Alba Rico: “Iglesias y Errejón tendrán que debatir y llegar a un consenso”

11
Santiago Alba Rico entrevista
Santiago Alba Rico en una imagen de 2015. / Dani Gago (Podemos)

Este filósofo y escritor es autor de numerosas publicaciones, principalmente ensayos. En los años 80 ejerció como guionista en el conocido programa de televisión infantil La Bola de Cristal. Actualmente es colaborador de cuartopoder.es y otros medios. Señala que ha sido un hombre de partido político fallido hasta que surgió Podemos, con el que se siente identificado. No en vano, concurrió simbólicamente en las elecciones del pasado 20-D como candidato a senador por la provincia de Ávila. Santiago Alba Rico (Madrid, 1960) atiene a este medio vía llamada online desde Túnez, país en el que reside de forma habitual, para analizar cuestiones de plena actualidad en Podemos como la presentación de varios proyectos para renovar el partido en la Comunidad de Madrid.

Publicidad

— El otro día escribió un artículo sobre Proceso Adelante, la iniciativa lanzada por, entre otras personas, Tania Sánchez y Rita Maestre, para renovar Podemos en la Comunidad de Madrid. En él señala que el proyecto tiene una clara intención de superar el conflicto madrileño y es positivo ¿Por qué cree que es así?

— Con una cierta ingenuidad, yo y otras personas muy cercanas incluso de mi familia que no están vinculadas a Podemos, salvo a través quizás del voto, lo recibimos con enorme alborozo. Nos pareció una buena noticia. En primer lugar porque es una iniciativa dentro de un proceso autonómico que se acaba de abrir con unas características que vale la pena subrayar y elogiar. Es una propuesta muy desmasculinizada, estrictamente madrileña, que apuesta por reactivar los círculos. Y al mismo tiempo, algo para mi fundamental, que aspira a cerrar esta polarización muy alimentada por los medios de comunicación que acababa interpretando Podemos como un choque de ismos. Esta candidatura me parece que rompe con ese choque de errejonismos y pablismos. Me lo parecía porque se une gente variada que procede de muy distintos sitios. Unos, calificados como errejonistas, otros que de ninguna manera pueden ser identificados como pablistas o errejonistas, como es el caso de Tania Sánchez. Y apoyada por mucha gente que es claramente identificada como pablista, que trabaja muy cerca de Pablo Iglesias. Desde Lara Hernández a Eduardo Fernández Rubiño o Miguel Vila. Por tanto, para mí fue una gran alegría teniendo en cuenta que esta presunta fraccionalidad ha generado muchas tensiones dentro de Podemos en los últimos meses. A mi me pareció, y esto da buena medida de mi ingenuidad, sobre todo una iniciativa pablista en el sentido que de alguna manera se hacía eco de algo que Pablo ha repetido muchas veces que es la necesidad de revisar la organización y superar Vistalegre. Me parece que debe servir para eso, el cómo a través de un experimento estrictamente madrileño se puede comenzar a superar Vistalegre.

— Iglesias, sin embargo, dijo que habría candidaturas mejores. Y desde su entorno han visto este movimiento con muchos recelos y como un desafío en algunos casos ¿Por qué cree entonces que se dieron esas reacciones?

— Creo que como resultado de la propia construcción de Podemos en Vistalegre y, de alguna manera de su fracaso, bajo la presión de los medios de comunicación del régimen del 78, en lo interno de Podemos se generan muchos malentendidos. Pero a mí no me cabe la menor duda de que Pablo, como secretario general indiscutible e imprescindible de Podemos, va a adoptar una posición de entera neutralidad. En todo caso lo que sí ha hecho, quizás no de la manera más acertada formalmente, es destacar el hecho de que va a haber varias iniciativas. Creo que eso no es malo, hay que recibirlo como una buena noticia y aceptarlo con normalidad.

— Hay quien piensa, como por ejemplo señaló Manolo Monereo en una entrevista con este medio, que reflejar algún signo de división interna, aunque se pretenda un debate político, debilita a Podemos sobre todo por la utilización que harán los enemigos del partido. ¿Comparte ese planteamiento?

