Podemos debate un cambio de estrategia para el nuevo ciclo político

5

Eduardo Ocaña *

Jorge Lago, coordinador de la Universidad de Podemos, junto a Iñigo Errejón, secretario político del partido, en la primera edición del año pasado. / Podemos (Flickr)
Jorge Lago, coordinador de la Universidad de Podemos, junto a Iñigo Errejón, secretario político del partido, en la primera edición de la Universidad en 2015. / Podemos (Flickr)

El partido morado celebrará la segunda edición de su Universidad entre el 22 y 25 de septiembre con el objetivo de reflexionar sobre el futuro de su organización, tras el fallido asalto a los cielos, bajo el lema “Y ahora, ¿qué hacemos?”. El Instituto 25M, fundación vinculada a Podemos, organiza un espacio de debate y formación en el que abordarán colectivamente cómo “reactualizar su hipótesis” y reorientar la dirección del partido ante una nueva situación política. Las principales personalidades del partido, así como intelectuales y activistas nacionales e internacionales participarán en un centenar de mesas de debate, talleres y seminarios en los que también se tratarán asuntos como el trabajo desde las instituciones, la articulación territorial, la crisis económica, la movilización social o el futuro de Europa.

Publicidad

Dos años y medio después de su nacimiento, con un panorama político e institucional radicalmente distinto, Podemos busca cómo reinventarse para afrontar un nuevo periodo en el que lo electoral dejará de ser protagonista. Jorge Lago, director del Instituto 25M y coordinador de la Universidad de Podemos, afirma en declaraciones a cuartopoder.es que “ya no nos encontramos en la misma situación política, por lo que hay que buscar una nueva dirección”. Y plantea que “el Podemos de una situación de excepcionalidad y crisis institucional permanente” no puede ser el mismo que “el Podemos con 71 diputados en el Congreso”.

Para él, “la hipótesis de Podemos” ha conducido a un cambio innegable en del sistema político español, aunque “no lo ha realizado por completo”. Comenta que esto les obliga a repensar de qué formar “mantener abierta esa ventana de oportunidad” más allá del intenso ciclo electoral al que habían salido a ganar. “Si el año pasado consistía en probar y discutir la hipótesis, éste año tiene más que ver en cómo se actualiza, cómo se hace una hipótesis 2.0.” expresa Jorge Lago, que defiende que la propia acción de Podemos ha transformado ya la realidad, “de tal forma que la hipótesis no puede ser la misma”. Y apuesta por “el debate colectivo” para el que no valen “las viejas respuestas y manuales de la izquierda tradicional”.

La Universidad de Podemos, que tendrá lugar del 22 al 25 de septiembre en la Facultad de Filología de la Universidad Complutense, planteará una programación divida en 5 “itinerarios” y por él que pasarán cargos electos y dirigentes del partido como Pablo Iglesias, Iñigo Errejón, Rita Maestre, Irene Montero, Clara Serra o Rafa Mayoral. Otro de las cuestiones que el partido pondrá encima de la mesa será precisamente la llegada a las instituciones, especialmente al Congreso, y cómo enfocar el trabajo y “cómo se comunica a la sociedad”. En este sentido, el coordinador de la Universidad dice que la “nueva guerra de posiciones” en un espacio democrático “tiene más que ver con expertos en economía, derecho, política institucional que puedan ganar debates y redactar leyes mejor que el contrincante”. Otras de las preguntas que se plantearán es si es necesario “más movilización en la calle o más capacidad de gestión”, que les haga “confiables” como gobernantes, o si un partido puede ser capaz de activar la movilización social.

La Universidad de Podemos pretende convocar a unos 1500 participantes para reflexionar en colectivo “huyendo del adoctrinamiento” y de “soluciones ideales que nunca vas a poder poner en marcha”, declara Jorge Lago. Entre otros asuntos, se abordarán las relaciones entre populismo, republicanismo y estado de derecho, el cambio del modelo productivo, la lucha por la igualdad, el conflicto entre capitalismo y democracia o el cambio de ciclo en América Latina. Chantal Mouffe, Toni Negri, Saskia Sassen y Santiago Gómez Castro son las principales figuras internacionales confirmadas hasta ahora.

En clave estatal, también se tratará la cuestión de la ordenación territorial y la plurinacionalidad del Estado, una “lectura clave” según el director del Instituto 25M, para la que contarán con la participación de Xavier Domènech, portavoz de En Comú Podem, Ángela Ballester, diputada de la confluencia A la Valenciana, Antón Gómez-Reino¸ diputado de En Marea, y Nagua Alba, secretaria general de Podemos en Euskadi.

Junto a los debates políticos, las jornadas también contarán con un espacio dirigido a jóvenes de 12 a 17 años y una programación de ocio con exposiciones, proyecciones y música en directo. Además, la Universidad “tendrá réplicas territoriales en cada comunidad autónoma adaptadas a sus peculiaridades”. La primera comienza hoy en el País Vasco, en la que participará Pilar Zabala, candidata a las próximas elecciones vascas del 25 de septiembre. La siguiente será en Valencia y continuará por el resto del país. En ellas, Podemos continuará tratando de dar respuesta a las incógnitas surgidas tras la intensa experiencia vivida en los últimos años y en la que, según Jorge Lago, no ha logrado romper la hegemonía del PP ni el sentido común de la mayoría, “resquebrajado por el 15M”. “Podemos intentó articular un nuevo sentido común pero nos hemos quedado en un 20% de voto. ¿Cómo se va más lejos? Esa es la pregunta”, sentencia.

(*) Eduardo Ocaña es periodista.
5 Comments
  1. Etxea says

    La formación intelectual de 6 millones de potenciales es el mayor reto al que se enfrenta un movimiento político desde hace un siglo. Esperemos que bajo el manto de evitar «las viejas respuestas» no se esconda la pereza intelectual frente a una tarea titánica.

  2. jotahs says

    Desde que se consiguieron los escaños actuales, en mi opinión, Podemos ha perdido en este corto camino la frescura de ideas y formas que habian ilusionado a tantos votantes ansiosos de reconocerse en la figura de personas que rompian con el prototipo del politico que esta por encima de todo. Volvamos a la humildad de la gente de la calle, del barrio y a la cercania con los problemas de la gente de a pie. Olvidense de las ansias de poder y de las intrigas cortesanas y devuelvannos la ilusión con la que votamos para desbancar a los viejos partidos y sus inmovilismos cronicos.

  3. Jiftor says

    Solo una aclaración, los 71 diputados son de Unidos Podemos más las confluencias catalana, gallega y Valenciana. Dejemos de adjudicarnos lo que no es solo nuestro

  4. Sunshine says

    Podemos acusó en su día a la vieja izquierda, de estar desconectada de la calle, del sentir popular, ahora se cuestionan si continuar conectada a la calle, o como sobrevivir en las instituciones.
    Se huye y se criminaliza a la vieja izquierda,
    Pero desde que Podemos está en las instituciones, el sentir de la calle se ha enfriado.
    Tendrían que preguntarse ¿cual es el objetivo?, ¿ganar las elecciones, o transformar la sociedad?
    Lo primero no conduce necesariamente a lo segundo, lo primero seria el fin, lo segundo seria el medio para conseguir el fin.

  5. Coyote49 says

    Cuando habla de recetas de la izquierda tradicional , imaginamos, que en ellas también incluye y se refiere a las de Gramsci y el Príncipe Moderno.

    Que son las que vienen implantando a pie juntillas desde el «núcleo irradiador».

    Y que han resultado catastróficas a nivel electoral y sobre organizativas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.