Anticapitalistas rechazaría gobernar con el PSOE; el sector de Errejón estudiaría cada caso

Proceso_Adelante
José Manuel López, Tania Sánchez, Rita Maestre, Clara Serra y Hugo Martínez Abarca, algunos de los impulsores de Proceso Adelante, iniciativa para la renovación de Podemos en la Comunidad de Madrid y cuya estrategia de relación con el PSOE difiere con la de Anticapitalistas. / Proceso Adelante

La asamblea ciudadana de Podemos en la Comunidad de Madrid avanza hacia la siguiente fase. El lunes por la noche terminó el plazo para la presentación de documentos políticos y organizativos y ayer las iniciativas que se habían conformado desde hace unas semanas los hicieron públicos. Los primeros en dar el paso fueron Proceso Adelante, impulsado por integrantes del sector que dimitió en marzo de la dirección y cercano a Íñigo Errejón junto a otras personas como Tania Sánchez. Posteriormente se lanzó Podemos Escucha, representado por Ramón Espinar, entre otros, e identificada como más cercana a Pablo Iglesias. Por último, Reinicia Podemos, impulsada por Anticapitalistas y el sector tradicionalmente crítico de Podemos. Este proceso será en cierta medida un anticipo del debate que se dará próximamente a nivel estatal.

Publicidad

El proyecto de Podemos Escucha decidió ayer no publicar sus textos hasta que no lo hiciera el equipo técnico para respetar el proceso. Eso sucederá el jueves, según informó el partido. En cuanto a las otras dos iniciativas, destaca una diferencia política sustancial respecto a la relación con el PSOE, uno de los aspectos que marca el debate interno. Por un lado, la de Proceso Adelante afirma que Podemos debe “mirar de igual a igual” a cualquier fuerza política. Pero sobre los socialistas añaden: “La situación es compleja y en los diferentes niveles institucionales hay que moverse de forma distinta y aplicar geometría variable. Lo único que queda claro es que parecemos obligados y obligadas a establecer una relación laica con el PSOE, de tal forma que la crítica y la oposición frontal, la negociación y el diálogo y los acuerdos no sean alternativas excluyentes entre sí, sino decisiones políticas a adoptar según las circunstancias, teniendo presentes los objetivos estratégicos de nuestra formación política”.

Por su parte, desde Anticapitalistas afirman que “Podemos no debe ser la muleta del bipartidismo ni subalternizarse al PSOE”. A la hora de abordar alianzas y pactos de gobierno, el documento político de Reinicia Podemos apuesta por un modelo que “tanto en el Ayuntamiento de Madrid y en el resto de los municipios como en la Comunidad de Madrid evite la constitución de gobiernos mixtos con el PSOE”. “El objetivo es ser capaces de aunar las fuerzas del cambio para la construcción de una mayoría política, como se consiguió con la candidatura de Ahora Madrid y, en el caso de no conseguir ser esa mayoría, apostamos por un apoyo de investidura desde la oposición sin entrar en el gobierno, a condición de un acuerdo programático basado en medidas que reviertan las políticas neoliberales y signifiquen un avance en los derechos de las mayorías sociales”.

Hasta el 19 de octubre se seguirán produciendo encuentros temáticos y entre los días 20, 21 y 22 se presentarán los documentos definitivos tras un plazo en el que se pueden unir propuestas de una y otra iniciativa. El 24, 25 y 26 de octubre los inscritos en el partido morado podrán votar los documentos resultantes. Finalmente, entre el 29 de octubre y el 9 de noviembre se realizarán las primarias para renovar la Secretaría General y el Consejo Ciudadano Autonómico (CCA). A continuación, las propuestas más destacadas y, sobre todo, las que suponen cambios relevantes en el funcionamiento de Podemos hasta ahora, de las dos iniciativas mencionadas.

