MIGUEL MUÑOZ | Publicado: - Actualizado: 11/1/2017 15:18

Alberto Garzón, durante la rueda de prensa que ofreció ayer en el Congreso de los Diputados. / Zipi (Efe)
Alberto Garzón, durante la rueda de prensa que ofreció ayer en el Congreso de los Diputados. / Zipi (Efe)

Las informaciones relacionadas con el caso de la compra y venta del piso de Ramón Espinar han copado la actualidad de Podemos desde el pasado miércoles. El caso que afecta al portavoz de Unidos Podemos en el Senado y candidato a liderar el partido en la Comunidad de Madrid ha enturbiado el inicio de las primarias en dicha región. Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, se ha implicado activamente en defender a Espinar y acusar al grupo PRISA de querer intervenir en la campaña. Y también ha contestado a algunas personas que han criticado la actuación de Espinar. Entre ellos el excoordinador federal de IU, Cayo Lara. “Especular es especular”, señaló el exlíder de la coalición de izquierdas en Twitter. Poco después el líder de Podemos destacó, en declaraciones a La Sexta, que no entraba a valorar la “miseria moral” de nadie, a preguntas sobre la opinión de Lara. El coordinador de IU, Alberto Garzón, defendió ayer a Lara y calificó las palabras de Iglesias como “profundamente injustas”.

“Especular es especular. Y hacerlo con una vivienda protegida es especular, lo diga Agamenón o su porquero. Punto”, escribió Lara en su cuenta de Twitter el pasado miércoles, cuando se conoció el caso de Espinar. Otro excoordinador de IU, Gaspar Llamazares, también afeó la conducta de Espinar en esta red social. “Ni los argumentos de Espinar son convincentes ni yo dejaré Unidos Podemos, entre otras cosas, porque no pertenezco al grupo parlamentario”, destacó en uno de sus tweets.

El jueves por la mañana, Iglesias intervino en el programa de La Sexta, Al Rojo Vivo. El presentador del programa le preguntó explícitamente por el tuit de Lara. La respuesta del líder de Podemos fue la siguiente: “No he visto el tuit, pero no voy a entrar a valorar los rencores de nadie. Creo que cuando uno deja la política tiene que procurar hacerlo con elegancia. Y en fin, a quien ya no está, puente de plata y no voy a entrar a hacer ninguna valoración sobre los rencores o la miseria moral de nadie”.

Esta descalificación provocó un gran malestar en primer lugar en el sector IU, Sí con Más fuerza, que apoyó Lara en el contexto de la XI Asamblea y representado por dirigentes como Paloma López. Ese mismo día realizaron un comunicado para salir al paso de las “muy desafortunadas declaraciones del secretario general de Podemos”. Para este sector las palabras de Iglesias fueron “claramente ofensivas y malintencionadas”. “Ya está bien de insultar a los demás como estratagema para crear confusión y escapar de unos problemas que están en unas explicaciones que se tienen que dar y que nunca llegan. Este asunto de Espinar viene precedido de otros casos en los que siempre se llega a la misma conclusión: la ley del embudo. Cuando se ha puesto el listón de la ética política tan alto no cabe recurrir, una vez tras otra, a la evasiva de la conspiración mediática. Nadie es culpable de que Pablo Iglesias se sienta rehén de sus propias palabras”, señala el texto.

El comunicado del sector crítico de IU señala que Lara ha tenido en su vida política “un respeto y un saber estar que ya quisieran otros para su manejo diario”. “Insultar a Cayo Lara es insultar a la militancia de IU. Nada nuevo, ya ocurrió antes y vuelve a ocurrir ahora”, indican. Además apelaba a la actual dirección de IU y al propio Garzón para defender “el buen nombre y la honradez de Lara hasta situarle lejos de aquellos que, como método de despiste, siempre acaban embarrando el campo de juego para que sus propias carencias no se hagan tan evidentes”.

Pocas horas después, en una rueda de prensa ofrecida por Garzón en el Congreso de los Diputados, llegaba la contestación del actual líder de IU. “Lo que tenemos que apuntar es que las palabras de Pablo Iglesias fueron claramente un exceso. Porque las diferencias políticas han de articularse en torno a argumentos políticos. A nosotros nos pareció que esas palabras eran profundamente injustas y que no debían haber tenido lugar”, afirmó sobre el asunto. Además comentó que el jueves por la noche llamó a su compañero en Unidos Podemos para trasladarle que desde IU no compartían ni sus formas ni esa manera de referirse a compañeros de otra formación aliada. Sobre el asunto de Espinar, Garzón destacó que había que dejar que el senador diera las explicaciones necesarias aunque añadió: “Vamos a estar muy atentos a este proceso porque afecta al espacio de Unidos Podemos”, reconociendo su preocupación. En cualquier caso, reiteró que el fondo de este asunto es “político” y sirve para atacar a UP, intervenir en unas primarias y desviar la atención.

Los inscritos en Podemos Madrid pueden votar desde hoy y hasta el día 9 en unas primarias a la que se presentan tres candidaturas. Las dos principales son Juntas Podemos, la de Espinar junto a Anticapitalistas, y Adelante Podemos, encabezada por Rita Maestre. Las informaciones sobre Espinar, afín a Iglesias, han sido interpretadas por un sector de Podemos como una injerencia del Grupo PRISA en el proceso. “Han decidido que Ramón Espinar es mi candidato y por eso lo atacan, como antes hicieron con Tania Sánchez”, afirmó Iglesias. Palabras alejadas de lo expresado por el secretario político del partido, Íñigo Errejón, quien dijo no creer en conspiraciones mediáticas.

Europa Press (Youtube)

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend