El PCE apuesta por romper con la Unión Europea y salir del Euro

Garzon-XX-Congreso-PCE
Garzón interviene en el XX Congreso del PCE. / @elpce (Twitter)
Actualización de las 20:30 horas con información de la jornada de la tarde

El PCE ha celebrado hoy la primera parte de su XX Congreso en Madrid. En él, los 351 delegados comunistas provenientes de todo el Estado han decidido cuál es la propuesta que defenderán en la XI Asamblea Federal de IU que tendrá lugar en junio y cuál será la relación del PCE con IU, con la izquierda en general y cómo construir la unidad popular. Además, han aprobado defender la ruptura con la Unión Europea y salir del Euro. De esta manera el PCE «asume que tanto la Unión Europea como el Euro son irreformables, dado que se han construido sobre los valores y los principios del capitalismo, para servir los intereses del poder económico y financiero». Por lo tanto la única opción que contempla el PCE es «la salida de esta Unión Europea y construir una alternativa». Esa ruptura significaría la recuperación de la soberanía política y económica del Estado y, una vez recuperada esa soberanía, los comunistas apuestan por la creación de «otro proyecto de integración europea, una alternativa anticapitalista» junto a los países «más castigados por la deuda».

Publicidad

Otra de las decisiones que se han adoptado durante este congreso es la apuesta porque de la XI Asamblea de IU salga un movimiento político y social que definen como «un instrumento de elaboración con mecanismos de participación directa, volcada en la acción social, con órganos ágiles y horizontales más de coordinación que de dirección vertical». Además, el PCE defenderá en el cónclave de IU un «proceso de desarrollo y consolidación de la más amplia unidad popular», hasta conseguir «espacios de elaboración y acción junto aquellos que apuestan por confrontar con el sistema: sindicalistas, feministas, ecologistas, republicanos… De manera que se integren en la propuesta de avanzar hacia la construcción de un nuevo país desde un programa de unidad popular». El PCE también apuesta por una «revolución democrática» que inicie un «proceso constituyente frente a la reforma constitucional que defienden los partidos del sistema».

Garzón no quiere una IU para favorecer gobiernos del PSOE

El diputado de IU-UP y candidato a coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha participado en el XX Congreso del PCE. «Yo no quiero que el PCE se vuelque en IU para favorecer gobiernos del PSOE, yo quiero que el PCE se involucre en IU para ser parte de la ruptura democrática», asegura el diputado, en un discurso en el que ha subrayado la importancia del PCE para crear una alternativa «al actual régimen de 1978». «El instrumento de IU tiene que ser adaptado para ser un instrumento de intervención social plural, diverso, en el que el PCE vuelca toda su capacidad, pero donde el PCE mantiene su análisis, su debate ideológico, su autonomía y su propia identidad en el mejor de los sentidos», valora Garzón sobre la relación del PCE con IU.

Garzón resalta la historia del PCE que hoy cumple 39 años desde que fue legalizado. Dice que los comunistas mantienen «el hilo rojo de la historia» vivo y que son imprescindibles para logar una sociedad «socialista, ecologista y feminista».  «El objetivo no es buscar gobiernos de izquierdas, el objetivo va mucho más allá, es crear una sociedad socialista, es empoderar a nuestra clase trabajadora y concienciar de que lo importante es romper con el capitalismo», asegura el diputado malagueño, que añade: «El comunismo significa un horizonte, una utopía, por la que ha luchado y ha muerto mucha gente, por la que se ha derramado mucha sangre, y queremos seguir construyéndola».

Cayo Lara recuerda: «Llegamos a 1.700.000 votos en 2011»

Por su parte, el actual coordinador federal de IU, Cayo Lara, también ha subido al escenario del XX Congreso del PCE. «Este es el último congreso en el que participo como coordinador federal de IU», informa, recordando: «Fue el PCE el que me impulsó a ser coordinador federal de IU y le estoy muy agradecido». También ha hecho memoria sobre cómo él se negaba en un principio a asumir el cargo. «Ahora que veo que Felipe Alcaraz está ahí sentado recuerdo cómo cuando yo le decía que yo no valía para coordinador, pues yo no tengo carrera universitaria, yo soy un campesino,  Felipe me decía: tú vales para un par de millones de votos. Llegamos a 1.700.000 votos en 2011. Y las encuestas de 2013 nos decían que estábamos cerca de los 3 millones y medio de votos», recuerda Lara. «Después nos salió un competidor, nos quedamos con un millón, y hay muchas propuestas nuestras que yo sigo sin verlas en boca de otros», dice, en clara alusión a la aparición de Podemos.

