Rodríguez (FELGTB): «Somos muchas personas bisexuales y se nos ve muy poco»

2
amanda2
Amanda Rodríguez, portavoz de la FELGTB, tras la entrevista con cuartopdoder.es / Sato Díaz

Amanda Rodríguez (Madrid, 1990) es una de las portavoces de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y la responsable del Área de Bisexualidad. Atiende a cuartopoder.es en la sede de la FELGTB, a escasos metros de la madrileña plaza Pedro Zerolo. Este año es el de la “visibilidad bisexual” y el Orgullo Gay tiene en este propósito la razón de ser de este año. El pasado día 28 de junio se conmemoró que 49 años atrás la comunidad LGTBI neoyorkina se levantó contra la represión policial en el local Stonewall. Cientos de actos reivindicativos, culturales, lúdicos y festivos tienen lugar durante estos días en todo el Estado, mientras, los índices de delitos de odio contra la comunidad LGTBI aumentan. El martes, en Madrid, 2.000 personas salieron a la calle en la manifestación del Orgullo Crítico reclamando la “no comercialización de la orientación sexual". El Orgullo Gay oficial de Madrid comenzó el miércoles y el broche final será la manifestación que recorrerá mañana, desde Atocha hasta la Plaza de Colón, los paseos del Prado y Recoletos, la cual se prevé multitudinaria, como en años anteriores.

— Los delitos contra personas del colectivo LGTBI están aumentando, ¿qué debemos hacer contra esta situación?

Publicidad

— Estamos analizando si hay un aumento real o es una mayor visibilización y que ahora se denuncia más. Lo importante es que las personas LGTBI estamos siendo atacadas, y que estamos denunciando estas agresiones. Hay también instituciones como los observatorios contra LGTBIfobia en Cataluña o en Madrid que van a registrar muchos más datos de LGTBIfobia. Uno de los factores para esta tendencia puede ser que nosotras, las personas LGTBI, somos más visibles, y la discriminación ataca a lo visible, lo que no se ve no existe. En el Observatorio contra la LGTBIfobia de la FELGTB hemos registrado el doble de casos que el año pasado, lo que es alarmante. Hace falta que se apruebe una Ley Estatal de Igualdad LGTBI que nos proteja. Hay que acabar con los delitos de odio. Lo peor es que la mayoría de las agresiones todavía no se denuncian. Sólo el 10% de los casos son denunciados ante la Policía. Reivindicamos que la persona que lo vive o que lo vea, lo denuncie.

— ¿Además de esta reivindicación concreta de una Ley Estatal de Igualdad LGTBI y del llamamiento a la visibilidad de la bisexualidad, qué otras reivindicaciones exige la FELGTB durante este Orgullo? 

"La Ley contra la LGTBIfobia tiene que forzar el desarrollo de políticas
proactivas"

— La Ley Estatal contra la LGTBIFobia tiene que ser una ley que fuerce a las administraciones a desarrollar políticas proactivas en este sentido. También reclamamos una Ley Integral de Transexualidad, es decir, normativas que respalden a las personas transexuales. Los colectivos seropositivos son otros de los más vulnerables y necesitamos que se aprueba un Pacto de Estado del VIH, que se mojen las instituciones, que no haya una reducción tan grande en las ayudas. Por último, la implantación de estas medidas efectivas en la educación, que la diversidad sexual y de género esté dentro del sistema educativo. Con todo esto, creemos que la LGTBIfobia se reducirá.

— Este año está dedicado a visibilizar la bisexualidad. ¿Cuáles son las reclamaciones concretas sobre este aspecto? 

— Una cuestión muy simple y muy concreta, la visibilidad de la bisexualidad. Nos tenemos que hacer ese hueco, somos un colectivo que nos hemos quedado a la zaga. Hemos recorrido de la mano todos los avances junto al resto del colectivo LGTBI, ahora no podemos quedarnos atrás. Que la bisexualidad sea reconocida en nuestro imaginario social y que no se patente la idea de que sólo hay personas heterosexuales y homosexuales, dentro de esa visión dicotómica de nuestra sociedad, es algo muy complicado. Para ello, sería necesario tener referentes en los medios de comunicación, en la cultura, en los políticos, eso ayudaría a las personas más jóvenes a autodefinirse. La visibilidad es necesaria para combatir a todos los estereotipos que queremos echar abajo, como que somos personas promiscuas, indecisas, que somos homosexuales encubiertos… Con la visibilidad rompemos con todas estas barreras que tenemos las personas bisexuales, es lo primero que tenemos que ser, visibles.

amanda1
Amanda Rodríguez, junto a la bandera de las personas bisexuales. / S.D.

— ¿Por qué considera que la bisexualidad está más invisibilizada que la homosexualidad?

