IU quiere una campaña lo más unitaria posible con Podemos

Campaña-Podemos-IU
Alberto Garzón, candidato de IU-UP, junto a Pablo Iglesias, secretario general de Podemos celebrando el acuerdo alcanzado el pasado 9 de mayo. / Dani Gago (Podemos)

Los equipos de campaña de IU y Podemos comenzarán esta semana a diseñar la estrategia de cara a las elecciones del 26-J. En el acuerdo alcanzado entre ambas formaciones se estipula que cada formación aportará sus recursos para su propia campaña, que ésta será diferenciada pero que habrá actos conjuntos. El Plan de Campaña de IU está avanzado pero aún pendiente de aprobar en los órganos correspondientes. En este sentido, fuentes de la dirección de IU señalan a cuartopoder.es que entienden que “el eje fundamental tienen que ser los elementos comunes porque lo interesante del proceso y la idea fuerza es ir todos juntos”. De todas maneras esta unidad se complementa con la “diversidad”, la “autonomía” de cada organización además de la “complementariedad” de ambas. Esos elementos comunes no están cerrados por el momento. Más allá de los actos políticos comunes, IU aportará algunas ideas como realizar materiales, elementos gráficos, lemas o campañas de redes conjuntas.

Anuncio

Publicidad

Cada organización tendrá sus propios equipos, presupuestos y planes de campaña. A partir de ellos se generarán enlaces entre Podemos e IU para negociar los elementos conjuntos. Los actos comunes no están todavía cuantificados y desde IU destacan que no tiene por qué ser sólo con la presencia de Alberto Garzón o Pablo Iglesias. La dirección de IU considera importante que tenga un sentido global la elaboración de las agendas. Es decir, que dentro de que cada partido tenga una agenda de actos propia,haya una idea coordinada para, por ejemplo, no contraprogramarse en determinadas ciudades o barrios. “A lo que queremos tender es a que, aunque haya dinámicas y campañas propias, vayamos elaborando y avanzando hacia lo común”, afirman las fuentes consultadas.

ticketea

En IU consideran que las particularidades y las políticas autónomas se deben percibir como algo positivo ante posibles ataques de los adversarios políticos. “La diversidad es algo positivo siempre que sea complementaria y no contradictoria”, afirman. Un tema importante a resolver será la presencia y visibilidad de Garzón en los debates televisivos. Menos preocupa en IU el asunto de las redes sociales, al que le dan importancia. “Cada partido tiene sus redes y son complementarias. Pero se trata de que ambos equipos se coordinen para hacer acciones conjuntas y que haya cierta interlocución como hicimos el día del acuerdo”, destacan.

Desde IU recuerdan que su objetivo político para la confluencia siempre ha sido el del reconocimiento. Algo que pasaba porque los votantes se sintieran cómodos dentro de la coalición y acompañaran en el proceso. “En esta idea estamos planteando toda la lógica de la campaña. Tenemos que combinar que nosotros podamos dirigirnos a nuestra propia base, tanto organizada como no organizada, y electorado con acciones conjuntas”, explican.

Respecto a la parte diferenciada de IU pretenden “recoger lo mejor de la campaña del 20-D”, ya que fue valorada de forma muy positiva internamente. “Hay que seguir con la dinámica de una campaña muy activista, que permita niveles de autoorganización desde la base para articular muchas ideas desde abajo”. Apostarán también por un protagonismo coral, no sólo de Garzón, con especial hincapié en los candidatos de aquellas provincias que puedan salir, entre 8 y 13. También tendrán presencia relevante otros dirigentes de IU como por ejemplo Marina Albiol, entre otros, tal como sucedió en la anterior campaña.

Ligeros cambios en las listas y nuevas incorporaciones

Por otra parte, esta noche se cierra el plazo para inscribir las listas en la Junta Electoral con pocas incógnitas que despejar. A la candidatura conjunta, por parte de Podemos, se incorporarán Manolo Monereo en Córdoba, la periodista Rosa María Artal como número 2 en Zaragoza o el sindicalista Diego Cañamero como 1 en Jaén. Las bajas más significativas serán las de Victoria Rosell, que ha renunciado a ser candidata por la investigación a la que está siendo sometida y la del abogado David Bravo, que no concurrirá por motivos personales. Su lugar en Almería lo ocupará el exJEMAD Julio Rodríguez.

Respecto a IU, el cambio más relevante en los puestos de salida tendrá lugar en Málaga. Eva García Sempere ocupará el puesto 2 de la lista en lugar del que fuera cabeza de lista antes del 20-D, Francisco Guzmán. La principal discrepancia está en Asturias donde la dirección regional de IU pretende que su candidato, el coordinador Manuel González Orviz, sea el número 2 en vez del 3 como estipula la alianza.

Publicidad