PSOE, UP y los nacionalistas piden la dimisión de De Guindos por mentir en el 'caso Soria'

3
Congreso de los Diputados-Canal Parlamento (YouTube)
Actualizado a las 22:00 horas del 13/9/16

Todos los grupos de la oposición, con excepción de C's, ha pedido la dimisión del ministro de Economía, Luis de Guindos, tras escuchar sus explicaciones sobre el nombramiento fallido del exministro de Industria, José Manuel Soria, para el puesto de director ejecutivo en el Banco Mundial. Los portavoces de los grupos entienden que titular de Economía en funciones y también el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mintieron para justificar el favor político a Soria, quien se vio obligado a dimitir el 15 de abril pasado tras aparecer en los papeles de Panamá sobre fraude fiscal.

Publicidad

El ministro De Guindos reconoció que el nombramiento de Soria había sido "discrecional" pero no estrictamente "político" en el sentido de que no pasó ni era necesario que pasara por el Consejo de Ministros. Explicó el procedimiento según el cual, la comisión de evaluación de su ministerio, presidida por el secretario de Estado de Economía, Iñigo Fernández de Mesa, al que atribuyó la responsabilidad del nombramiento, e integrada por tres directores generales y su propio jefe de Gabinete, realizó en enero la convocatoria para cubrir varias plazas en organismos financieros internacionales. Al puesto en el Banco Mundial se presentaron 25 candidatos. Soria todavía era ministro. La comisión evaluadora dejó ese y otros dos puestos sin cubrir "por sensibilidad política", dijo De Guindos, habida cuenta de que en aquellas fechas "el señor Sánchez optaba a la investidura" y podía haber otro gobierno.

Esa fue el primer reconocimiento implícito de que el nombramiento era político. Claro que en la segunda intervención se percató de la contradicción e intentó mejorarla diciendo que tampoco se habían renovado los cargos en la Comisión Nacional de la Competencia ni del Mercado de Valores, a la espera de la formación del nuevo gobierno. A la segunda convocatoria de la plaza se presentó ya Soria, quien el 15 de abril tuvo que dimitir de ministro de Industria por su implicación en operaciones empresariales mediante sociedades en paraísos fiscales para no pagar impuestos y evadir capitales. Además del exministro concurrieron otros nueve candidatos al puesto rotatorio con México y Venezuela en el Banco Mundial. Como recordó Pablo Iglesias, de Unidos-Podemos, se trata de una plaza muy bien retribuida: 226.500 euros "libres de impuestos". Tanto es así que entre los nueve que optaron estaba el consejero en el FMI y exsecretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, quien ha conseguido el cargo tras la renuncia de Soria.

De Guindos explicó que la renuncia del exministro se produjo "a petición del Gobierno" y dio a entender que él y el presidente Mariano Rajoy se lo pidieron el 6 de septiembre cuando estaban en China para participar en la reunión del G-20. Soria obedeció sin rechistar. Curiosamente, en su comparecencia ante los periodistas, Rajoy defendió la designación de Soria porque, según dijo, era un funcionario que se había reintegrado a su puesto y había optado a esa plaza como otros funcionarios y sin que el Gobierno tuviera nada que ver. Si el nombramiento no era político, ¿por qué Soria aceptó la orden de renunciar? Fue la segunda contradicción que De Guindos trató de resolver aduciendo que "lo político era el perfil de Soria".

La tercera falsedad quedó de relieve cuando De Guindos aclaró en respuesta al socialista Pedro Saura que "Soria seguía en excedencia", es decir que no se había reintegrado a su puesto de funcionario, aunque si no se hubiese frustrado el nombramiento se habría dado de alta inmediatamente. Saura estimó que estábamos ante un dato nuevo y acusó a Rajoy de "mentir descaradamente". El presidente de la Comisión de Economía, Arturo García Tizón, no accedió a la petición del diputado para solicitar más detalles sobre este asunto. Según el portal de Transparencia del Gobierno, Soria cobra desde el 1 de mayo pasado más de 4.600 euros mensuales de indemnización como exministro (el 80% de su salario) y si hubiera reingresado en la función pública no tendría derecho a esa retribución.

