Iglesias: “Podemos tiene que asumir la oposición” tras la “gran coalición” PSOE-PP

iglesias-circulos-madrid-copia
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante el encuentro con los representantes de los círculos del partido de Madrid. / Kiko Huesca (Efe)

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha participado esta tarde en un acto con los círculos de Madrid en el Cine Palafox de la capital. El título que se le ha dado al evento es «Desafíos» y ha llegado pocas horas antes del Consejo Ciudadano Estatal que el partido celebra mañana. Este encuentro llega también en un momento en el que las diferencias entre el líder de Podemos y su secretario político, Íñigo Errejón, son cada vez más evidentes. El discurso del líder del partido morado ha transmitido a sus una idea fundamental: Podemos va a ser la verdadera oposición al PP tras la “gran coalición” en la que está participando el PSOE para dejar gobernar a Mariano Rajoy. En este sentido ha apelado a la fortaleza y empoderamiento de su militancia. “Vosotros sois los que mandáis y nosotros estamos aquí para obedecer”, ha afirmado. Sobre el debate interno en su formación se ha mostrado “orgulloso” de que se hable de política pero ha apelado a que se haga con “respeto”. En otro orden de cosas ha defendido el espacio político compartido con IU.

Publicidad

El acto ha comenzado con un regalo a Iglesias de los militantes de Alcorcón. Un mural con un dibujo suyo en el que se podía leer: “empujando están los muchachos de la coleta”. Además se ha proyectado un vídeo con intervenciones de su madre y amigos de su infancia intercalado con imágenes de su etapa como profesor o los mejores momentos de su andadura en Podemos. “No me había contado nada de que había un vídeo ni de su contenido y me he quedado un poco tocado”, ha destacado. Ya sobre el escenario, poblado con decenas de representantes de los círculos, Iglesias ha alabado el papel de la militancia en “este momento político especial”. “La clave del momento está muy clara. El PSOE va a elegir y va a tomar una elección muy concreta: entregar el Gobierno al PP”, ha dicho responsabilizando a Juan Luis Cebrían o Felipe González del “golpe patrocinado”. “Esa decisión del que fue el partido más importante del S.XX marca el rumbo y el papel que tenemos que jugar y los debates a los que tenemos que enfrentarnos”, ha añadido Iglesias. El líder del partido morado ha explicado que sólo quedan por resolver los matices, es decir, si se abstendrán todos, unos pocos o “técnicamente”.

Iglesias ha reconocido que en la situación de bloqueo en nuestro país nunca hubo “empate catastrófico”. “Nos equivocamos. En nuestro país el problema del bloqueo era básicamente que el PSOE no tomaba ninguna decisión”, ha añadido. Además ha negado algunas “intoxicaciones” que se están haciendo llegar a los medios señalando que Pedro Sánchez tenía un acuerdo con Podemos. “Ojalá, jamás lo tuvimos”, ha afirmado. Para Iglesias el debate en el PSOE siempre ha estado marcado por cómo derrotar a la fuerza morada. Para ello, había dos formas. La primera aliarse con el PP. La segunda, pretender subalternizarlos con un acuerdo de derechas, el firmado con C´s. “Los poderosos no temen que haya una minoría en el Parlamento, los poderosos temen que podamos gobernar”, ha afirmado al respecto. Por ello, ha señalado el papel que les toca ahora. “El desafío de Podemos es asumir el espacio que nos han dejado, ser la oposición al PP. Estamos orgullosos de ello”, ha añadido. “¿Alguien se puede creer que PSOE y C´s, después de entregarle el Gobierno a los mafiosos, van a ser la oposición?”, se ha preguntado. Iglesias ha destacado que se va a consumar la “gran coalición” que tiene como objetivo “cerrar las puertas a las fuerzas políticas del cambio”.

Sobre el debate político que mantienen en la formación morada se ha mostrado también “orgulloso” de que en Podemos se debata de política. “Es evidente que no estamos de acuerdo en todo”, ha afirmado. Y lo ha contrapuesto con lo sucedido en el PSOE. Ellos, según Iglesias, “no hablaban de programa, sólo de quién mandaba”. “Estoy orgulloso de que la fuerza que le toca liderar la oposición tenga debates sobre como solucionar su país”, ha insistido. La tarea ahora de Podemos es “ofrecer seguridad y garantías” y ha sacado pecho de que nadie duda en cuanto a pactar con el PP. “Vamos a tener enfrente a los poderosos, nos van a insultar”, ha añadido antes de citar al fundador de los socialistas, su tocayo Pablo Iglesias: “Merecer el odio de los que envenenan al pueblo, de los que le roban, será para nosotros una honra”. Otro orgullo para Iglesias es que se utilice en el ámbito político, incluso en el PSOE, el verbo “podemizar” para referirse a la importancia de las bases. “Si ellos han dejado de podemizarse, nosotros somos más Podemos que nunca. El Podemos al que le toca cavar trincheras va a tener como principales ejes de trabajo el papel de sus militantes porque es la única forma de transformar la sociedad”, ha explicado.

Por último, ha enumerado una serie de “riesgos” a los que tiene que enfrentarse Podemos en su debate. Entre ellos se encuentra la banalización de los mismos y la simplificación entre radicalidad y moderación. “Pido desde aquí, como secretario general, que nos respetemos todos a nosotros mismos”, ha afirmado en referencia al escenario interno. “Claro que hay diferencias estratégicas en Podemos, pero no hay que tener miedo, si debatimos respetándonos no hay problema porque seguramente todas las ideas tienen cabida y contribuyen a enriquecernos”, ha añadido. Entre los factores destacados que rodean al debate ha señalado varios. En primer lugar, que “los adversarios también juegan”. Y ha lanzado un dardo contra los grandes medios de comunicación, los periódicos impresos: “No habla bien de nuestra democracia que todos los periódicos en papel defiendan que Mariano Rajoy tiene que ser presidente”.

El “miedo” ha vuelto a salir a colación. “Podemos nació para construir una sociedad más justa. No nacimos para ser subalternos. Eso es lo que da miedo, que nosotros podemos ganar”, ha destacado. Pero al igual que hiciera en la Universidad de Podemos ha reiterado que ese no es el debate actual porque fue el que tuvieron PSOE y PCE en la Transición. “El futuro es nuestro y no será de miedo sino de fraternidad y democracia”, ha proclamado. A continuación ha defendido decir siempre “verdades que duelen” y que implican que les ataquen “con ferocidad”. Ha recordado que fueron los únicos que le dijeron la verdad a Sánchez cuando pidieron que se cuidara de C´s y del ex-presidente González. “A nosotros no nos pueden cooptar ni comprar. Nuestros teléfonos no están en los móviles del IBEX 35”, ha añadido.

Defensa de la unidad y el futuro con IU

El “debate crucial” que Podemos tiene que asumir según Iglesias es “cómo ser más”. Aquí ha tenido referencias a IU. “Hay quien piensa que sin IU estábamos mejor. No es verdad, estoy orgulloso de haber contribuido a ese proyecto de unidad”, ha dicho. En otro momento de la intervención ha reclamado que el espacio político futuro no puede ser sólo una alianza electoral y ha vuelto a mencionar al partido liderado por Alberto Garzón. “Quiero seguir caminando, respetando la diversidad y a los que levantaron las banderas de la resistencia”. Ese espacio, “no se construye sólo con partidos sino con la sociedad civil”. “Necesitamos activistas. No quiero que los futuros cuadros vengan del PSOE o PP sino de movimientos populares que se hayan forjado en las luchas sociales. Quiero un partido de activistas”, ha señalado. Por otro lado, ha vuelto a destacar como factor que les influyó en la pérdida de votos la falta de “credibilidad”. “A veces parecía que nos disfrazábamos, que nos poníamos una careta. Eso de ser más se resuelve no con el tono sino con el trabajo de los militantes. Bastante hemos sacado de la televisión, hay que sacar más de la sociedad civil”, ha comentado.

El secretario general ha insistido también en que no hay una dicotomía sino una complementariedad entre “la calle” y las instituciones. Y ha reconocido que en la estrategia de relación con los movimientos sociales no todo el mundo piensa igual dentro de Podemos. “Nuestros diputados no pueden estar más preocupados de sus comisiones parlamentarias que de estar con los movimientos”, ha dicho reclamando que los cargos públicos deben tener “un pie en las instituciones y el otro y sus brazos en la calle”. “Los cargos públicos no mandan, escuchan y obedecen a la militancia”, ha añadido. Como ya hiciera en otras ocasiones ha manifestado que la “transversalidad” que desde el partido se defiende “no es parecerse a los demás partidos” sino a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Podemos (Youtube)