Feijóo revalida la mayoría absoluta y Urkullu vuelve a ganar con 2 diputados más

El PNV ha ganado claramente las elecciones en el País Vasco y el PP ha revalidado su mayoría absoluta en Galicia en las elecciones autonómicas de este domingo, 25 de septiembre. En ambas nacionalidades históricas, las derechas podrán gobernar en solitario frente a la división de fuerzas en la izquierda. El PSOE de Pedro Sánchez sale maltrecho, con una pérdida de 7 diputados en Euskadi y 4 en Galicia, donde se confirma el "sorpasso" o adelantamiento de Podemos y de sus confluencias. Ciudadanos no consigue el porcentaje mínimo del 3% del voto para obtener representación ni en el Parlamento Vasco ni en el Gallego. La formación de Albert Rivera ni siquiera alcanza el escaño que tuvo UPyD en Euskadi. Los electores han apostado por la estabilidad en ambas comunidades.

Con el cien por cien de los votos escrutados en el País Vasco, el PNV consigue el 37,63% del voto, lo que se traduce en 29 escaños en la Cámara de Vitoria, dos más de los que tenía hasta ahora. Con ello, el lehendakari en funciones y candidato a la reelección, Iñigo Urkullu, puede gobernar en solitario, dado que la suma de Bildu y Podemos queda un escaño por debajo. También puede optar por negociar el respaldo del PSE-EE para superar los 38 votos de la mayoría absoluta en la investidura en primera votación, aprobar los Presupuestos y las principales leyes, o bien recabar el apoyo del PP. Ambas formaciones, el PSOE y el PP han obtenido el mismo número de escaños: 9, si bien los socialistas de Idoia Mendía, con el 12% del electorado, superan en unos 30.000 votos a los conservadores, encabezados por el exministro y exalcalde de Vitoria Alfonso Alonso.

Aunque Podemos se colocó como primera fuerza política en Euskadi en las elecciones generales del 20D y el 26J, en los comicios del domingo ha quedado en tercera posición, con el 14,85% de las papeletas y 11 diputados. Todas las encuestas le daban al menos catorce escaños y algunas situaban a la formación de Pablo Iglesias por encima de EH-Bildu, que se mantiene como segunda fuerza política, con el 21,30% del voto y 17 escaños. Con todo, la formación que lidera Arnaldo Otegi, quien no ha podido presentarse por estar condenado por delitos relacionados con el terrorismo de ETA, pierde cuatro escaños. La principal novedad en este punto es la entrada de Elkarrekin-Podemos por primera vez en el Parlamento Vasco y la sustitución del PSOE como referente estatal de la primera fuerza de izquierda.

Publicidad

En Galicia, los resultados con el 98,77% del voto escrutado, confirman la mayoría absoluta del PP de Alberto Núñez Feijóo, que repite con los mismos 41 escaños que obtuvo en 2012 y amplía el porcentaje de papeletas del 45,80% a 47,70% en esta ocasión. La novedad en esta comunidad histórica es la ruptura del empate entre los socialistas y En Marea (el partido instrumental de Podemos, IU, A Nova y otras formaciones) en favor de éstos últimos, que se colocan como segunda fuerza en el Parlamento gallego con 14 escaños y un 19% de los votos, un punto más que el PSG-PSOE, que saca igual número de escaños: 14, y pierde 4 respecto a 2012. El BNG, que contaba con siete diputados, pierde uno y baja del 10% al 8% del voto.

La participación en Galicia ha sido del 63,7% del electorado, casi nueve puntos más que en 2012, cuando acudieron a votar el 54,91% de los electores. En el País Vasco la participación ha sido del 62,26%, casi dos puntos menos que hace cuatro años, cuando acudieron a las urnas el 63,96% de los ciudadanos con derecho a voto.

Encuestas a pie de urna

La encuesta a la puerta de 120 colegios gallegos, con 1.600 entrevistas, realizada por TNS Demoscopia para la Televisión de Galicia (TVG) da ganador por mayoría absoluta al PP de Alberto Núñez Feijóo con una horquilla de 38 a 41 escaños, seguido de En Marea con 14-16 diputados y del PSG-PSOE con idéntico número de escaños. El BNG obtendría de 4 a 6 diputados y C's podría conseguir un representante. La convalidación de la mayoría absoluta, situada en 38 de los 75 parlamentarios gallegos, permitiría a Feijóo seguir gobernando en solitario hasta el año 2020.

