El proyecto de Ramón Espinar refleja la fuga de apoyos de Iglesias en Madrid

Eduardo Ocaña *

Iñigo Errejón, Secretario político de Podemos, junto a Pablo Iglesias, en una imagen de archivo en el Congreso. / Efe
Iñigo Errejón, Secretario político de Podemos, junto a Pablo Iglesias, en el Congreso, en una imagen de archivo. / Efe

La pugna en Madrid para la renovación de su dirección autonómica concentra desde la semana pasada el fuerte debate interno de Podemos que alcanza también a la dirección estatal. Su Secretario general, Pablo Iglesias, desató la polémica al desdeñar el ‘Proceso Adelante’, que habían anunciado personas consideradas más cercanas a Iñigo Errejón. También se refirió directamente al proyecto en el que participaría Ramón Espinar, y que finalmente se presentó ayer con el nombre ‘Podemos Escucha’. A este último, se han sumado, entre otros, los diputados autonómicos María Espinosa, Elena Sevillano y Marco Candela, sin embargo, ha recabado un menor respaldo por parte de las caras más visibles dentro del partido en Madrid.

Publicidad

Fue el sector más cercano a Iñigo Errejón el primero en mover ficha con su ‘Proceso Adelante‘ para postularse al proceso de renovación de la dirección de Podemos en Madrid. En su presentación pública participaron personas con mayor afinidad al Secretario político estatal, entre ellos, varios de los consejeros ciudadanos autonómicos que dimitieron en marzo por disconformidad con Luis Alegre. Es el caso de los diputados Emilio Delgado, Pablo Padilla, Clara Serra y Jazmín Beirak. A ellos hay que sumar a Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid, y al portavoz del grupo parlamentario de Podemos en la Comunidad, José Manuel López, así como a personas de otros sectores como Tania Sánchez, el diputado autonómico Hugo Martínez Abarca y los concejales de Madrid, Esther Gómez y Jorge García Castaño, que habían formado parte de Convocatoria por Madrid.

Además, otras personas consideradas afines a Pablo Iglesias, como Lara Hernández, Eduardo Fernández o Miguel Vila, quien fue también criticado durante las dimisiones de Madrid, mostraron su adhesión al proceso encabezado por Maestre y Sánchez, un revés a los apoyos del Secretario general de Podemos en Madrid. Frente a la suma de esta alianza, ‘Podemos Escucha’, el proyecto que contaba con el beneplácito de Pablo Iglesias, con Ramón Espinar como miembro más destacado, no ha recabado por el momento un respaldo similar entre las personas más reconocibles de la organización en Madrid.

A nivel estatal, Irene Montero, jefa de gabinete de Iglesias, ha sido la única en pronunciarse sobre el proceso abierto en Madrid para refrendar las palabras del secretario general en las que consideraba públicamente al proyecto de Ramón Espinar por encima del presentado por los cercanos a Errejón. Incluso, el propio Luis Alegre, aunque no se ha retratado de forma pública, sí que compartió en su perfil de Twitter mensajes publicados por Eduardo Fernández Rubiño y Miguel Vila el día que se presentó el ‘Proceso Adelante’. En la dirección, nadie más se ha pronunciado. Pablo Echenique, Carolina Bescansa e incluso Rafa Mayoral, considerado una de las personas más próximas a Iglesias, han mantenido la neutralidad y no se han decantado en ningún sentido. Por el contrario, quien sí ha mostrado apoyo al proceso ‘Podemos Escucha’ ha sido Juan Carlos Monedero, cofundador y exdirigente del partido.

Además de las iniciativas mencionadas, se espera que en los próximos días sean los Anticapitalistas quienes pongan en marcha su propuesta, que de momento afirman querer centrarse en la discusión de documentos políticos y organizativos. Uno de sus miembros más destacados, el eurodiputado Miguel Urbán, ya estuvo a punto de convertirse en secretario general de Podemos en la comunidad. Su lista consiguió solo dos miembros menos en el Consejo Ciudadano Autonómico de Madrid.

Quienes sí han presentado su propia iniciativa es ‘Uniendo Podemos‘, impulsada por varios secretarios generales municipales y miembros de círculos de la comunidad. Según el manifiesto que publicaron ayer, exigen una “nueva organización que acabe con los errores del pasado” y proponen que se creen “nuevas estructuras horizontales en las que se empodere a los círculos y personas que sienten Podemos como suyo”. Sus promotores han convocado un encuentro el próximo 24 de septiembre abierto a todos aquellos que no se circunscriben “a ninguna sensibilidad o familia” para debatir la reactivación de la “participación presencial de la ciudadanía” en los círculos o “la duplicidad de cargos en Podemos”.

(*) Eduardo Ocaña es periodista.