La batalla socialista se decidirá finalmente en el Comité Federal

2
El secreteario de Organización del PSOE, Cesar Luena, compareciendo ante los periodistas en la sede de Ferraz. / J. P. Gandul
El secreteario de Organización del PSOE, Cesar Luena, compareciendo ante los periodistas en la sede de Ferraz. / J. P. Gandul

El choque frontal de dos trenes dentro del PSOE (el de los partidarios de Pedro Sánchez y el del sector crítico, encabezado por un buen número de barones) es la única solución que queda ante la envenenada situación en que se encuentran inmersos los socialistas. Los críticos, a través del hasta ahora secretario de Política Federal, Antonio Pradas, invocaron ayer el artículo 36 de sus estatutos para dar por finiquitada a la Comisión Ejecutiva. En el otro 'bando', Pedro Sánchez, César Luena y los partidarios del secretario general no lo admiten ni lo interpretan de ese modo y se atrincheran en la sede federal del partido.

Hoy se reúne la Comisión Ejecutiva, pese a las 17 bajas de los dimisionarios, mientras que los críticos no reconocen ya a este órgano de dirección que consideran disuelto y esperan que el sábado se incluya en el orden del día del Comité Federal su revocación definitiva. Pero la Ejecutiva mermada  pretende fijar su propio orden del día, en el que, desde luego, no se incluye ese punto.

Publicidad

Llegados a este estado de cosas y teniendo en cuenta que, de acabar en los tribunales, la respuesta podría tardar años en producirse, no queda más remedio que poner los votos sobre la mesa el próximo sábado. Es una cuestión de números, pero quien tenga la mayoría en el máximo órgano entre congresos tendrá la capacidad de instar a este órgano soberano a que disuelva la Comisión Ejecutiva, como piden los críticos o ponga en marcha un "congreso exprés" y una elección del secretario general, como pretenden Pedro Sánchez y sus allegados.

Unos y otros saben que el Comité Federal es soberano y puede decidir en un sentido u otro. Pero, para los barones, desencadena de forma casi automática la presentación de una moción de censura, como recoge el artículo 36.c, contra Sánchez y el resto de la Ejecutiva.

Si los críticos ganan la votación que finalmente se plantee ante el máximo órgano entre congresos y prueban así su músculo, la moción de censura, para la  que no se requiere sino un 20% de las firmas de los miembros del Comité Federal en el momento de la presentación y mayoría absoluta en la votación para que prospere,  está servida.

En esta profunda crisis el que consiga mostrarse más fuerte se llevará muy probablemente el gato al agua y, como trofeo, los jirones del Partido Socialista que le correspondan.

2 Comments
  1. Gonzalo says

    Tenía muchas ganas de vivir la disolución del PSOE. ¡Me lo estoy pasando muy bien! 😀

  2. LIBERTAD, VERDAD, DEMOCRACIA. says

    ¡¡¡AJAJAJA, SÍ, ES UNA BATALLA DE ESAS DEL TIPO «PRESSING CATCH», es decir, COMPLETAMENTE FALSO!!!

    No seais ingenuos.

    Esto que está sucediendo en el PSOE es un asunto de pretender DAR UNA BAZA DE REFLOTAR ESO QUE SE LLAMA “””EL BIPARTIDISMO””” (que no lo es tal, aunque no sea del todo falsa esa definición, pero casi sí del todo).

    Si el PP consigue hacerse con el Gobierno sin que hayan otras votaciones (((que no elecciones, pues el votante no elige a nada ni a nadie en el Régimen Vigente en España))), lo que sucederá es que intentarán ir hundiendo a PODEMOS, A LAS MAREAS, A LAS CONFLUENCIAS (((es decir, pretenden hacer un cortafuegos))).

    Durante ese nuevo Gobierno del PP es más que evidente que las miserias, la pobreza, el fascismo, los abusos cuasifascistas, las torturas sociales y de todo tipo, etc., etc. van a aumentar bestialmente en España…, ergo, ¡¡¡tachán!!!…, dentro de 2 ó 3 años vendrán los “””salvadores””” del PSOE con su carita lavada.

    Detrás de TODA ESTA BURDA OPERACIÓN están los de siempre, todos aquellos miserables que durante el franquismo y durante esos años siguientes a la muerte DEL TERRORISTA Y GENOCIDA DE ESTADO, iban protegidos por la POLICÍA DEL TERRORISMO Y GENOCIDIO DE ESTADO DEL FRANQUISMO, por ejemplo, el Sr. Felipe González que era conocido como “Isidoro” durante esos años y que gozaba de la protección del FRANQUISMO. Todos estos son los mismos de siempre, los mismos que IMPIDIERON EN ESPAÑA LA LIBERTAD POLÍTICA COLECTIVA, LA RUPTURA DEMOCRÁTICA Y LA DEMOCRACIA EN ESPAÑA.

    Ahora vienen con las mismas, como no podría ser de otra manera (y perdonen la frase, que está escrita adrede porque es todo tan burdo que no merece otra cosa).

    SALUDOS.

Leave A Reply

Your email address will not be published.