Anticapitalistas reclama volver a un Podemos más plural y radical

unianticapi3
Desde la izquierda, Miguel Urbán, Paqui Camacho y María Lobo, de Anticapitalistas, Laia Facet, de Revolta, y Martín Mosquera, de Democracia Socialista de Argentina. / S. D.

Anticapitalistas celebró la séptima edición de su Universidad de Verano en la localidad segoviana de La Granja de San Ildefonso la última semana de agosto. Durante estos seis días, en torno a un millar de personas participaron en los distintos talleres y asistieron a las diversas charlas y debates que se desarrollaron. Muchos temas fueron tratados, desde la situación internacional y europea, el cierre de las fronteras a los refugiados y alternativas a la actual Unión Europea, hasta un repaso teórico por el marxismo y el papel del ecosocialismo en la sociedad actual. La actualidad política también tuvo su hueco en las actividades programadas y en las conversaciones de militantes y simpatizantes. Anticapitalistas dejó clara su postura sobre la actual crisis de gobernabilidad: Podemos debe impedir que gobierne el PP y facilitar un gobierno del PSOE, pero nunca formar parte del mismo, sólo apoyarles en la investidura. La reflexión sobre el papel que debe desempeñar Podemos en el futuro fue, de la misma manera, una constante.

Publicidad

Distintos cargos públicos de Podemos, militantes de Anticapitalistas, reivindican el papel de esta formación como fundadora de Podemos y reclaman que en el futuro sea una organización más plural y radical en sus postulados políticos. Y es que Anticapitalistas, una organización con cerca del millar de militantes en todo el Estado y con muchos más simpatizantes, tiene entre sus filas a destacados cargos internos en distintas comunidades autónomas y públicos. Raúl Camargo, portavoz de Anticapitalistas y diputado por Podemos en la Asamblea de Madrid, declara a cuartopoder.es al respecto: “El programa de las europeas fue bastante de izquierdas porque tuvimos presencia en su elaboración, y con aquellas propuestas conseguimos en torno a septiembre de 2014 el pico más alto de Podemos en las encuestas, sin embargo, cuando se empieza a moderar el programa, las encuestas nos empiezan a dar resultados más bajos”. Por ello, Camargo plantea la necesidad de que, cuando termine el ciclo electoral, pues todavía está abierta la posibilidad de unas terceras generales en Navidad, se celebre una nueva Asamblea Ciudadana Estatal “para hacer balance de los últimos tres años” y se pongan sobre la mesa nuevas propuestas. “El ciclo político es muy cambiante y si no sabes entender los cambios muy fácilmente te pueden llevar por delante. Creo que hay que adoptar posiciones políticas ofensivas, nunca conservadoras y no creo que vayamos a dejar de ser un partido sexy, hay que ser más sexy de lo que hemos sido hasta ahora”, valora este portavoz de Anticapitalistas.

Publicidad

Organizativamente, Camargo considera que Podemos debe llevar a cabo algunos cambios para afrontar la nueva etapa. “Tenemos que afrontar cambios internos que hagan de Podemos una fuerza democrática y pluralista, que haya más autonomía de las estructuras intermedias, locales y autonómicas, y que haya una federalización e incluso una confederalización con respecto a las distintas estructuras territoriales”, analiza el diputado en la Asamblea de Madrid. Camargo añade además: “Tenemos que conseguir que haya un reparto efectivo del poder interno, pues está muy concentrado en la Ejecutiva. Tienen que haber liderazgos más plurales y feminizar la organización, los nuevos órganos tienen que recoger la enorme pluralidad interna que hay”. Para ello, considera un error las listas planchas que se han utilizado en los distintos procesos de primarias orgánicas hasta ahora. “No puede ser que opciones con elevados porcentajes de apoyo no tengan representación en los órganos”, dice Camargo, quien considera que también hay que radicalizar la línea política. “Hay que hablar más de Europa, luchar contra las imposiciones que llegarían a un gobierno alternativo desde la Unión Europea, causantes del crack de Syriza, que ya es un partido social liberal más, como Hollande“. Este portavoz plantea defender las auditorías ciudadanas de la deuda y asumir una estrategia de control bancario para evitar la fuga de capitales que se podría dar si se da una oposición a los dictados de la Troika. En definitiva, quiere “que Podemos vuelva a ser una opción rupturista” y considera que se han perdido muchos votos, entre otros motivos, “por la poca consistencia de las posiciones de la dirección, que un día dice una cosa y al siguiente otra, apelando a a socialdemocracia, incluyendo al PSOE como un partido más del cambio”.

En la misma línea se expresan la concejala de Ahora Madrid, Rommy Arce, y el eurodiputado de Podemos, Miguel Urbán, también integrantes de Anticapitalistas. Arce destaca que su organización “forma parte desde el inicio de Podemos” y asegura que “sin la fuerza de esta pequeña organización, Podemos no podría haberse implantado en el resto del Estado”. Para esta concejala del equipo de Manuela Carmena, “el programa con el que Podemos se presentó a las elecciones europeas tiene hoy absoluta vigencia”, por ello considera que se debería volver a él. Internamente, cree que para futuros procesos de primarias “hay que desterrar las listas planchas” y apuesta porque “haya una mayor capacidad de decisión en los círculos y en los distintos consejos ciudadanos territoriales”. “La dimensión feminista ha estado algo ausente en el programa, tenemos que hacer más hincapié en todo aquello que tiene que ver con la sostenibilidad de la vida que afecta a muchos ámbitos, también a los servicios públicos”, añade Arce y, prosigue, “tenemos un partido muy masculinizado. La presencia masculina tiene muchísimo peso, aunque hay muchas mujeres en Podemos y las listas sean siempre paritarias, y esto es una pena porque hay compañeras valiosísimas que podrían tener mayor protagonismo”.

anticapi
Raúl Camargo (Anticapitalistas), Irene Montero (Podemos), Sonia Farré (En Comú Podem) y José Sarrión (IU) en una mesa redonda. / S.D.