"Que personas que tienen proyectos políticos diferentes se sienten a negociar devuelve a Podemos su espíritu original"

— Tenemos que empezar a perder un poco el miedo. Respecto a la entrevista de Manolo, que es sin duda la mejor cabeza política e intelectual de este país y la que tiene más experiencia por lo que puede prestar un mejor servicio a Podemos en términos de pedagogía política y mediación, solamente hay dos cosas que critico un poco. Una es su hipersensibilidad. El miedo que tiene a que se haga daño a Podemos, porque lo sabe muy expuesto y vulnerable y es perfectamente consciente de lo que significa en términos mediáticos, y que haya considerado que hay una situación de excepción en la que tenemos que tener un especial cuidado. Yo creo que Podemos, desde que nació vive una situación de excepción. Pero aquí lo que hay es un proyecto de normalización que se inscribe en una convocatoria de asamblea ciudadana, decidida en un Consejo Ciudadano en el que los errejonistas no estaban. Hay que negar que este proceso abierto en Madrid tenga nada que ver con una situación de excepción. Es más bien una tentativa, algo para experimentar una revisión de Vistalegre. La iniciativa de Proceso Adelante, como la de Ramón Espinar u otras se inscriben en ese marco de revisión y normalización política. En ese sentido hay que aceptarlo sin miedo y sin considerar siempre aquello que de todas maneras va a ocurrir, que es que hagamos lo que hagamos siempre será utilizado contra nosotros. La otra cosa es que yo no creo que se trate de una reconciliación como dice Manolo. Las reconciliaciones se producen entre amigos o enamorados. Yo no creo que haya aquí una serie de personas afectivamente enemistadas y que tengan que sentarse a tomar unas cañas para darse un abrazo. Es todo lo contrario, son personas que siguen distanciadas en otras cuestiones, que incluso tienen proyectos políticos diferentes y que han decidido en cualquier caso sentarse a negociar un espacio común de debate. Negociar un espacio común de debate allí donde, hay que reconocer que hay dificultades, se ha creado una lógica faccional. Esto sólo puede ser una buena noticia. Que personas que tienen proyectos políticos diferentes estén dentro de un proyecto político común y se sienten a negociar un espacio común para debatir, eso es precisamente lo que devuelve a Podemos a su espíritu original, suponiendo que sepamos cuál es ese espíritu que tantas voces citan y de maneras tan distintas.

— Se habla mucho de las diferencias que existen entre las corrientes de Podemos. Y por ello se generan iniciativas distintas ¿Cuáles cree que son esas diferencias?

— Una cosa que sí creo que es importantísima subrayar es que el proceso de Madrid es estrictamente madrileño y nada tiene que ver con otras diferencias que pueda haber a nivel estatal. Y luego aquí yo sí daría la razón a Manolo. En el sentido de que uno de los problemas que no ha sabido resolver Podemos, por los calendarios electorales apremiantes, por la dificultad de correr y atarse los zapatos, es saber cuáles son las diferencias políticas porque no hay realmente espacios de debate y deliberación. Yo voté a favor de la propuesta ganadora en Vistalegre. Con mis reparos y reservas, me parecía fundamental construir lo que entonces se llamó una maquinaria de guerra, con un lenguaje que a mí me gusta poco por razones obvias. Pero sí que era una maquinaria electoral para afrontar calendarios electorales muy apremiantes. De todas formas, Vistalegre daba mucho más de sí. Creó una serie de órganos que han quedado vaciados de todo poder, no sólo decisorio sino deliberativo. Ésto lo llevo escribiendo desde hace más de un año en muchos artículos. Me preocupa que los órganos emanados de Vistalegre estén dejando de valer para lo que nacieron, que era la deliberación y toma de decisiones. Lo que ocurre, allí donde no hay órgano de deliberación, es que todo se hace en los márgenes, la oscuridad y la semi-oscuridad, algo que alimenta las ficciones pero también las realidades de las facciones y alineamientos. Eso es con lo que hay que romper. Y es por lo que recibí con alborozo la iniciativa de Proceso Adelante porque pensé que debe servir justamente para revisar Vistalegre e iniciar en Madrid una reconstitución que luego se debe ampliar a todo el Estado como condición de una verdadera funcionalidad y eficacia de una organización en la que eso debe estar puesto al servicio de la gente y los problemas reales.

