este contexto, como ya apuntaban algunas fuentes de la coalición de izquierdas en el mes de septiembre, Íñigo Errejón y otros dirigentes afines se mostrarían más reacios a una unión con IU que algunos más cercanos a posiciones de Iglesias.

Publicidad

Ya ante la destitución de Sergio Pascual como secretario de Organización de Podemos y la pérdida de influencia interna de Errejón algunas fuentes de IU consideraban que se podría abrir una nueva etapa también en la relación con su partido. Los esfuerzos se centran ahora en las negociaciones de investidura y no hay contactos para estudiar la situación ante unas nuevas elecciones, según fuentes de ambos partidos. El propio Errejón negó ayer en rueda de prensa que el tema se hubiera tratado en la dirección de Podemos. Según explica un cargo importante de IU, conocedor de las negociaciones llevadas a cabo hace meses, “en ambas organizaciones hay los mismos muros que antes” y “hay dos posiciones en cada una de las organizaciones”. El escepticismo de un sector de IU como Izquierda Abierta o dirigentes cercanos a Cayo Lara es más conocido. Pero las posiciones en Podemos permanecen más soterradas. Fuentes del sector afín a Garzón destacan en primer lugar que su posición sigue siendo la misma y que su intención no es reabrir la discusión en estos momentos. Aunque están convencidos de que en Podemos el debate sobre la confluencia se ha dado siempre. La diferencia es que ahora puede haber “más ruido interno”, es decir, que se pueden mostrar de forma pública “algunas grietas” por las que salgan diferentes opiniones al respecto. El tiempo para negociar en este caso sería mucho menor que para las pasadas generales, algo que para uno de los dirigentes consultados vendría incluso mejor para el proceso. Otro dirigente conocedor de las relaciones entre ambos partidos destaca que el debate en Podemos se va a dar seguro, sobre todo tras la publicación de encuestas electorales que marcan subida de IU.

Sectores como Anticapitalistas llamaron poco después del 20-D a que Podemos se reforzara con más actores políticos, nombrando expresamente a IU-UP. Los estatutos de Podemos aprobados en Vistalegre no permiten formar coalición con ninguna fuerza a nivel estatal por lo que o se debería buscar una fórmula alternativa o bien desde Podemos podrían modificar ese punto con alguna consulta a sus inscritos. Sobre la relación con IU, señaló ayer Errejón lo siguiente: “Somos fuerzas políticas diferentes, que tenemos hojas de ruta diferentes. Creemos que hay una mayoría popular que puede refundar España poniéndola al servicio de los intereses de la gente sencilla y común. Esa mayoría popular comparte ideas de sentido común y viene de lugares diferentes. No todas vienen de haber votado a opciones de izquierdas”. Para el secretario político de Podemos, “hay muchos compañeros en IU que seguramente serían muy valiosos para la construcción y la expansión del movimiento de cambio”, aunque insistió en las “hojas de ruta diferentes”. “Hay quienes quieren aumentar la izquierda y quienes quieren construir un pueblo”, afirmó. En cualquier caso señaló que el concepto de “transversalidad” no excluye a nadie ni a “posibles acuerdos puntuales”.

En el fondo del debate, la llamada “transversalidad” táctica de Podemos y la ruptura con el eje “izquierda-derecha” que ha formado parte del discurso del partido desde sus inicios. Un estilo defendido por Iglesias pero creado principalmente por Errejón y otros dirigentes afines. Curiosamente durante estos últimos días algunos de ellos han reflexionado públicamente sobre este aspecto insistiendo en esta idea. Jorge Moruno, responsable de discurso del partido, escribía el pasado 27 de marzo en su canal de Telegram un texto señalando que “la superación del eje izquierda-derecha y apostar por el eje arriba-abajo, no es un disfraz, no es un velo que oculta una esencia”. Para Moruno, esto es “el resultado de un intenso análisis del estado de las cosas, del estudio de las transformaciones en nuestro país y de las posibilidades de cambio democrático”. Considera este dirigente, que “el retorno a las posiciones pre-15M supondría un retroceso, una involución cultural y política que nos devolvería a posiciones marginales, esto es, incapaces de alcanzar los objetivos propuestos”. “Cambio de eje, transversalidad y centralidad, siguen siendo la masa madre del cambio político y social para la gente de abajo”, concluye.

Otro dirigente, Eduardo Maura, diputado y secretario político en Euskadi difundió ayer otro texto en la misma línea. “Hay quien dice que la transversalidad es ambigua y moderada. No es cierto: en realidad es más radical y avanzada. Radical porque aborda de raíz la diversidad social y de experiencias individuales y colectivas de la crisis; avanzada porque no tiene miedo de dejar atrás los lenguajes de siempre con los que tan cómodos nos sentíamos”, señala una de sus partes. Además, el lunes cargos del partido como Ramón Espinar, senador y diputado autonómico por Madrid, y Emilio Delgado, diputado madrileño y exsecretario de organización autonómico, mostraron sus diferencias respecto a las posiciones de Garzón.

Leave A Reply

Your email address will not be published.