Rajoy volverá a declinar presentarse a la investidura si no suma votos suficientes

El candidato del PP a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, llegando ayer por la tarde al Ayuntamiento de El Ejido (Almería). / Carlos Barba (Efe)
El candidato del PP a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, rodeado de simpatizantes, ayer, a su llegada al Ayuntamiento de El Ejido (Almería). / Carlos Barba (Efe)

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, está "animado" y "sale a ganar y a gobernar", señalan desde su entorno, pero sus más íntimos subrayan que el presidente tiene muy claro que "si no consigue los votos para sacar adelante su investidura, volverá a declinar la invitación del Rey Felipe VI para presentar su candidatura  ante las Cortes Generales." 

El entorno del líder del PP asegura que "Rajoy se niega a presentarse tan sólo para que corra el calendario". El calendario, como subrayan sus allegados, ha corrido los últimos meses y no ha servido para gran cosa. Por tanto, consideran que, si hay algo que tiene claro Rajoy, es que, de producirse un resultado tan incierto como el de las pasadas elecciones del 20D,  intentará sumar, pero si, como en esta última ocasión, no logra los apoyos, "volverá a declinar, como ya hizo la primera vez".

Publicidad

Aunque públicamente el presidente del Gobierno en funciones ha reiterado que está convencido de que será presidente de un Ejecutivo que se formará con relativa celeridad, incluso antes del 1 de agosto, lo cierto es que en el PP temen que se repita un resultado similar al producido por las urnas el 20D y que eso vuelva a generar una situación de bloqueo. Por ello, pretenden intensificar su mensaje durante la campaña: llamar al voto de centro-derecha, para evitar que una coalición de izquierdas llegue al poder.

En esa línea van ya los discursos de los principales dirigentes populares: evitar que lo que califican de Frente Popular alcance el poder. Un mensaje que ya pusieron en marcha en la pasada campaña, pero en el que ahora pretenden profundizar, porque, en palabras de uno de sus dirigentes, "el pacto de Podemos e IU hace que ese riesgo sea mucho más real en esta ocasión". Por eso, volverán a echar mano del 'voto del miedo', con más intensidad porque, según la dirección del PP, "hay más motivos para tenerlo en las elecciones del 26-J".