Quién es quién en el 'gobierno del cambio' de Pedro Sánchez

sanchez_equipo_gobierno_PSOE_efe
(De izda. a dcha. y de arriba a abajo) Pilar Cancela, José Enrique Serrano, Nuria Parlón, Pedro Sánchez, Meritxell Batet, Ángel Gabilondo,Teresa Ribera, Jordi Sevilla, Luc André Diouf, Carmen Montón, Gregorio Cámara, Margarita Robles, Patxi López, María González Veracruz, Rafael Bengoa, Ana García D’Atri y Silvina Bacigalupo, durante la foto de familia del «gobierno del cambio» que el secretario general y candidato del PSOE a presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó el pasado domingo en Barcelona. / Alberto Estévez (Efe)

Viejos conocidos y nuevos desconocidos, hombres y mujeres, blancos y negros (uno), militantes e independientes. Es probable que no sean los mejores, pero Pedro Sánchez los ha elegido porque son buenos, y los ha presentado como su equipo de gobierno ante las elecciones del 26J, adornándolos con los mejores atributos: “Solventes, limpios, progresistas, dialogantes, trabajadores, decentes”. De sus 19 fichajes dijo el domingo en Barcelona que son “el equipo que más se parece a España”, un grupo “intergeneracional y paritario”. Llama la atención que algunas áreas vitales y de competencia exclusiva del gobierno central como Interior y Defensa carezcan de candidato asignado. ¿Quiénes son los que están? ¿De dónde proceden? ¿Cuáles son virtudes? ¿Podemos confiar en ellos? ¿Les dejaría usted las llaves de su casa?

Publicidad

En materia económica y social, la que más preocupa a los españoles, Sánchez cuenta con “viejos conocidos”, que diría Mariano Rajoy, como Jordi Sevilla, quien fue ministro de Administraciones Públicas con José Luis Rodríguez Zapatero, al que enseñó algunos conceptos básicos de economía y finanzas. Sevilla abandonó unos meses antes de las elecciones de diciembre pasado un puesto bien remunerado en el sector privado para colaborar con el candidato del PSOE en el empeño de desalojar al dúo del rescate bancario y la amnistía a los evasores y defraudadores, es decir, Luis de Guindos y Cristobal Montoro.

Con ese economista de 57 años que durante una década fue el portavoz parlamentario del grupo socialista en materia económica colaborará desde la moderna “diplomacia económica” el también experimentado Josep Borrell, del que su competidor interno en las primeras primarias de la historia del PSOE, Joaquín Almunia, dijo que era “un jacobino del carajo”. Almunia perdió las elecciones internas como candidato a la presidencia del Gobierno frente a Borrell. Aquello ocurrió en mayo de 1998, hace ya dieciocho años, pero Borrell se entretuvo en tecnicismos contables y fracasó en su primera confrontación con el entonces jefe de gobierno, José María Aznar. Después de estrellarse con “el devengo”, El País publicó un chanchullo fiscal en la compra de un piso en Barcelona y el que fuera secretario de Estado de Hacienda, un auténtico látigo contra la elusión y la evasión, se cayó con todo el equipo y dimitió. Entonces Almunia recuperó el mando, alcanzó un acuerdo programático con IU para las elecciones del año 2000, y demostró que podía ser un perdedor nato.

Ahora, cuando muchos situaban a Borrell en el retiro político y el disfrute intelectual después de su último puesto como director del Instituto Europeo de Florencia, al que España aporta medio millón de euros cada año vía Presupuesto, se ha vuelto a calzar las botas de siete leguas para hacer país en Bruselas o donde haga falta si el 26J resulta propicio. Por si acaso su fama de centralista o jacobino opera en perjuicio de Sánchez (en su último libro cuantifica el daño económico que se derivaría de la independencia de Cataluña), prefirió alzar el vuelo (de viaje al extranjero) y no posar en la foto de familia con el resto del equipo en Barcelona.