La cuarta mentira de la argumentación del Gobierno la puso de relieve el dirigente de UP, Pablo Iglesias, quien demostró con sus preguntas a las que De Guindos no pudo contestar que no existió "concurso" alguno entre funcionarios, con publicidad, baremos, calificaciones y posibles recursos. Al ministro sólo le quedó el argumento de que "la discrecionalidad" del nombramiento está condicionada por un procedimiento que no existe en otros países y permite optar a la plaza a los 650 economistas y técnicos del Estado. Eso no quita para que, como dijo Antonio Roldán, de C's, el traje a la medida de Soria estuviera confeccionado de antemano.

El socialista Saura fue el primero en reclamar la dimisión de De Guindos afirmado que si Soria no era digno de estar en el Gobierno, tampoco lo era para representar a España en ninguna institución internacional, en la que además habría generado polémica. "Lo que ustedes han hecho no es ético ni coincide con la ética de la mayoría de los españoles", subrayó antes de manifestar la incapacidad de Rajoy de evitar el favoritismo y la corrupción y de espetar a De Guindos que "usted no es digno de seguir de ministro". En el mismo sentido se pronunció Iglesias, quien se interesó por una información de la Sexta sobre si Soria iba a sustituir a Beatriz de Guindos, sobrina del ministro, en su puesto en el Banco Mundial. El ministro respondió que eran puestos distintos.

En la exigencia de responsabilidad política incidieron los portavoces de ERC, Ester Capella y del PNV, Pedro Azpiazu. La primera alertó sobre el interés de Soria y del Gobierno en controlar de cerca el procedimiento por "las quince demandas formuladas por empresas de energías limpias ante el Banco Mundial", y Azpiazu calificó de "mayúscula metedura de pata" de Guindos y de Rajoy en el caso Soria. También cargaron contra el ministro el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, y el del PDC, Ferran Salvador, ambos desde el grupo mixto.

"La dignidad es evanescente"

Pero De Guindos despreció la apelación de Saura a la dignidad personal en la que apoyó su petición de dimisión, diciendo que "la dignidad es un concepto jurídico indefinido y evanescente". Es decir, que definirla y asentarla no está entre sus planes ni capacidades. Y tampoco dimitir. Igualmente, en respuesta a la falta de honorabilidad de Soria, del que algunos portavoces recordaron sus mentiras para negar la evasión de impuestos a través de sociedades offshore, De Guindos entiende que "la honorabilidad es un concepto difícil de definir; se define en los consejos de administración de los bancos y se dice: no haber tenido un proceso, estar limpio, no investigado. Por eso en casos de gente imputada, el Banco de España acaba abriendo un proceso".

El ministro, al que todos los grupos menos el PP pedían que compareciera ante un pleno extraordinario --C's apoyó finalmente la propuesta de la derecha de que compareciera únicamente en la Comisión de Economía-- contó con el apoyo del popular Eloy Suárez Lamata, quien protagonizó una intervención desaforada y ajena a la cuestión en la que acusó al PSOE de complicidad con ETA en el "caso Faisán", a UP de haber colocado a medio centenar de parientes en los ayuntamientos y recordó que ellos habían ganado las elecciones y el PSOE será responsable de que no suban las pensiones ni los sueldos de los funcionarios. Saura le tildó de "indigno" e Iglesias afeó la "falta de respeto" a los cargos públicos de su formación política y deploró que el presidente, García Tizón, no le llamase la atención por no atenerse al asunto objeto de debate. Pero cuando la dignidad "es evanescente", poco se puede esperar.

3 Comments
  1. eivitanit says

    Todo muy bonito pero ha omitido la HONORABILIDAD , debo decir .

  2. Usuario(Nick) says

    Es la discreccionalidad no política de un mentiroso la que elije a dedo sin concursar al mentiroso Soria, que a su vez se vió forzado a dimitir por más mentiras sobre los Papeles de Panamá y por la cercanía de unas segundas elecciones generales (26J), para no hacer peligrar elección de otro mentiroso compulsivo, cínico y sin escrúpulos de la banda genovesa…

    P.D. : Próximos estrenos «Rita caloret», «Dos discos duros» y «Gürtel y Púnica» estafa como puedas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.