Una cosa que me preocupa de los últimos días es que no he mantenido con nadie de Podemos una conversación que versase sobre el mundo, todas eran en clave interna. Esto no es bueno para Podemos. Se trata de quebrar esa lógica, crear espacios de debates democráticos donde podamos, si hace falta, partirnos la cara pero sin que eso genere sombras o sospechas por parte de nadie. Desde luego creo que en el caso de Manolo estamos de acuerdo en eso. Lo conozco, lo respeto y lo admiro como a pocas personas en este mundo y yo sé que lo que hay en él es sobre todo como un exceso hipocondríaco de preocupación por el daño que pueden hacernos desde fuera aquellos que obviamente quieren acabar con Podemos. Dentro de Podemos seguramente habrá aunque no los podemos localizar, militantes aislados que quieren acabar con Pablo. Yo desde luego no conozco a nadie que discuta su liderazgo.

— En la idea de lo que debe ser Podemos, ¿no hay diferencias entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón?

"Hay que crear espacios de debates donde podamos, si hace falta partirnos la cara pero sin que eso genere sospechas por parte de nadie"

— Seguro que las hay, y es bueno que las haya. Esas diferencias sólo pueden ser enriquecedoras. Lo que yo digo es que esas diferencias, que existen, caben dentro del proyecto de Podemos. Es imposible imaginar un Podemos sin Pablo o sin Íñigo. No sólo con las características personales de cada uno sino también con sus respectivas culturas políticas. Tendrán que debatir y llegar a un consenso. Lo han hecho otras veces. Unas veces ese consenso ha sido acertado y ha dado un empujón a Podemos. Otras veces se han podido equivocar y han hecho retroceder a Podemos. Lo que es inimaginable es un Podemos sin alguno de los dos y sin la multitud de diferencias estratégicas y políticas que en estos momentos hay, con una confluencia enredada con muchas fuerzas. Esas diferencias sólo se pueden resolver con espacios de debate y deliberación transparentes. Lo organizativo y lo político son factores inseparables de manera que si no resolvemos lo primero tampoco lo segundo. Resolver las dos cosas es la única garantía de que realmente podamos convencer a una mayoría social para que apoye a Podemos y nos lleve a gobernar las instituciones.

Santiago Alba Rico entrevista
Alba Rico, en otra imagen. / D. G. (Podemos)

— ¿Puede llegarse a un consenso en el proceso de Podemos Comunidad de Madrid y lograr un proyecto unitario para reconducir la situación?

— Lo ideal es que primero se genere un espacio donde se puedan discutir todos y eventualmente confluir todos o varios de ellos. Creo que el proceso iniciado es largo, de dos meses, no ha hecho más que empezar. Cualquier iniciativa, documento o propuesta debe ser discutida pública y transparentemente. Si se consiguen unir candidaturas o propuestas, cuanto más lejos se llegue en esa perspectiva mejor. Pero no nos debería dar mucho miedo encontrarnos con proyectos claramente distintos y que se discutan y luego en un proceso de primarias venza la lista más votada. Ya veremos qué pasa cuando se llegue a la formación de listas. Ahora creo que en todo caso deberíamos llevar esto con absoluta normalidad y alegría por el proceso. En mi caso, con regocijo hacia esta iniciativa que personalmente me parece muy esperanzadora por sus características. Cuando llegue la hora de votar en primarias, cuanta más unidad haya entre todos los actores, más fortalecido saldrá el Consejo Ciudadano y el proyecto de Podemos.

— ¿Considera que desde los poderes económicos o mediáticos se está deseando que se presente un liderazgo alternativo a Iglesias?

— Estos poderes económicos, como el espíritu hegeliano, no tienen escrúpulos. Por tanto, cualquier vía que crean que les puede servir para debilitar Podemos primero y luego destruirlo, la van usar. Van a generar siempre dudas sobre la unidad de Podemos; van a tratar de generar divisiones internas y aprovecharlas mediáticamente para alimentarlas y acentuarlas en una profecía autocumplida. Van a utilizar todos los recursos a su alcance para destruir el proyecto Podemos. Por eso creo que tenemos que tener también mucho cuidado con alimentar relatos faccionales porque son los que acaban proporcionando leña y carnaza a estos grandes poderes que son los que llevan determinando décadas la realidad política de España.

