Organizaciones pro-refugiados denuncian la actitud «miserable» del Gobierno

concentracionrefugiados
Cartel utilizado en varias ciudades para llamar a la movilización por los refugiados.

El anuncio del Gobierno en funciones en boca del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, de que el Estado español está ultimando la llegada de 200 personas refugiadas no satisface a las organizaciones y plataformas ciudadanas que trabajan y pelean por sus derechos. De esta manera, el Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy revisa al alza el número de plazas de acogida para refugiados que había anunciado el mes pasado, 467, pero la cifra sigue siendo muy inferior a las 18.000 personas que se había comprometido a reubicar el pasado mes de septiembre. De momento, a España sólo han llegado 18 refugiados, cifra que los colectivos implicados consideran "miserable".

"Los presupuestos del 2016 son suficientes para acoger a la mitad de los 18.000 refugiados que se habían comprometido para dos años, no hay problema en ese sentido", asegura al respecto Estrella Galán, secretaria general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que matiza: "Tenemos la capacidad de acoger todas las personas que queramos, y si económicamente hace falta más esfuerzo, se aprueban unos presupuestos extraordinarios". "Es cuestión de voluntad política", añade Galán.

Publicidad

CEAR es una de las organizaciones, junto a otras como ACCEM y Cruz Roja, que trabaja con personas solicitantes de asilo y refugio en el Estado español. De hecho, la mayoría de las personas que serán acogidas pasarán a centros gestionados por estas ONG. "El Gobierno nos comunica cuántas personas van a cada plaza de acogida y nosotros gestionamos su recibimiento en nuestras plazas", explica Galán. "Hay plazas propias de cada ONG financiadas por el sistema de acogida español y luego hay plazas oficiales, dependientes de las instituciones públicas directamente, como las de Vallecas, Alcobendas, Mislata y Sevilla", prosigue la secretaria general de CEAR. Galán reitera que "es cuestión de voluntad política". "Se podrían ampliar los presupuestos para esta materia, si esa voluntad existiera, para acoger a más refugiados, pero ni siquiera estamos llegando a la cantidad de personas prevista en un primer momento y a la que se comprometió el Gobierno", denuncia. Esta cantidad es la de 18.000 refugiados en los años 2016 y 2017.

No sólo estas organizaciones se han puesto manos a la obra para ayudar y paliar los efectos de la dramática situación de los refugiados sirios que intentan vivir en la Unión Europea, también muchas plataformas ciudadanas y redes solidarias de acogida han surgido en muchas ciudades. En Madrid, la Red Solidaria de Acogida "empezó a funcionar cuando nos dimos cuenta de que la gente llegaba a la Estación del Sur, en Méndez Álvaro, y se quedaba allí, en las zonas colindantes, porque no sabía dónde ir". Ana Ola Orero, una de las portavoces de la red madrileña, cuenta cómo funciona a cuartopoder.es. "Estuvimos un mes acogiendo en casas a estas personas, ayudándoles a gestionar su estancia personal en España hasta que seguían su camino rumbo a Alemania", explica Orero, que narra que "desde los atentados de Francia se complicó la cosa con el cierre de fronteras, igual que ahora, para que estas personas puedan seguir su camino".

Desde la Red Solidaria de Acogida de Madrid también ejercen la presión social y política a las instituciones para mejorar las condiciones de los refugiados. "También ejercemos presión al Ayuntamiento, aunque es la única institución que nos ha hecho caso y abrieron una sede para que se quedasen estas personas, un centro específico de estancia temporal", prosigue y añade que "ahora estamos encargándonos más de acompañamientos, de asesorarles  y de la acción directa". Esta activista también considera que "el Gobierno debería implicarse mucho más en este tema" y que "podrían venir muchas personas más".

Desde Zaragoza atiende a este medio Roberto Asensio, de la Red de Ayuda al Refugiado de esta ciudad. "Es irrisorio, es una ñapa del Gobierno para evitar cumplir lo que le exigió la Unión Europea y la ciudadanía española", valora este activista sobre la cantidad de refugiados que, de momento, parece que llegará a España en los próximos meses. "Creo que debería haber alguna respuesta más seria", añade. Asensio asegura que Zaragoza está preparada para que lleguen los refugiados. "En Zaragoza hay un protocolo de las instituciones para la acogida de los refugiados. El protocolo se ha redactado por el Gobierno de Aragón y lo llevará a cabo ACCEM y Cruz Roja. Los profesionales harán el seguimiento de las personas que lleguen, en el caso de que vengan, y no va a pasar, de momento, que los ciudadanos acojan en sus casas", cuenta y explica que hay pisos tutelados, "donde se les hará un seguimiento psicológico que ofrecen las organizaciones en coordinación con las instituciones". "Nosotros vamos a ofrecer acompañamiento, ese lado más humano al que las instituciones no llegan", comenta Asensio sobre la labor de la Red de Ayuda al Refugiado de Zaragoza de la que, dice, "forman parte 3.000 personas a través de Facebook y luego hay varias personas que se encargan de tareas concretas como la sensibilización, la recogida para envíos de ayuda humanitaria…"

Protestas contra el acuerdo UE-Turquía

Más de una decena de ciudades celebrarán concentraciones esta tarde protestando en contra del acuerdo firmado por la Unión Europea y Turquía. Bajo el eslogan 'Toma la plaza por los refugiados', plataformas ciudadanas de distintas ciudades convocan a las 18 horas movilizaciones de 24 horas, concentraciones que previsiblemente se convertirán en acampadas o veladas. En Madrid, la concentración tendrá lugar en la Puerta del Sol, en Sevilla en la Plaza Nueva, en Bilbao en las puertas del Ayuntamiento, en Zaragoza en la Plaza de España, en Teruel también en la Plaza del Ayuntamiento... "Son convocatorias impulsadas por la ciudadanía, pero las organizaciones las apoyamos y estaremos presentes", explica Galán, la secretaria general de CEAR.

Además, cuatro diputados de Podemos-En Comú Podem-En Marea mantienen una huelga de hambre desde hace una semana para protestar contra la política comunitaria y, en concreto, contra las decisiones del Gobierno español en relación con los refugiados. Los representantes políticos que llevan a cabo la protesta son Pedro Arrojo, Jorge Luis Bail, Eduardo Santos y Miguel Anxo Fernán Vello. De esta manera pretenden hacer visibles las movilizaciones que comienzan hoy a las 18 horas, cuando terminarán su ayuno.