El PSOE apoyará la derogación de la reforma laboral, la LOMCE y la 'ley mordaza'

4
Vista parcial del Comité Federal del PSOE
Vista parcial del Comité Federal del PSOE, durante su reunión del pasado domingo. / Sergio Barrenechea (Efe)

La resolución aprobada el domingo por el Comité Federal del PSOE, por la que los diputados socialistas deberán facilitar con su abstención en la segunda votación la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, contiene al mismo tiempo la derogación de la reforma laboral, de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad la Educación (LOMCE) y de la Ley de Seguridad Ciudadana o ley mordaza, aprobadas por la mayoría absoluta del PP la legislatura pasada.

El documento político fue votado sin enmiendas, tal como lo presentó la eurodiputada Elena Valenciano, quien fue vicesecretaria general del PSOE con Alfredo Pérez Rubalcaba al frente del partido. El interés principal del texto se centraba en el último párrafo que, tal como querían los barones regionales que el 1 de octubre derrotaron al secretario general, Pedro Sánchez, y forzaron su dimisión, proponía la abstención “con el objetivo de desarrollar los contenidos de esta resolución” y, por supuesto, “de desbloquear la excepcional situación institucional que sufre el país”. Como se sabe, el texto fue aprobado por el 60% de los miembros del Federal.

Publicidad

¿Cuáles son los contenidos de la resolución? El primero, la derogación de la reforma laboral, una normativa que Rajoy ha considerado intocable hasta ahora y que ha abaratado y facilitado los despidos incluso en empresas con beneficios, reducido los salarios y facilitado a los empresarios descolgarse de los convenios, trampear la contratación y sustituir empleo fijo por contratos basura. Con todo, el jefe del Gobierno en funciones se mostró ayer muy satisfecho y dijo en el foro Nueva Economía: “He leído la resolución, hay cosas que son buenas sobre las que se puede dialogar en el futuro y si hay voluntad política podemos tener en España un gran futuro por delante”.

Además de “derogar la reforma laboral cuanto antes”, los socialistas consideran urgente convocar a empresarios y sindicatos para abordar una creación sostenida de empleo, la mejora del salario mínimo, la eliminación de la brecha salarial, la situación de los parados de larga duración y la regulación de la negociación colectiva para restablecer el equilibrio entre las partes que la reforma laboral de Rajoy y Fátima Báñez dinamitó hace cuatro años.

Colocan los del PSOE otros “objetivos inaplazables” en su documento como son la convocatoria del Pacto de Toledo para abordar el presente y el futuro de las pensiones, máxime cuando la gestión del PP en el gobierno ha conseguido agotar en poco más de una legislatura los más de 60.000 millones de euros del fondo de reserva del sistema público de la Seguridad Social. Y añaden a renglón seguido el objetivo de recuperar el carácter público, universal y gratuito de la Sanidad española y de impulsar la aplicación del Sistema de Dependencia.

Reclaman la derogación de la LOMCE que el exministro de infausto recuerdo José Ignacio Wert pactó únicamente con los obispos, y afirman que trabajarán por conseguir un pacto de Estado en materia educativa. También anuncian que impulsarán la derogación de la “Ley Mordaza” y cualquier otra norma restrictiva de las libertades cívicas al tiempo que extenderán los derechos y libertades contenidos en su programa, con singular mención de una ley de Igualdad de Trato y contra la Discriminación.

Sin mencionar la reforma de la Constitución, anuncian que abrirán de inmediato en el Parlamento un proceso de diálogo con las fuerzas políticas sobre la vertebración territorial de España y para recuperar la normalidad institucional con Cataluña. Y plantean la revisión del modelo territorial y su financiación con el conjunto de las autonomías y nacionalidades.

Los otros dos puntos inaplazables de la resolución política del Federal se refieren a la recuperación de la libertad sexual y reproductiva de las mujeres y al objetivo de conseguir un pacto de Estado para erradicar la violencia de género. También se comprometen a “desterrar de la vida pública las prácticas corruptas que socavan la confianza de la sociedad en las instituciones”, lo que no sólo exige una decidida actuación de la justicia y las fuerzas policiales, sino también, según dicen, el fortalecimiento de los mecanismos de control y prevención en el funcionamiento de las administraciones públicas.

Con estos “objetivos fundamentales” para mejorar la cohesión social, territorial y democrática de España, los socialistas quieren dejar claro que su abstención “por responsabilidad ante la sociedad” no les impedirá ejercer “el liderazgo de la oposición”, algo que las federaciones que apoyaban a Sánchez, el PSC e Izquierda Socialista, han puesto en duda y para lo que además han pedido que la abstención se limite al mínimo necesario: 11 votos de los 84 diputados.

4 Comments
  1. Piedra says

    El problema es la credibilidad y la falta de liderazgo, no lo que hagan después del daño infligido a los ciudadanos a cuenta de la crisis-estafa y la reforma de la Constitución pactada por ZP y Rajoy Brey al dictado de los capitalistas. yes

  2. ramon_ says

    Buena iniciativa, les pese lo que les pese a los cenizos con anteojeras.

  3. neike says

    Mientras el PSOE no esté dirigido por alguien dispuesto a hacerle frente al PP con todos los medios en lugar de a pactar con ellos, los anuncios no resultan creibles. Por ejemplo Rajoy ayer dijo que estaba dispuesto a cambiar algunas de sus leyes, pero no a derogarlas. Y nadie del PSOE ha salido hoy a replicarle que para derogar esas leyes no es necesario el PP, porque hay una mayoría de 180 escaños dispuesta a hacerlo.

  4. la mula francis says

    los cenizos se dan de baja en el PSOE, los de las anteojeras siguen teniendo FE jajajajajajaj aja

Leave A Reply

Your email address will not be published.