Lara ha hecho un discurso emotivo, en tono de despedida. Ha recordado su trayectoria como militante comunista en el campo y cómo cuando los comunistas llegaron al Ayuntamiento de Argamasilla de Alba, donde él fue el alcalde, llevaron a cabo, ya en los 80, medidas políticas en favor de la Memoria Histórica y de la separación de la Iglesia y el Estado. Lara ha finalizado su intervención homenajeando a los valores del comunismo: «Mientras haya injusticias, habrá comunistas, y mientras haya gente que es comunista, seguirá habiendo esperanza en el mundo».

centellapce
El secretario general del PCE, José Luis Centella, inaugura el XX Congreso del Partido en Madrid. / PCE

Centella: «No vamos a dejar IU ni a entregarla, sino a recuperar sus principios fundacionales»

El secretario general del PCE, José Luis Centella, inauguró esta mañana el XX Congreso del PCE. Centella ha defendido que el PCE no se plantea «ni abandonar IU, ni entregársela a nadie», sino que están «dando la batalla por Izquierda Unida, por recuperar sus principios fundacionales, porque sea realmente un movimiento político y social y que se implique también en la configuración de un amplio bloque social y político de unidad popular». Además, el líder comunista cree que IU y el PCE no se deben conformar con «situarse en la izquierda del sistema», sino que tienen que generar una verdadera «alternativa al sistema». Centella cree que IU tiene que ser una apuesta «rupturista» con el sistema político y social surgido desde el año 1976 al 1982. Para el secretario general del PCE, además, «en IU se encuentra lo mejor de la izquierda española», pero también es consciente de que «fuera de IU también hay mucha gente con la que necesitamos converger para generar la más amplia unidad popular», así como que «esta convergencia necesita organizarse en un debate abierto y amplio donde no sobra nadie sino que, por el contrario, falta mucha gente». Para construir este «bloque político y social» alternativo, para conseguir una amplia unidad popular, el dirigente apuesta no sólo por el encuentro con otras fuerzas políticas, tal y como explicó en una reciente entrevista con cuartopoder.es, sino también por construirla «en el trabajo diario en el conflicto social, en la batalla contra la patronal, en la defensa de los derechos sociales y laborales que nos están robando» y, para esto, «se necesita un PCE fuerte, organizado, activo y capaz de alcanzar las más amplias alianzas sociales y políticas», dice Centella.

«Lo que necesitamos es asumir el reto de disputar la hegemonía ideológica, política e institucional al neoliberalismo y por tanto ganar la batalla frente al capitalismo, frente al autoritarismo, en defensa de la clase trabajadora, de una democracia real, participativa, de una política de solidaridad y paz», valora el dirigente comunista. Disputar la hegemonía en un momento político y social complicado para Centella: «Somos conscientes de que la correlación de fuerzas es desfavorable, de que no son buenos tiempos para la movilización, pero ello no nos puede llevar a asumir la derrota  y buscar cobijo en el sistema». «El capitalismo no consigue resolver sus contradicciones de una forma que le permita mantener sus altas tasas de beneficios y por eso necesita aumentar su capacidad de explotación, tanto de las personas como de los recursos naturales del planeta, por ello muestra su cara más cruel», valora Centella, añadiendo: «El capital trata de consolidar su dominio en la Unión Europea con una política cada vez más autoritaria, racista y neoliberal, al mismo tiempo lanza una ofensiva en América Latina que pretende derrotar a los procesos de transformación iniciados a final del siglo pasado». Frente a esto, el secretario general del PCE asegura: «Estamos de acuerdo en proclamar que la Unión Europea es irreformable, y que por lo tanto en el marco de la llamada Europa del Euro es imposible realizar políticas sociales».