Pablo Iglesias, el que más gana (120.000 €) y Rajoy el que menos paga a Hacienda

Mariano Rajoy y Pablo Iglesias, durante el último encuentro que mantuvieron en el Congreso. / Efe
Mariano Rajoy y Pablo Iglesias, durante el último encuentro que mantuvieron en el Congreso. / Efe
Actualizado a las 21:00 con más información

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, fue el político que más ganó (119.428 euros) en 2015 y Mariano Rajoy el que proporcionalmente menos pagó a Hacienda en el mismo ejercicio, según las declaraciones de bienes y rentas presentadas en el Congreso de los Diputados después de las elecciones del 26 de junio y publicadas este miércoles, tras la reunión de la comisión del Estatuto del Diputado.

Publicidad

El jefe del Gobierno en funciones y presidente del PP declaró unos ingresos brutos ligeramente inferiores a 105.000 euros, de los que 19.500 proceden de bienes inmuebles alquilados, 79.500 de sueldo como presidente y el resto de otros conceptos como derechos de autor y rendimientos de sus ahorros. No figura en su declaración la dieta de 900 euros mensuales que recibe del Congreso como parlamentario por Madrid y que está exenta de impuestos. Por esos ingresos brutos liquidó a Hacienda 27.290 euros.

En cambió, con unos ingresos de quince mil euros más, Iglesias pagó a Hacienda 12.000 más que Rajoy. El secretario general de Podemos liquidó 39.488 euros al fisco por el ingreso bruto ya mencionado de 119.428 euros, de los que 80.900 correspondían a su sueldo como eurodiputado, 33.700 por derechos de autor y presentador de televisión y algo más de 4.000 como dirigente de Podemos.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, declaró su sueldo como diputado por Madrid, al que añadió 23.500 euros como presidente del Grupo Parlamentario, 240 de devolución de la última declaración del IRPF y unos 14.000 euros por una vivienda alquilada. Pagó a Hacienda 22.354 euros en 2015.

Por su parte, Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, declaró unos ingresos de 86.000 euros, de los que 61.000 procedían del Parlament de Catalunya y 22.000 del partido, y otros conceptos, y pagó a Hacienda algo más de 25.000 euros.

El jefe del Gobierno, con casi un millón de euros en su cartera de ahorro e inversión, y numerosos bienes inmuebles, es el más adinerado de los dirigentes de las cuatro principales fuerzas políticas. Rajoy posee una vivienda con garaje en Madrid, un apartamento también en la capital y una vivienda y un apartamento en Pontevedra. Iglesias tiene una casa en Ávila. Sánchez posee dos viviendas en Madrid y Rivera dos en Barcelona.

Luego ya, el coordinador general de Izquierda Unida (IU), integrado en el grupo parlamentario de Unidos Podemos (UP), Alberto Garzón, añadió a su salario de diputado un ingreso de 15.800 euros por derechos editoriales, lo que le situó en una franja de ingresos brutos cercana a 70.000 euros, de los que pagó a Hacienda 21.600.  Garzón es copropietario de dos pisos y una plaza de aparcamiento en Rincón de la Victoria (Málaga).

Por su parte, el dirigente de En Común Podem, la primera fuerza política en Cataluña en las dos últimas elecciones generales, Xavier Domenech, declaró un ingreso de 43.919 euros como profesor comisionado del Ayuntamiento de Barcelona el año pasado, por los que pagó 10.853 euros a Hacienda y le quedaron otros 10.000 en la cuenta corriente. No tiene casa ni coche en propiedad, salvo que los haya comprado al mejorar este año su situación económica. Hay que tener en cuenta que la asignación básica de los diputados es de 2.813,87 euros al mes, a la que se añade una dieta mensual exenta de impuestos de 1.823,86 para los diputados de las circunscripciones distintas a Madrid y de 870,56 para los elegidos en Madrid.

Por su parte, la dirigente de En Marea, también integrada en el grupo de UP, Alexandra Fernández, estudiante de Arquitectura y Urbanismo, no tuvo ingreso alguno el año pasado. Si descontamos los algo más de 8.000 euros que dice tener en el banco, su declaración es una de las más limpias de los 350 diputados que integran el Congreso. Con el dirigente del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, que declara 5.112 euros de ayuda del sistema especial agrario (426 euros al mes), la dirigente gallega es la diputada más pobre. La más rica y pudiente pasa por ser Isabel García Tejerina, del PP, actual ministra de Agricultura en funciones y copropietaria de 25 pisos y tres locales comerciales en Valladolid.

La situación económica personal de sus señorías no ha variado gran cosa respecto a la declaración de bienes y rentas analizadas por cuartopoder después de las elecciones generales del 20 de diciembre pasado. Los diputados más acomodados y con mejores sueldos pertenecen al PP, mientras que en Ciudadanos aparecen nueve "submileuristas" y en Podemos hay diputados que venían del paro obrero. En Izquierda Unida, las confluencias, el PSOE y Ciudadanos, la mayoría de las retribuciones no superaban los 40.000 euros anuales. Quizá el dato más destacado es la acumulación de bienes raíces de sus señorías del partido de Rajoy Brey, algo que serviría de argumento para que Richard Ford, el novelista de la clase media alta de Estados Unidos, al que han concedido el premio Princesa de Asturias de este año, moviera a su personaje Bascombe en el mercado inmobiliario español tras la oleada de desahucios que no cesan.