PSOE: 'Rajoy, de entrada no'

4
Sanchez_Gonzalez_Investidura
Pedro Sánchez y Felipe González, en el barrio madrileño de Villaverde, durante el único mitin en el que participó el expresidente del Gobierno en la pasada campaña electoral. / Efe

Muy buen favor político le ha hecho por segunda vez en medio año el expresidente del Gobierno e icono del PSOE, Felipe González, al jefe del Ejecutivo en funciones y presidente del PP, Mariano Rajoy,  con su argumentación para que los socialistas se abstengan en la investidura y le dejen gobernar. González no manda pero influye. Y el de Pontevedra, personaje roqueño donde los haya, se mostró encantado y suscribió “algunas cosas” del artículo que el jubilado insertó en el periódico amigo, El País, como la obviedad de que no puede haber nuevas elecciones, que hay que resolver “cuanto antes” la situación y que el Gobierno ha de tener “un mínimo de estabilidad”.

Claro que siguiendo las enseñanzas del propio González, el secretario general del PSOE y otrora candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, apuesta por el 'Rajoy, de entrada no' (como aquel 'OTAN, de entrada no' que acabó siendo: 'Y de salida, tampoco'). El 'número dos' de Sánchez, César Luena, dijo a los periodistas que respetan, escuchan y leen con mucha atención al sevillano. Incluso lo interpretan. “Creo que el artículo del expresidente emplaza a Rajoy a ponerse las pilas y salir de esa especie de 'modo reposo' en el que ha entrado; creo que ese es el espíritu de Felipe González”.

Según el portavoz en el Senado y jefe de estrategia de la campaña socialista, Óscar López, el expresidente habría comunicado su análisis a Sánchez en una reunión que mantuvo con él días atrás, pero éste no comparte su generosidad con Rajoy. López y Luena entienden que Rajoy tiene más fácil la investidura de lo que se la pusieron a Sánchez en marzo con el "no" reiterado del PP y Podemos. Entonces la derecha puso el grito en la atmósfera porque el socialista habló con los dirigentes de ERC y ahora Rajoy puede hablar con todos sin que nadie se lo reproche. Pero debe buscar el apoyo de sus afines ideológicos del centro derecha y no del PSOE, que “es la oposición y la alternativa de gobierno”, según reiteraron.

Así las cosas, el Comité Federal, que se reúne el sábado, puede mantener su resolución del 28 de diciembre de votar “no” a Rajoy y al PP y dejar abierta la puerta a la modificación de alguna coma tras la primera votación, que exige la mayoría absoluta (176 votos favorables) para salir investido presidente. Sánchez se reunió el miércoles con Fancina Armengol, Ximo Puig y Miquel Iceta y hoy lo hará con los ocho barones regionales y presidentes autonómicos pendientes de consultar, en una ronda que empezará a las once de la mañana y terminará a última hora de la tarde con la andaluza Susana Díaz. Después de escuchar a unos y a otros, formulará su propuesta al máximo órgano del partido entre congresos.

Más allá de la aportación de González, que se suma a la de Josep Borrell a favor de la abstención, la presidenta de Baleares, Armengol, ha sugerido “la consulta a la militancia”, como si de antemano no supiera que los afiliados, simpatizantes y electores respiran por el “no”. "Le ha afectado la tramontana", dijo de ella el aragonés Javier Lambán, partidario del "no". De momento sólo el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, repite que si Rajoy suma los apoyos necesarios, algún diputado socialista podría abstenerse y no prolongar la interinidad. La posición “de entrada no” la encabeza ahora la sevillana Díaz. Con todo, habrá que examinar con lupa el texto de la resolución del Federal y saber si fija fecha para el 39º Congreso del partido, en cuyo caso se sobreentiende que facilitarán la investidura del ganador, aunque sea para una legislatura corta.

El proceso empieza a parecerse a la fábula del perro que daba vueltas y más vueltas intentando atrapar su rabo hasta que se cansó y quedó en 'modo reposo', que dicen los pijotécnicos. Entonces descubrió que el rabo se había quedado quieto y lo atrapó con tal entusiasmo que el mordisco le provocó un fuerte dolor. Algo así experimentará el PSOE, sobre el que recae toda la presión mediática para que deje pasar a Rajoy. Pero como dijo el can, "lo apasionante era el proceso". En eso están mientras comprueban la incapacidad de Rajoy de convencer a sus afines ideológicos del PNV y el martes veremos si hay entendimiento con Ciudadanos.

4 Comments
  1. francia1789 says

    Y de salida, gato negro.

  2. Piedra says

    Creo en la coherencia de Pedro Sánchez mucho más que en Iglesias, Rajoy y toda su corte apestosa. El archipenco nom grato en Pontevedra lo tiene fácil: con sumar los 32 de C’s y 1 de CC ya tiene 170 sí, que son más que los 85 PSOE, 72 UP, 9 ERC y 2 EH-Bildu (168 no). Sólo le falta conseguir que los 5 del PNV y los 8 de CiU se abstengan. Pues ala, venga, a negociar con sus afines ideológicos de la España plural, esa que tanto les jode y han querido echar de la Constitución con sus manejos del tribunal (político) Constitucional.

  3. eleusipo says

    LO DESEABLE Y ÚTIL PARA ESTE TROCITO DE HUMANIDAD: … si el PP no consiguiese formar Gº, sería imperdonable si los 3 grupos mayoritarios restantes – con 188 escaños – no hacen un esfuerzo importante-importante para llegar a un acuerdo moderno y transversal que se pide en este XXI; se acaban los «bloques» las facciones hostiles tradicionales, se acabó la estabilidad como principio de vida y de las cosas, y se abre un tiempo de posibilidades insospechadas y mejores, con más luz y más benevolencia para todos, incluidos en el mismo barco los pobres y los ricos, cómo no, cómo no, pero con más justicia y beneficio general para todas las partes implicadas. Dense ánimo y no desesperen, ,pues aunque las apariencias no sean buenas, quiten la cáscara y escarben un poco, esfuércense y escriban un nuevo y brillante capítulo para la política de España… Saludos.

  4. juanjo says

    O sea, que si atendemos a la idiosincrasia Sociata, la cosa será que sí, y el chorizo acabará presidente.
    ……
    Recuerdan: «OTAN, de entrada, NO».

Leave A Reply

Your email address will not be published.