Por su parte, Urbán reflexiona para este medio: “Tenemos que dejar claro que Podemos es una fuerza antagónica al PP, pero también al PSOE. Lo primero que habría que recuperar es la cuestión de la polarización política. Nacimos como una fuerza en oposición al bipartidismo y desde las europeas el gran error político que hemos cometido ha sido intentar centrarnos”, explica el eurodiputado. “Uno de los grandes fallos en torno a eso ha sido rescatar al PSOE como posible fuerza de cambio. Yo creo que no los son, creo que la dirección del PSOE es parte del problema y no de la solución”, explica Urbán. Para este miembro de Anticapitalistas, “el gran peligro de Podemos en esta nueva etapa es nuestra normalización, que las instituciones nos normalicen, que parezcamos uno más. Nosotros no hemos venido aquí para que entre gente normal en las instituciones, sino para ponerlas al servicio de la gente”, insiste. “Se plantean nuevos ajustes para los de siempre mientras que el Ibex 35 sigue ganando miles de millones, esto puede suponer un reagudizamiento de la movilización social y Podemos debe poner recursos y personas para repuntar la movilización social, para crear poder popular, hay que conseguir que ante el teatro de las negociaciones para formar gobierno, la gente pueda tomar las riendas de escribir su propia historia”, valora Urbán.

“Si Vistalegre supuso la configuración de un partido desde un movimiento, ahora tenemos que conseguir que el partido se convierta en un movimiento popular y para ello hay que descentralizar, no sólo territorialmente, también los espacios donde se toman las decisiones”, reflexiona Urbán. “Cada territorio y cada círculo tienen que tener soberanía para aplicar políticas y campañas. Tenemos que involucrar a la gente en la participación. La única fórmula de activar los círculos es que la gente entienda que su tiempo sirve para algo, y no hacer un vídeo y poco más”, explica. “Nuestro proyecto político es seguir luchando para construir una herramienta de poder popular que pueda cambiar nuestro país y eso no se hace sólo desde las elecciones e instituciones; hay que construir movimiento por abajo, sindicalismo social, fomentar la autorganización de la gente dentro y fuera de Podemos; trabajar por la unidad popular desde abajo, más allá de los despachos”, añade el parlamentario europeo.

También estuvo presente en la Universidad de Verano de Anticapitalistas, aunque él no es militante de esta organización integrada en el partido de Pablo Iglesias, el recién elegido secretario general de Podemos en Cataluña, Albano Dante Fachín. El líder de la formación morada catalana considera que “el proceso vivido en Cataluña en los últimos meses puede ayudar a Podemos a nivel estatal”. Fachín cree que “la situación ha cambiado y la maquinaria electoral, la guerra relámpago, dejará de existir”. Para el secretario general de Podemos Cataluña, “cuando te centras en las elecciones es complicado relacionarse y crear espacios conjuntos con otros movimientos políticos y sociales y eso no puede quedar relegado”. Por ello, apuesta por “tomárselo con más calma y abrir espacios de verdad”. La gente, explica Fachín, “hasta ahora ha tenido comprensión, entendía la dificultad de lo que intentábamos hacer, la dificultad de los ritmos electorales para una organización que acaba de nacer, el tener que hacer frente a los numerosos ataques mediáticos… Pero somos asamblearios, y nos gustaría que la organización hubiera estado más cerca de la gente”. Según argumenta el dirigente catalán, “ha habido una comprensión con el proceso hasta ahora, pero no podemos pedir que esa comprensión dure siempre, es más, no tiene que durar esta comprensión siempre”.

Fachín pone el ejemplo una de sus promesas en las primarias para el Consejo Ciudadano catalán. “Una de las cosas que llevábamos en nuestra propuesta político-organizativa es la creación del Consell de Cent, un espacio de representación territorial y sectorial que dote a los círculos no sólo de capacidad de debate, también de capacidades decisorias, de esta manera nos comprometemos políticamente a distribuir ese poder”, explica. “En el Consell de Cent las sillas no tienen nombre, los representantes de cada consejo y círculo en cada momento serán diferentes, elegidos por los propios consejos y círculos, y eso dota a este espacio de un control por abajo de la organización, facilitando un espacio donde no se generen disputas entre familias”, añade. “Nuestro compromiso es que vamos a crear ese Consell de Cent y que respetaremos sus decisiones y si funciona cogeré una maleta y me iré por los distintos territorios a explicar la propuesta”, promete. Políticamente cree que hay que volver a dibujar una línea que separe con claridad a Podemos del PSOE. “Yo salí a la calle en el 15M diciendo eso de PSOE y PP la misma mierda es, y Podemos recogió ese guante, pero después con los procesos electorales, las negociaciones posteriores y el ritmo mediático se ha desdibujado esa línea, habría que volver a recuperarla”, considera Fachín.