— Sobre el proceso de investidura, a raíz de un artículo sobre la posición de Anticapitalistas, destacó que estaba de acuerdo con apoyar un Gobierno del PSOE pero desde fuera, es decir, sin que Podemos entre en el ejecutivo. La posición oficial del partido es que hay que entrar. ¿Por qué defiende lo primero?

" En estos momentos, creo que Podemos perdería más que ganaría yendo a terceras elecciones"

— De entrada quiero recordar que yo no tengo ningún cargo orgánico o público en Podemos. Soy sencillamente un escritor que cree después de mucho tiempo haber encontrado su partido. He sido un fumador fallido, algo beneficioso para mi salud, y un poeta fallido, algo muy beneficioso para el mundo. He sido también un hombre de partido fallido, sólo después de los 50 he encontrado un partido que creía que me representaba y que veía que debía apoyar. Hablo por tanto como alguien que ha encontrado su partido y al que le gustaría cuidarlo lo más posible y lograr, en la medida en que yo pueda ayudar de alguna manera, que alcance el Gobierno para cambiar radicalmente este país. Dicho esto, en mi condición de escritor crítico en todas direcciones y que cambia de opinión tantas veces como cambia el mundo de forma y contenido, creo que las condiciones respecto a hace 6 meses han cambiado. En estos momentos Podemos creo que perdería más que ganaría yendo a terceras elecciones. Tiene un capital trabajosamente conseguido de 71 diputados, que no es pequeño. Sería muy bueno que se convirtiera en la oposición de izquierdas al PSOE, tener tiempo para esta reorganización y revisión de Vistalegre, para reenganchar y movilizar a la ciudadanía y esperar una oportunidad que sin duda nos daría cualquier Gobierno pero más uno débil y en minoría del PSOE. He leído un artículo del periodista Javier Gallego que me ha gustado mucho y decía algo muy parecido que es que estando en la oposición se puede ganar aire, experiencia, emociones, etc. Pero con unas nuevas elecciones, la desmovilización de los votantes podrían hacernos perder votos, presencia o legitimidad. Eso tenemos que conservarlo porque la situación general en Europa y en el mundo determina que Podemos sea necesario como dique de contención de un tsunami destro-populista y casi fascista. Pero reitero, lo digo desde fuera sin querer ni provocar ni orientar ningún debate interno.

— ¿Qué movimientos cree que hará el PSOE?

Pedro Sánchez está atrapado entre un baronato que quiere acabar con él y quitárselo de encima y la imposibilidad, impuesta desde dentro, de llegar a un pacto de Gobierno con Podemos. La duda es ver cuánto va a resistir. A veces pienso que se está creyendo, que no es sólo por pragmatismo y supervivencia, algo así como que es el héroe del cambio enfrentado a los grandes poderes fácticos económicos y barones de su partido. Todo va a depender de cuánto resista y si realmente por razones de supervivencia o convicción quiere asumir la presidencia. En ese caso, tendrá que mover ficha después ya de las elecciones vascas y gallegas. Ahora de momento va a ser todo un permanente marear la perdiz, mantener la tensión mediática pero sin inclinarse en ninguna dirección. Después, veremos. Puede ocurrir que si obtienen un mal resultado en las dos, acabe claudicando ante el IBEX y las presiones para llegar a algún acuerdo con el PP a cambio de poca cosa. Si no, tendrá que decidir si se deja sacrificar por el partido sin lucha o la presenta y hace algún tipo de propuesta.

— Respecto a la confluencia dentro de Unidos Podemos, ¿qué futuro a medio y largo plazo espera a ese espacio?

