La primera intervención de Garzón en el grupo de UP se reducirá a 4 minutos

Alberto_Garzon
Alberto Garzón, coordinador general de IU, ayer en los pasillos del Congreso tras la Junta de Portavoces. / Dani Gago (Podemos)

La principal novedad en el debate de investidura que comienza esta tarde, en lo que a las fuerzas a la izquierda del PSOE se refiere, será la presencia de IU en el grupo confederal de Unidos Podemos (UP). Alberto Garzón, coordinador general de IU, pronunciará su primera intervención en el Congreso integrado en UP. Lo hará con un discurso que durará alrededor de 4 minutos, aunque pueden ser más, según señalaron fuentes de su equipo a cuartopoder.es. El secretario general de Podemos y presidente del grupo parlamentario, Pablo Iglesias, se repartirá el tiempo también, como ocurrió en el pasado mes de marzo, junto con los otros dos portavoces adjuntos: Xavier Doménech, de En Comú Podem, y Alexandra Fernández, de En Marea. Los tiempos no están cerrados al cien por cien, según las fuentes consultadas por este medio, pero los cálculos se estiman en que Doménech gozará de 6 minutos en adelante y Fernández a partir de 3. Iglesias tendría alrededor de 17 minutos según estas estimaciones. UP tendrá hoy una reunión en la que se fijarán definitivamente los tiempos.

Publicidad

Garzón, que ejerce también como portavoz adjunto del grupo, tendrá menos tiempo en su discurso que el que tuvo el 2 de marzo. En ese momento, cuando se debatía sobre la investidura de Pedro Sánchez, el líder de IU superó los 9 minutos. Su partido estaba integrado entonces en el Grupo Mixto junto con otras fuerzas como Compromís, EH-Bildu, UPN, Coalición Canaria, Foro Asturias y Nueva Canarias. Cada grupo parlamentario dispone de 30 minutos para su intervención y 10 para una posterior réplica. UP intervendrá mañana por la mañana tras el grupo socialista ya que el esquema de investidura es similar al de marzo. Es decir, esta tarde es sólo el turno para el discurso de Mariano Rajoy, sin límite de tiempo. Mañana desde las 9.00 comenzarán el resto de grupos con un orden de mayor a menor representación. UP, como ya hizo en marzo, ha criticado este formato.

Iglesias, por su parte, tuvo 21 minutos en aquella fecha por los 6 del portavoz catalán y los 3 de la representante gallega. Por tanto, siempre según los tiempos estimados a última hora de ayer lunes, él también vería reducida la duración de su discurso. La réplica a Sánchez fue realizada íntegramente por el líder de Podemos. Este aspecto aún no está definido para la intervención de mañana según las fuentes consultadas por este medio. También habría que definir si se repartirán los tiempos en el breve turno de palabra, de 5 minutos, correspondiente a la segunda votación. Estas fuentes también recuerdan que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, señaló que sería flexible con los tiempos de intervención por lo que esperan no tener problemas con las divisiones que se fijen internamente en UP.

Sobre las intervenciones que realizarán los portavoces, las diferentes fuerzas han preferido no dar detalles hasta no escuchar las palabras de Rajoy. Aunque las posiciones están claras y la apelación al PSOE para buscar una alternativa de Gobierno es la línea marcada durante los últimos días. Ayer mismo, el portavoz de UP Íñigo Errejón destacó en declaraciones a los medios que el PSOE debe dar un paso adelante. "Nosotros no nos resignamos, hay otra posibilidad", afirmó tras recalcar que "nadie duda" del no de Podemos a la investidura de Rajoy y de que reiterará su compromiso de "intentar hasta el final una alternativa diferente para un Gobierno que comience a rescatar a la gente". Por su parte, Garzón apuntó que espera que el próximo viernes, tras el fracaso del actual presidente en funciones, se abra la puerta a un “Gobierno alternativo”. "Aunque esa decisión compete única y exclusivamente a Pedro Sánchez", añadió.

Fuentes de En Comú Podem explican a este medio que las ideas fuerza que intentará transmitir Doménech mañana son que hay tres opciones básicas. Una, que el PSOE se sume a una “gran coalición” de alguna manera. Otra, las nuevas elecciones, algo que califican como una “broma para la ciudadanía”. “Lo que está aún encima de la mesa, pero el PSOE no quiere, es un Gobierno del cambio”, destacan esas fuentes. Para ECP, el PSOE debe escoger pero ese Gobierno tiene que asumir los “retos” que tiene el Estado español ahora. “Justicia social, más democracia y lucha contra la corrupción y solucionar el tema de Cataluña con un referéndum”, señalan.