Un 'podemita' se cuela en un coloquio de Madina para saber si habrá pacto

3
madina_casa_Andalucia_rivas
Madina, a su llegada a la Casa de Andalucía de Rivas, donde expuso sus ideas y participó en un coloquio. / Luis Díez

Cuando Eduardo Madina llegó a la Casa de Andalucía de Rivas-Vaciamadrid iba para diez minutos que el podemita José Luis, atuendo veraniego, aro en oreja izquierda, cráneo mondo, más de cincuenta años, ocupaba su silla en la primera fila, deseoso de conocerle y de saber con quién rayos van a pactar tras el 26J. Subió el siete de la lista madrileña del PSOE al tablao del cante y, previa presentación por parte de la compañera Carmen Pérez, secretaria de los socialistas del lugar, lanzó su primer ¡ay! sobre el “debate pequeño”, ese echarse las culpas unos a otros de lo que pasó en estos cuatro meses. Primera y única alusión a su adversario interno Pedro Sánchez. “Que no son cuatro meses, sino cuatro años lo que hemos de tener en cuenta a la hora de votar”. Cuatro años de políticas erróneas, demoledoras, de la derecha nacional del PP de Mariano Rajoy. Cuatro años de transferencia de renta del trabajo al capital, de recortes y ataques a los derechos sociales. Años de políticas nefastas con los que hemos de acabar el 26J, propugnó.

Publicidad

Publicidad

El siete iba entonando. A la entrada negó al observador que la posibilidad de convertirse en el elegido de Susana Díaz como portavoz, si Sánchez se estrella, trascienda al rumor. Primero habrá que ver si esta vez sale diputado. "Las cosas están regular", comentó. Desde el tablao prosiguió: “El país no se la juega modificando el Senado, podemos dejarlo o quitarlo. El desafío es el modelo de desarrollo”. Entró ya en profundidad: “Se acabó el cuento de que bajando los salarios se gana en competitividad (eso son más beneficios), de que bajando los impuestos linealmente se favorece a la economía (eso es más desigualdad) y de la precarización de la negociación colectiva (eso ha llevado a una devaluación salarial de 15 puntos)”. En resumen, “se acabó el cuento de seguir cargando todo el coste de la crisis, completo, sobre quienes no la han provocado, los trabajadores”. El cantaor puso sentimiento. "Y si no se acaba, nos pillará la próxima crisis, que será más fuerte y peor. Para evitarlo, hemos de rearmar el tejido social y productivo y las políticas públicas”.

¿Por qué más crisis y no bonanza y prosperidad? Según Madina, la próxima crisis se está incubando ya porque no se han regulado los mercados y cuando vuelva a estallar “el petardo financiero”, la devaluación social de España y de Europa será definitiva. “O regulamos los mercados financieros o nos barren”, avisó antes de situar también al auditorio ante la necesidad de recuperar las libertades y los derechos ciudadanos que el Gobierno del PP ha colocado “bajo sospecha” con la 'Ley Mordaza'. “Han invertido el Estado Democrático de derecho y en vez de ser los ciudadanos quienes vigilen al Gobierno, ellos nos vigilan a nosotros”. Para concluir el “menudo cante os he dado” se refirió a “dos actores que creen tener soluciones para todo y no las tienen para nada”.

madina_PSOE_rivas
José Luis, de Podemos, en la primera fila, cuestiona a Eduardo Madina. / L. D.

“¿A qué actores se refiere?”, le preguntó José Luis desde la primera fila. “Yo soy militante de Podemos”, añadió. “Y yo militante del PSOE”, saltó Madina. El podemita prosiguió: “Sánchez ha sido difuso sobre con quién va a pactar...” Madina le respondió: “Yo creo que Podemos es una de esas fuerzas (que tienen solución para todo) y Ciudadanos es la otra. No comparto sus planteamientos porque están alejados de la realidad; ni esto se arregla saliendo del euro ni con más mercado”. El podemita insistió: “¿Con quién van a pactar?” Y el siete le recordó que gobiernan cinco o seis autonomías y varios grandes ayuntamientos con pactos y apoyo mutuo. “Yo soy un militante de base y doctores tiene Ferraz; si el PSOE gana será más fácil pactar y espero que el futuro vaya por ahí”.

Pidió la palabra Juan: “¿Cómo regular los mercados cuando solo legislan para favorecer a los bancos?” Le respondió el candidato: “Si nos unimos siete u ocho países europeos, lo conseguiremos. Hay que regular los mercados financieros, que siguen siendo un tráfico salvaje, sin normas, que ha atropellado a tres soberanías y media (la española) en esta crisis”. Preguntó Elena: “¿Por qué la dirección del partido reacciona tarde y mal, sobre todo cuando hay elecciones?” “Esto de las elecciones generales no se nos da mal: hemos ganado seis de nueve”, la confortó Madina. Se quejó Carmen, anciana de pelo blanco, de que cuando llegan al poder nombran altos cargos que ni son socialistas ni han mamado socialismo. “Cien por cien de acuerdo”, respondió el siete. Lógico.

Otras preguntas dieron a Madina la oportunidad de afirmar que las propuestas del PSOE están pegadas a la realidad y al contexto europeo. “Todos tenemos grandes ideas, pero luego llegas al gobierno y tienes que vender el Pireo”, en referencia a los dirigentes de Syriza en Grecia. El objetivo es un modelo de desarrollo agrario, industrial y tecnológico de futuro, basado en la I+D+I, con más recursos públicos para la educación, la investigación y la formación profesional. “La universidad de Harvard tiene un presupuesto mayor que el de todas las universidad públicas europeas juntas”, recordó. “Si seguimos así, ni Alemania estará en el G20 dentro de pocos años”, añadió.

madina_rivas
Elena critica la falta de reacción de la dirección del PSOE ante los infundios. Delante, Carmen, de pelo blanco, se queja del elitismo directivo. / L. D.

Le preguntó María por qué se dejan arrebatar el distintivo "socialdemócrata", y se alegró él de que Pablo Iglesias haya entendido que la socialdemocrácia es un proyecto de futuro -“competitividad y eficiencia económica, cohesión social y derechos y libertades individuales”- y se haya declarado socialdemócrata. Otras cuestiones le permitieron avisar sobre “la incubación del odio”, hasta el punto de que la campaña en Reino Unido para salir de la UE tiene carteles copiados del nazismo en los años treinta. Deseó que alguien plantee una demanda en el honor contra esos obispos que se dedican a sembrar odio contra gays y lesbianas. Calificó la reforma laboral de Manuel Vals en Francia de “loca carrera a ver quien llega un poco más tarde a la derrota”. E insistió: “O regulación de los mercados financieros o derrota”.

En dos horas de coloquio ni el soberanismo -“no acepto que me obliguen a elegir una patria u otra ni voy a dejar un trozo de mí por el camino”-; ni Cataluña -"el  el problema catalán no tiene solución, tiene reglas”-, quedaron al margen de las temáticas suscitadas por los vecinos de esta ciudad de más de 80.000 habitantes donde siempre gana Izquierda Unida (IU) y que además de tener una calle dedicada a Astérix y otra a Obélix es su irreductible Aldea Gala. José Luis, el militante de Podemos solo salió convencido de algo: "Es un tipo con las ideas claras".

ESCENAS DE CAMPAÑA
3 Comments
  1. Guadiz says

    El título realza algo anecdótico como si fuera una noticia relevante.

  2. Piedra says

    Lo categórico: «O regulación de los mercados financieros o derrota del Estado social y democrático de derecho»

Leave A Reply

Your email address will not be published.