En el área económica de la escuadra figura Teresa Ribera como responsable de energía y cambio climático. Fue secretaria de Estado de esta materia en el último gobierno de Zapatero y, como tantos otros altos cargos, experimentó la atracción de la puerta giratoria y fichó en 2012 por el fabricante de paneles solares Isofotón, para encargarse de la división de nuevos mercados, hasta que se incorporó al Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI) de Francia, del que es directora. El mencionado IDDRI es un influyente think tank que asesora a los ministros franceses Ségolène Royal y Laurent Fabius ante la decisiva cumbre del clima que se celebrará en París a finales de 2016.

Otro fichaje con talla pregubernamental es el de Pilar Cancela en materia de Agricultura, Ganadería y Pesca. A sus 49 años, la gallega Cancela posee la experiencia administrativa que le ha proporcionado casi una década (2000 a 2009) como secretaria general del Consejo de Relaciones Laborales y después directora general de la materia en la Xunta de Galicia, y la valía política que le ha permitido alcanzar la secretaría de organización del PsdG-PSOE. Si además de los sectores tradicionales, consideramos la Ciencia y su aplicación tecnológica como elementos medulares de la economía, adquirirá gran peso y responsabilidad la bioquímica de 37 años María González de Veracruz, a la que Zapatero la llamó en 2008 para que formara parte de la Ejecutiva del partido y desde 2011 es diputada por Murcia.

Frente anti corrupción

De la importancia que el candidato del PSOE a La Moncloa concede a la probidad y la honradez en la gestión pública, siempre penetrada por intereses privados, da cuenta la elección del exlehendakari y actual presidente del Congreso, Patxi López, como encargado de impulsar la “regeneración democrática”. El hijo de Lalo López Albizu, un veterano socialista vasco que sufrió el destierro y luchó en la clandestinidad por los ideales socialistas, percibe hoy en día un sueldo tan alto como el presidente del Poder Judicial y superior al del jefe del Ejecutivo, sin que ello quiera decir que sus méritos y dedicación sean menores y que el alto estipendio sea incompatible con la lucha anticorrupción.

En ese empeño de combatir la corrupción, Sánchez cuenta además en el orden jurídico con Silvina Bacigalupo, catedrática de Derecho Penal y con una dilatada trayectoria en el ámbito del derecho penal económico. Los proyectos de investigación nacionales e internacionales en materia de transparencia, buen gobierno y prevención de delitos económicos, en los que ha participado han sido clave en las recomendaciones de la OCDE para la prevención de la corrupción.

Como responsable de la administración general del Estado ha colocado a José Enrique Serrano, quien a sus 67 años acumula conocimientos, secretos y experiencias para saber qué rueda se ha pinchado antes de que se desinfle el neumático. Siempre en un discreto segundo plano, colaboró con Narcis Serra de vicepresidente y se convirtió en «fontanero mayor» del reino como jefe de gabinete de los presidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Aunque el 20D sufrió la misma suerte que Eduardo Madina y no salió elegido diputado por Madrid, Sánchez lo integró en el equipo de negociación del pacto de investidura y desea contar con él en el futuro gobierno, lo que demuestra que la experiencia es un grado y ratifica la validez del lema: “Saber para vencer”.

Personalidades de prestigio

En las dos áreas más queridas de los socialistas, como son la Educación y la Sanidad, el presidenciable cuenta con dos personalidades de gran prestigio: Ángel Gabilondo y Rafael Bengoa, respectivamente. Del exrector de la Universidad Autónoma de Madrid, expresidente de la Conferencia de Rectores (único elegido por unanimidad), exministro y actual portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid vale reseñar que estuvo a punto de lograr el pacto educativo en 2011 y que sus planes de extensión de la Formación Profesional son exhibidos ahora como un logro del PP. Bengoa, por su parte, fue consejero de sanidad con Patxi López, rechazó el copago y la exclusión de los inmigrantes indocumentados del sistema vasco de salud, como decretó el Gobierno de Rajoy con Ana Mato de ministra del ramo, y ha sido asesor del presidente Barack Obama en la creación y puesta en marcha del sistema público de salud estadounidense.

