Unidos Podemos y las confluencias dan el 'sorpasso' y se sitúan a 3,6 puntos del PP

3

El megasondeo que acaba de publicar el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) confirma el sorpasso o adelantamiento de Unidos Podemos sobre el PSOE en votos y escaños, y se sitúa a solo 3,6 puntos del PP. El dato más relevante de la encuesta preelectoral, realizada entre el 4 y el 22 mayo con una muestra de 17.488 entrevistas, es que la coalición que encabeza Pablo Iglesias (Unidos Podemos y las confluencias) consigue el 25,6% del voto, según la estimación del CIS, y entre 88 y 92 diputados, desbancando al PSOE como segunda fuerza política. La intención de voto a la formación que encabeza Pedro Sánchez cae al 21,2% con una traducción de 78 a 80 escaños, entre 10 y 12 menos de los que obtuvo el 20 de diciembre.

Publicidad

La coalición de Podemos con IU y las confluencias catalana, valenciana y gallega les sitúa en estimación de voto a un tiro de piedra del PP. En voto directo se coloca en primer lugar, con 18,2% frente al 16,8% del PP y el 14, 6% del PSOE. La formación de derechas que encabeza Mariano Rajoy sigue apareciendo como la primera fuerza política con un 29,2% de intención de voto y una ligera pérdida de escaños respecto a las elecciones de diciembre (123). Sacaría entre 118 y 121 diputados. El macrosondeo también revela un ligero descenso de C's, que bajaría de los 40 escaños que obtuvo el 20D a 38-39 ante las elecciones del 26J.

UP y PSOE al borde de la mayoría absoluta

Las fuerzas progresistas suman más votos y más escaños que las de centro-derecha. Según el sondeo se colocan al borde de la mayoría absoluta. Si el 20D los 123 diputados del PP y los 40 de C's aventajaban en dos escaños (163 frente a 161) al PSOE, Podemos e IU, en esta ocasión, de confirmarse en las urnas el pronóstico de la encuesta del organismo oficial dependiente del Ministerio de la Presidencia, los 92 diputados de Unidos Podemos (UP) y los 80 socialistas sumarían 172 y rozarían la mayoría absoluta, situada en 176 votos. Esto significa que, por primera vez desde 2011, los españoles acarician la posibilidad cierta de desalojar a la derecha del Gobierno.

El avance de la formación de Iglesias es espectacular y uniforme en todo el país. Unidos Podemos y las confluencias arrebatan al PSOE la bandera de la primera fuerza progresista en toda España menos en Andalucía y Extremadura. Según los sondeos, los socialistas pierden definitivamente el norte y quedan detrás de UP y las confluencias en las tres nacionalidades históricas. En Euskadi el PSE-PSOE se hunde y solo saca un escaño en Guipúzcoa (Odón Elorza) frente a los 3 que obtuvo el 20D. En cambio Unidos Podemos se afianza como primera fuerza, por encima incluso de los nacionalistas, con 7 diputados. El PNV pierde uno (pasa de 6 a 5) a favor de EH-Bildu, que sacaría 3. En Galicia, En Marea avanza en votos y obtiene 7 diputados frente a los 5 del PSOE. Y en Cataluña, el ascenso de En Comú Podem es indiscutible, con 14 ó 15 escaños, dos o tres más de los 12 que consiguió el 20D.

Luego ya, en Asturias, tradicional bastión de los socialistas, la conjunción de Podemos e IU consigue igualarlos a dos escaños, y otro tanto ocurre en Navarra y Cantabria, donde empatarían a un diputado. En ambas circunscripciones y también en Galicia el PP se mantendría como primera fuerza política. En cambio, en Euskadi y Cataluña, esa plaza correspondería a la formación que encabeza Iglesias, partidaria de las consultas sobre la autodeterminación, aunque contraria a la separación del Estado español.

El 'sorpasso' se confirma en Baleares y en Canarias, donde gobiernan y cogobiernan, respectivamente los socialistas, y se verifica también en la Comunidad Valenciana, donde Compromís avanza en votos y escaños y se sitúa, siempre según el megasondeo, con 8 ó 9 escaños, por encima de los 7 que obtendría la formación que encabeza Pedro Sánchez. Con todo, también en levante y Murcia el PP se mantiene como primera fuerza.

Aunque en Castilla-La Mancha y Castilla y León el PSOE sigue siendo segunda fuerza política, por detrás del PP, que tiene en ambas comunidades su principal granero de votos, la pérdida del centro, es decir, de Madrid, resulta irrevocable según la encuesta. Los socialistas no remontan el cuarto puesto, con 6 escaños, la mitad de los que obtiene el PP, cuatro menos que UP, que saca 10, y dos menos que C's, que obtiene 8. Si el pronóstico se cumple, tampoco esta vez Eduardo Madina, que compitió con Sánchez en las primarias de 2014 y ocupa el séptimo puesto de la lista, obtendría escaño.

La valoración de líderes coloca al flamante coordinador general de IU y quinto de la lista de UP por Madrid, Alberto Garzón, con la mejor nota (4,81), seguido del catalán de En Comú Xavier Domenech (4,63) y de Joan Baldoví, candidato de Compromís, con 4,35 puntos. Les sigue Albert Rivera (4,17), Sánchez (3,99), Iglesias (3,41) y Rajoy (3,09).

Los resultados del sondeo, con la fuerte bajada del PSOE y los descensos más atenuados del PP y C's, han de tomarse como el café muy caliente (con cuidado) para no abrasarse la boca, y no porque, según el dicho, las encuestas sean una obra archipodenca o los encuestados sean hipócritas en sus deseos, sino por la experiencia acumulada.

Téngase en cuenta que el marcosondeo del CIS de noviembre pasado daba al PSOE 77 escaños en la franja baja y sacó 90; otorgaba a Podemos y las confluencias 45 y obtuvo 69, atribuía a IU 4 y sólo sacó 2 con casi un millón de votos, y confería a C's 63 y consiguió 40. Al PP le dio entre 120 y 128 y los masajistas del dato casi aciertan. En esta ocasión un 32,4% del electorado todavía no ha decidido a quién va a votar.

3 Comments
  1. Volare says

    A por ellos!

  2. Piedra says

    No es lo mismo sorpaso que pasó una monja

Leave A Reply

Your email address will not be published.