— Porque implantar un diálogo en contraposición a lo heterosexual es más fácil que introducir a toda la diversidad. La lucha de nuestro movimiento en este país fue muy dirigida al matrimonio igualitario, y la diversidad no se tuvo muy en cuenta. La idea que quedó fue la del matrimonio homosexual, como si dentro de ese matrimonio de dos personas del mismo sexo, estas no pudieran ser bisexuales. Esa necesidad de hacer una sociedad dicotómica, de blancos y negros, sin grises, es nuestro peor enemigo. A la sociedad le entra mejor el discurso dicotómico que entender todos los matices.

— Esa discriminación se da también dentro del colectivo y del movimiento LGTBI. ¿A qué cree que esto es debido?

— Venimos rompiendo con el monosexismo, y uno de los mayores problemas que nos encontramos es que nos han llegado a llamar los traidores de la homosexualidad. No hay que olvidar que las personas bisexuales hemos estado luchando y acompañando al colectivo LGTBI siempre, no hemos llegado ahora, porque los problemas eran comunes. El problema es cuando no se integra nuestro discurso, cuando no se reconoce nuestra orientación y no se deja que las personas bisexuales nos identifiquemos con nuestra orientación sexual de forma instantánea. Tenemos que sortear una doble barrera, que la sociedad acepte que podemos tener parejas del mismo sexo y luego que entienda que somos bisexuales, que también podemos tener parejas del sexo opuesto. Muchas personas del colectivo homosexual piensa que los bisexuales somos una etapa antes de reconocernos como homosexuales. El reconocimiento propio y el externo es muy necesario, y como estamos rodeados de estos mitos, se desplaza y cuesta mucho. Hay mucha gente que nos dice, no te preocupes, habrá un momento en el que por fin te reconozcas homosexual. No es así, queremos dejar claro que somos 100% bisexuales, no hay porcentajes, ni una época por la que se pasa. Somos bisexuales.

— Usted es bisexual y activista. ¿Cuáles han sido los mayores obstáculos con los que se ha encontrado por ser bisexual?

"Una persona bisexual tiene
que ser visible,
es su mejor herramienta
para el cambio social"

— Los mayores problemas que me he encontrado son con las parejas. Con parejas con hombres se genera un mito, el trío, se piensan que por ser bisexuales nos gusta hacer tríos, en vez de pensar que todas las prácticas sexuales son idependientes de la orientación. Por otra parte, con parejas mujeres, los obstáculos son que piensan que nuestra orientación puede traer problemas, porque no te pueden dar lo que sí que daría un hombre, enamorarse y atraerse no tiene nada que ver con la orientación sexual. Hay gente que te achaca la infidelidad como algo innato a la bisexualidad, y es curioso que en los 90 a las personas homosexuales se les achacaba ese mismo tópico, la promiscuidad. Por otro lado, sobre todo con la gente LGTBI que no está politizada, como compañeros y amigos, siempre están las gracietas y las bromas que lo único que consiguen es que no te sientas con tu identidad como te tienes que sentir. Dentro del ámbito de la familia, he tenido mucha suerte y mucha aceptación, pero la parte de la bisexualidad es lo que menos se entiende. Yo salí del armario muy pronto, con 16 años, diciendo ya que era bisexual y mi madre lo entendió y me aceptó, pero al cabo de varios años me afirmó que no pasaba nada si era lesbiana, que se lo dijera y no me escudara en la bisexualidad. Yo tuve una reacción fuerte y le dije que yo era bisexual y que la transición de pensar sin esa dicotomía la tenía que hacer ella. En el trabajo cuesta decir que eres bisexual, porque te enfrentas a todos estos mitos.

— ¿Cómo se pueden combatir esos mitos?

— Somos muchas personas bisexuales y se nos ve demasiado poco. Una persona bisexual tiene que ser visible, es la mejor herramienta, eso va a generar el cambio social. Aunque parezca ambicioso aspiramos a un cambio social que reconozca con igualdad real toda la diversidad.

— Hablaba antes de la necesidad de una mayor visibilidad de referentes sociales bisexuales. ¿Qué referentes hay ahora?

— A nivel internacional hay más. Lady Gaga, Angelina Jolie, Kristen Stewert… En este tiempo se ha reforzado la idea de bisexualidad, pero hay más referentes internacionales que estatales, aunque vamos avanzando y también tenemos gente valiente como Rafael Amargo. Lucía Etxebarría ha escrito mucho sobre la bisexualidad, muchos de sus personajes son bisexuales y lo trata con normalidad, lo que para nosotros es muy importante. Concha Buika también ha dicho públicamente que es bisexual, además de poliamorosa. Tenemos que seguir por la senda de animar a que desde dentro del mundo de la cultura y de la política den el paso y se reconozcan como tal.

2 Comments
  1. Volare says

    A mi me gusta la carne poco hecha pero se me ve poco.

Leave A Reply

Your email address will not be published.