Con la incorporación de la magistrada del Tribunal Supremo Margarita Robles, el candidato socialista ha conseguido dos objetivos: cubrir el segundo puesto de la lista de Madrid al Congreso y contar con una persona valorada en la magistratura como ministrable de Justicia. Más allá de su experiencia como “viceministra” de Interior del último gobierno de González, su decisión de volver a la política emana de la necesidad de poner pie en pared ante el avance de la injusticia social y la desigualdad.

En algunos frentes tan lacerantes como la desigualdad de género, Sánchez contará con la actual consejera del gobierno autonómico valenciano Carmen Montón, secretaria adjunta del grupo socialista con Antonio Hernando de portavoz. En inmigración, quiere guiarse de los conocimientos de Sami Naïr y la experiencia vital de Luc Andrè Diouf. Naïr nació en Argelia en 1964, es catedrático de Ciencias Políticas en la Universidad París VIII y director del Centro Mediterráneo Andalusí (CMA) de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Su último libro, sobre el derrocamiento del poder mafioso en Túnez, punto de arranque de la Primavera Árabe, fue presentado en Madrid por el expresidente González.

Por su parte, Andrè Diouf, nacido en 1965 en Joal (Senegal), aporta su larga experiencia de lucha por los derechos humanos de los inmigrantes como cofundador de la asociación de senegaleses y presidente de la Federación de Asociaciones Africanas en Canarias, coordinador de los centros de información de los trabajadores extranjeros en Canarias de CCOO y secretario de inmigración del sindicato en las islas. También ha sido presidente del Foro Canario de Inmigración y ha impulsado y coordinado la ejecución de proyectos de cooperación en Senegal, Ghana, Nigeria, Sierra Leona, Gambia, Mauritania, Santo Tomé y Príncipe.

Con ellos deberán contar la futura ministra de Asuntos Sociales (o quizá de Empleo) Nuria Parlón, de 42 años, alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet desde 2009 y ganadora por mayoría absoluta de las elecciones municipales del año pasado. Digna sucesora de Manuela de Madre, probablemente a muchos vecinos no les guste su traslado de residencia. Las urnas decidirán. Y de ellas dependerá asimismo la recuperación de la exdiputada por Guadalajara y experta en Seguridad Social, Magdalena Valerio, a quien Sánchez encomendará la reconstrucción del pacto de Toledo y los planes para garantizar las pensiones presentes y futuras.

Finalmente Sánchez quiere contar con la cabeza de lista por Barcelona, Maritxell Batet, en su Ejecutivo. Ella ha coordinado el programa electoral desde la Ejecutiva del PSOE y ha formado parte de la comisión negociadora para la investidura fallida. Posee además una comunicación directa y permanente con la dirección del PP a través de su marido, José María Lasalle, actual secretario de Estado de Cultura y diputado por Cantabria. Lassalle, otrora inspirador y logógrafo de los discursos de Rajoy, y Batet, diputada por Barcelona desde 2004, se conocieron en el Congreso, descubrieron su afición común a la poesía, se enamoraron, se casaron en 2005 y tienen dos hijas. Para relevar al cántabro del PP en Cultura, Sánchez ha integrado en su equipo a Ana García D’atri, periodista y antigua editora de Ediciones B (Grupo Z).

Aunque tanto Batet como Robles y otros miembros del equipo y de fuera tienen mucho que aportar sobre la reforma de la Constitución, el líder socialista ha encomendado al constitucionalista Gregorio Cámara Villar, diputado por Granada, las funciones que hace más de 37 años realizó aquel otro Gregorio (Peces Barba). Cámara es catedrático de la Universidad de Granada y coautor de la propuesta federal de reforma de la Carta Magna. Nacido en Torredonjimeno (Jaén) hace 62 años, es también el único andaluz del grupo de ministrables del candidato del cambio en su empeño de alcanzar el gobierno. De momento, como en la fábula del perro que perseguía su rabo hasta que se cansó y se tumbó y entonces lo descubrió y lo mordió con avidez, estremeciéndose de dolor, hay más emoción en la persecución que en la captura.