Proceso Adelante

El proceso, que ha contado como caras visibles con dirigentes como Rita Maestre, José Manuel López o la citada Sánchez, ha realizado 19 encuentros temáticos además de “decenas” de reuniones y talleres. Según informan, han participado 500 personas en la elaboración de las propuestas. Han presentado 11 documentos separados, 6 de ellos de temas organizativos, 4 políticos y uno temático sobre Igualdad. Según explica a cuartopoder.es Hugo Martínez Abarca, uno de los integrantes del proyecto, “el objetivo es ganar Madrid en 2019 a partir de generar hegemonía durante estos tres años”. “Es un documento orientado a ganar, por tanto, a ensanchar Podemos porque nos falta gente. Es una seña de identidad del Podemos original, no conformarse con buenos resultados sino ir a ganar”, añade. “Ganar antes de ganar”, es uno los lemas utilizados en este sentido. Otra de las ideas destacadas por Martínez es “que el militante pueda aportar más a la dirección que hasta ahora” y pasar de “maquinaria electoral” a un “partido más eficaz y democrático”. Y también que las diferencias se resuelvan de forma más fraternal con “compañerismo”.

"Seguimos firmes en los principios y flexibles en la táctica para, sin desnaturalizarnos, ser útiles a nuestro país y construir movimiento popular con la mirada puesta en el futuro", destacan. En el documento político-estratégico afirman que “no hay mejor noticia para el PSOE que un Podemos que se arrincone a su izquierda, debatiendo sobre sí mismo y que se olvide de articular una mayoría social en base a demandas de sentido común”. “La peor noticia para los privilegiados es un Podemos que no se resigna a ser una formación política de resistencia”, añaden reiterando la idea de que el partido debe mirar “de igual a igual” a cualquier otra formación política.

Entre las medidas más destacadas se encuentran las siguientes:

  • Mecanismos de descentralización como las Juntas territoriales. Serán de zona y autonómica y estarán compuestos por miembros del Consejo de Coordinación autonómico y las secretarías generales de los municipios correspondientes en el primer caso y todos en el segundo.
  • Mecanismos de participación como la Escuela de Formación, los Laboratorios de Innovación Política (espacios específicos de trabajo orientados a la deliberación sobre problemas o temáticas concretos, en los que se solicita una colaboración durante un breve espacio de tiempo a actores externos o a miembros de Podemos) o la Consejera 36 (espacio en el CCA para que actores de la sociedad civil o de los Círculos puedan exponer sus propuestas en su reunión habitual).
  • Una Asamblea Ciudadana en Movimiento, de carácter anual, que permita desarrollar a lo largo del año la acción política, evaluarla y decidir cuáles son las prioridades políticas para el siguiente periodo. Después de un año, en septiembre se realizaría una votación de prioridades.
  • Nuevas funciones en el CCA. Son Secretaría de Gobierno, Secretaría de Movimiento Popular, Secretaría de Formación y una Secretaría de Igualdad. Esta última “debe velar por la implantación de un Plan de Igualdad en el seno de todos los espacios de la organización”.
  • Distribuir el poder entre más gente, democratizando la toma de decisiones, incluso distribuyendo competencias de la Secretaría General de forma más colegiada.
  • Creación de una Oficina de Análisis de la Gestión Pública y Lucha contra la Corrupción, que se centrará en el análisis de la gestión pública en Madrid.
  • Sobre los Círculos, una de las medidas es que tendrán un responsable que podrá acudir a las reuniones de cada Consejo Ciudadano Municipal, con voz pero sin voto. También se crearán las Oficinas de Derechos, las asambleas municipales abiertas, la creación y extensión de Moradas locales y supramunicipales y la relación con las instituciones en acciones como "El día del cargo público".
  • Esta iniciativa pretende que una serie de cuestiones sean consensuadas entre todas las candidaturas. Una es el modelo de Comisión de Garantías Democráticas independiente. Otra, definir el régimen de incompatibilidades reconociendo problemas en la propuesta “una persona, un cargo”. Y por último, el sistema de primarias. No concretan el cómo pero sí que optan por uno más plural que el utilizado hasta ahora.
Reinicia_Podemos
Beatriz Gimeno, diputada autonómica, explicando junto a los también parlamentarios y consejeros Isa Serra y Jacinto Morano, los documentos presentados por Anticapitalistas para la asamblea ciudadana de Podemos Comunidad de Madrid. / @ReiniciaPodemos