— Va a ser complicado, hay que reconocerlo. Pero una vez lograda la confluencia hay que mantenerla. Ahí dependerá de todas las partes, porque son más de dos, no sólo eso sino robustecer esa confluencia. Esto, algo que digo de forma totalmente personal, sin que se impongan viejas dinámicas discursivas y organizativas de una izquierda que yo creo, la mayoría social de este país identifica más bien con el pasado. Puede ser triste que se identifique con el pasado mientras que a Rajoy se le identifique con el presente y futuro. Pero creo que nos tenemos que mover en esos mimbres y conservar la confluencia al mismo tiempo haciendo entender en discusiones lo más abiertas y respetuosas posibles que hay ciertas formas que no son compatibles con la actual coyuntura política. Pero creo que la IU renovada con Alberto Garzón a la cabeza es bastante consciente de todo esto. Desde luego lo ha demostrado porque no sólo se hizo un esfuerzo desde Podemos sino también desde IU y personalmente por Garzón. En la izquierda es todo mucho más complicado. Cuando no es el poder y el dinero lo que une, está claro que las discusiones van a ser mucho más agudas. Cuando uno cree que lo que está en juego es la razón esto siempre se defiende con mucho más calor y pasión que los escrúpulos cuando a cambio de perderlos tienes una cuenta en Suiza o Panamá. En la izquierda siempre vamos a tener estos problemas que sólo se resuelven con organizaciones transparentes y democráticas en las que se pueda discutir todo a calzón quitado.

11 Comments
  1. KillerComments says

    Uhhh pero este tío no puede ser más falso!!!

    ¿Que el interés de Proceso Adelante es superar el conflicto y es positivo? Es un pulso de los errejonistas a los pablibers, es como un bofetón en la cara de Pablo.

    Este tio o es muy tonto o muy interesado. Desde luego se nota que es periodista, tiene facilidad para manipular la información….

  2. Gonzalo says

    Yo con lo de José Couso le perdí totalmente el respeto a Alba Rico.

  3. Ruben Franco says

    Pablo es secretario y Errejón portavoz…deberían de pensar que en esos 6 millones hay oro puro y su labor es de mineros y capataces más que de ingenieros.

    PS: Todos somos contigentes pero el caballo blanco es necesario.

  4. fedorov says

    ¿No serían las bases de Podemos quienes tendrian que «debatir y llegar a un consenso»?
    Me parece terrible que una formación política tan joven y que se supone lleva el espíritu del 15-M en los genes, ya esté enfangada en este tipo de luchas personalistas y dedique tanto tiempo a sus propios lios internos y tan poco tiempo a hablar de política real.

  5. Etxea says

    ¿De qué color es el trepa morado de Santiago?

    PS: El errejonismo es una significante vacío y el pablismo o paulismo un buen género.

  6. Eli says

    Santiago, creo que eres mejor poeta que sociólogo. La llegada de Rita y Tania, la recibistes como el advenimiento de algo llegado del cielo para Podemos. Otras lo vimos como el posicionamiento de algunos que temian parder el puesto. No se hablaba de ideas, de no caer en los errores. De abrirse para que tuvieran cabida los que no estaban. No vistes que esta disparidad, más que ideológica, es de posicionarse para seguir en la pomada. Lo que sorprende es que estas divisiones en Madrid se han dado en momentos muy concretos y en procesos electorales importantes, en los que la unidad, da votos y la división perjudica.
    Santiago, no se si eres marxista de D. Carlos o de Groucho. Lo que veo es que quieres estar bién con todos, y me parece muy bién. Ahora, por el bién de Podemos, cuando uno se equivoca debe reconocerlo y si es político debe pagar por ello. Siempre buscando el bién. Como los clasicos.

  7. Católico anticlerical says

    Creo que todo lo que dice Alba Rico es muy sensato. Y me parece indigno que, desde el anonimato, se llame «falso», «tonto» o «interesado» a una persona de su categoría intelectual. También que comentarios así no sean borrados.

  8. mac says

    Conjunto de estudiantes, pnnes, gamberretes de izquierda, dedicados a auto-placeres mentales è ideològicos, presumidamente cultos, impàvidos, desaparecidos, ninguneados, mientras el bocazas, se dispone a castrarnos 4 años màs

  9. Pepe Grilo says
  10. cha says

    @Pepe_Grilo

    Nuestro quiero Tiago sabe de sobra eso, pero está en el ajo…seguramente escribirá un libro y será promocionado por algún «errejonista».

  11. Carlos J. Real says

    Leí la entrevista a Moreneo, la cual me al ludo mucho a entender que sucede en Podemos Madrid y leo esta entrevista a Alba y me encuentro que no dice nada de los tiempos, o sea da igual cuándo se presente una candidatura u otra como dice Moreneo cuando tenemos unas posibles terceras elecciones a las puertas y aquí creo que está el meollo de la cuestión, está bien discutir y confrontar ideas pero no en cualquier momento y forma

Leave A Reply

Your email address will not be published.