El sondeo difundido por Euskal Televista (EITB) en el País Vasco ofrece el siguiente resultado: 27 a 30 escaños para el PNV, 16 a 18 para EH-Bildu, 13 a 15 para Podemos, 8 a 10 para el PSE-EE, 7 a 8 para el PP y 0 ó 1 para C's, que podría entrar al Parlamento Vasco por primera vez si puntúa en Álava. El sondeo no ha sido realizado a la salida de los colegios sino en la jornada de reflexión, el sábado, y en las últimas horas del viernes y primeras del domingo, según aclaró el director de la empresa demoscópica contratada al efecto. El resultado obliga al lehendakari en funciones y candidato del PNV, Iñigo Urkullu, a pactar la investidura para salir elegido en primera votación.

En ambos sondeos, los socialistas son los que peor parados salen, pasando en Galicia a convertirse en tercera fuerza, detrás de En Marea, que gana en porcentaje de votos, y en cuarta fuerza política en Euskadi, donde se confirma el "sorpasso" de Podemos y el PSE-EE perdería 7 u 8 diputados, la mitad o uno menos de sus actuales 16 escaños.

Segundo avance de participación

El segundo avance de participación ofrecido por el Gobierno gallego cifra la afluencia a las urnas en el 42,47% del electorado a las 17:00 de la tarde. Este porcentaje es ligeramente inferior al que se registró en las elecciones de hace cuatro años.  Entonces había votado el 42,50% de los electores.

En Euskadi la participación hasta las cinco de la tarde es del 44,4%, lo que supone 2,8 puntos menos que la registrada en las elecciones autonómicas de 2012 a la misma hora, según ha informado en su tercera comparecencia  la consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia.

Primer avance de participación (12.00)

A las 12:00 horas de la mañana la participación electoral en Galicia era del 14,97% de los electores, lo que significa dos puntos más que en las elecciones de 2012, según la información ofrecida a las 13:00 horas por el Gobierno gallego.

En el País Vasco, a la misma hora habían votado un 15,4% de los electores, lo que significa un 0,6% más que en las anteriores elecciones autonómicas, según informó la responsable gubernamental Estefanía Beltrán de Heredia. La jornada transcurre con normalidad. En ambas nacionalidades históricas han votado ya casi todos los cabeza de lista y han lanzado mensajes llamando a la participación.

Apertura de los colegios electorales

Los colegios electorales en Galicia y el País Vasco han abierto a la 9:00 de la mañana sin que se haya registrado más novedad reseñable que la retirada de pasquines y carteles electorales en algunos de las localidades vizcainas de Basauri y Alonsotegi, que fueron retirados por la Ertzaintza. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha sido el candidato más madrugador y ha depositado su voto en el colegio público Zabalarra, en Durango, al que ha acudido con su esposa, Lucía Arieta-Araunabeña. Ha deseado que la jornada discurra "con toda la normalidad".

En el País Vasco están llamados a las urnas 1.783.411 electores, de los que 63.916 lo harán por primera vez en unas elecciones autonómicas. El dispositivo electoral consta de 2.593 mesas en 720 colegios electorales. El censo ha aumentado en 8.078 electores desde las pasadas elecciones. Los vascos eligen a los 75 representantes para el Parlamento Autonómico, con sede en Vitoria, entre las 16 candidaturas que concurren. La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, y el director de Procesos Electorales, Eugenio Artetxe, informarán del desarrollo de la jornada.

En Galicia tienen derecho a voto 2,7 millones de electores, de los que cerca de medio millón viven en el extranjero (más de 200.000 en Argentina y Uruguay). El censo ha disminuido en unas 50.000 personas desde los comicios de 2012, lo que indica que la población sigue cayendo en una nacionalidad histórica en la que según Emilio Castelao la gente prefiere emigrar a protestar. Los electores podrán elegir entre 19 candidaturas, de las que diez de otras tantas formaciones políticas se presentan en las cuatro provincias. El Parlamento Gallego está compuesto por 75 diputados, de los que, en función del porcentaje de población, 25 corresponden a A Coruña, 22 a Pontevedra, y 14 a Lugo y Ourense, respectivamente. El dispositivo electoral consta de cuatro mil mesas repartidas en 2.400 colegios. Por primera vez cada mesa dispondrá de una tableta de transmisión de datos.

Las elecciones vascas en gráficos.

Las elecciones gallegas en gráficos.