Reinicia Podemos

La iniciativa impulsada por Anticapitalistas, cuyas caras más visibles en la Comunidad de Madrid son Miguel Urbán, Isa Serra o Raúl Carmago, ha agrupado sus documentos en uno sólo. La primera parte define el “proyecto político estratégico”; la segunda es el documento organizativo propiamente dicho y, por último, hay una parte sobre “Feminismo e Igualdad”. Según destaca Serra, diputada autonómica y consejera regional hasta el momento, el documento “es una apuesta por la pluralidad, la participación y la democracia para aprovechar todas las potencialidades de Podemos”. En este sentido afirma que “la cultura política que emana de las listas plancha y el modelo Vistalegre no permite que Podemos salga fortalecido de sus debates internos sino que nos acerca a dinámicas nocivas y disputas de poder, tan recurrentes en otros partidos”.

Por otra parte, la iniciativa pone mucho énfasis en la perspectiva feminista. Beatriz Gimeno, activista LGTBi y diputada autonómica, comenta que este proyecto tiene un “fuerte componente feminista”. “Lo que se pretende es impregnar de feminismo el partido y todo lo que salga de él”, añade. Esto no se refiere sólo a cuestiones formales como la paridad en las listas sino a la “teoría y práctica política”. Por ello, la manera de controlar que eso ocurra es la creación de un observatorio específico para cuidar la perspectiva de género, que también se encargaría de la formación y de ayudar a resolver problemas que lleguen a la Comisión de Garantías. No le quitarán competencias a esta Comisión pero sí ofrecerán recomendaciones. Considera que el feminismo de este proyecto es “impugnador” de la lógica neoliberal y vinculado al movimiento feminista y social frente a otras visiones de “feminismo ganador” o “amables”.

Entre las medidas más destacadas se encuentran las siguientes:

  • Prohibición de que una persona pueda tener dos cargos internos para evitar la concentración de poder. Es decir, no se podrían repetir esquemas ya existentes como que un consejero estatal lo fuera también autonómico. Un ejemplo de ello ha sido Luis Alegre (que compaginaba ser consejero estatal con la Secretaría General Autonómica) o Rita Maestre (consejera municipal y estatal), entre otros.
  • Establecer que la composición del Consejo Ciudadano se verá limitada a 1/3 de cargos públicos entre sus integrantes para garantizar la coordinación a la vez que la independencia del Consejo.
  • Crear una portavocía paritaria que se reparta funciones con la Secretaría General: comunicación del Consejo con los Medios de Comunicación, asumir las funciones de la Secretaría General ante imposibilidades coyunturales, convocatoria de las reuniones de Consejo Ciudadano, relación con otras organizaciones políticas.
  • Implantar el ‘sistema borda’ en las votaciones de primarias, asignando a cada persona inscrita un número de votos decreciente a un máximo de 34 personas. Es un sistema más proporcional que el existente pero un poco menos que el Dowdall, utilizado en candidaturas municipales. Un ejemplo de este sistema es el utilizado en el festival de Eurovisión donde cada votante le da al primero 10 puntos, 9 al segundo, 8 al tercero, etc.
  • Creación del consejo de municipios, con potestad decisiva y compuesto por los secretarios generales de cada localidad.
  • Proponer la elección de la Comisión de Garantías con candidaturas individuales no vinculadas a listas y con incompatibilidad de cargos. Una idea parecida a la iniciativa de Sánchez y Maestre.
  • Reforzar la relación de los círculos con los órganos y dotarlos de poder efectivo. En este aspecto se incluye un mecanismo para que éstos trasladen iniciativas de acción política directamente a la dirección.
  • Uno de los objetivos prioritarios es que en la próxima cita electoral se puedan “construir candidaturas que vayan más allá de una suma de siglas y una unión por arriba, que construyan unidad popular por abajo, desde los barrios hasta el conjunto de la Comunidad de Madrid”.