La Gestora del PSOE pone obstáculos a Sánchez y carga contra sus diputados fieles

4
Javier Fernández, presidente de la Gestora del PSOE
El presidente de la Gestora del PSOE, javier Fernández, ayer, al inicio de la reunión del Consejo de Gobierno del Principado. / José Luis Cereijido (Efe)

La dirección provisional del PSOE y algunos dirigentes regionales y provinciales contrarios al exsecretario general, Pedro Sánchez, están recomendando a los secretarios de las agrupaciones locales que rechacen las peticiones de las asambleas abiertas que solicite la militancia para escuchar a Sánchez. Y no sólo eso, en algunos lugares como Córdoba y Mérida, también están saboteando las convocatorias de asambleas propuestas por la corriente crítica Izquierda Socialista para analizar la crisis y proseguir la campaña de recogida de firmas para forzar el congreso extraordinario.

La figura de Sánchez provoca tantos recelos y temores en los barones que lo defenestraron y en la vieja guardia que auspició la operación que hasta el expresidente del Gobierno, Felipe González, se ha esmerado en desprestigiarlo: “Dudo que Pedro Sánchez pueda hablar más de media hora de sus propuestas para España”. González participa hoy en un acto de la cadena de periódicos del Grupo Yolí con Susana Díaz, ya en campaña para intentar ganar las elecciones primarias y convertirse en secretaria general del PSOE.

La consigna de que “a Sánchez ni agua”, impartida desde las direcciones de algunas federaciones, no va a tener eficacia alguna, aunque obstaculice el acceso del líder depuesto a algunas casas del pueblo, pues, según razona un exdiputado que le apoya, “si tres agrupaciones de Sevilla le cierran la puerta, habrá otra que se las abra de par en par”. La cerrazón afecta a gran parte de Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, donde los respectivos dirigentes no quieren a Sánchez ni en pintura. Solamente cuando la dirección del PSOE abra el plazo de presentación de candidaturas a la secretaría general y la campaña de las primarias, los secretarios de las agrupaciones están obligados a cursar las convocatorias a los afiliados.

Mientras tanto, la campaña interna de Sánchez “para recuperar y reconstruir el PSOE”, según el lema que colocó en su web en Internet sigue estancada. El martes se reunió con algunos diputados sometidos a sanción por haber roto la disciplina de voto. Se le vio pasadas las 21 horas en las inmediaciones del Congreso conduciendo un BMV nuevo y protestando porque un taxi le cerraba el paso en la calle de Jovellanos, restringida al tráfico privado, salvo de los vecinos de la zona.

osé Zaragoza y Pere Joan Pons
José Zaragoza (izda.) y Pere Joan Pons, los dos diputados díscolos que han sido apartados de sus responsabilidades parlamentarias. / Efe

Unas horas después publicaba un escrito en Facebook pidiendo a la Gestora del PSOE que no se ensañe con los que “votaron en conciencia” contra la investidura de Mariano Rajoy y no les aparte de sus cargos en el Congreso. “Pido a quienes hoy dirigen el PSOE que actúen en aras de la unión. Ya ha habido sanciones pecuniarias, que son las establecidas en nuestro reglamento. Sumarle ahora a ello los ceses de portavocías y presidencias de los diputados del NO, no hace más que ahondar en la fractura que sufre el PSOE”.

Sánchez añadía en su mensaje: “Hagamos oposición al PP, no oposición a nosotros mismos. Centrémonos en que políticos como Jorge Fernández Díaz no ocupen la presidencia de comisiones parlamentarias, no en que no lo hagan diputados socialistas”. En este punto, su mensaje pudo tener alguna eficacia, ya que los socialistas pasaron del “voto en blanco” anunciado el martes por el portavoz Antonio Hernando a la amenaza de presentar un candidato alternativo junto con UP y los nacionalistas para la presidencia de la Comisión de Asuntos Exteriores, para la que el PP proponía al exministro del Interior y diputado por Barcelona. La votación quedó en suspenso, a la espera de que los populares propongan a otro candidato.

Sin embargo, la petición de Sánchez fue ignorada en lo atinente a las sanciones, ya que, como adelantó cuartopoder.es,  el diputado balear Pere Joan Pons, ya no será portavoz de la Comisión Mixta para las relaciones con la UE. Su puesto lo ocupa desde ayer Eduardo Madina. Y tampoco el catalán José Zaragoza, que había sido designado para la presidencia de esa comisión bajo el mandato de Sánchez, ocupará el cargo, que ha recaído en Soraya Rodríguez, portavoz del grupo socialista en la última legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero. La gestora anunciará hoy jueves el resto de la purga o "remodelación" del grupo tras la solemne apertura de la duodécima legislatura a cargo del rey Felipe VI de Borbón, una sesión solemne a la que no asistirán los diputados y senadores de ERC y de EH-Bildu.

4 Comments
  1. Piedra says

    Todos a cuantos ha apoyado Felipe González han fracasado: Almunia, Bono, Rubalcaba, Madina… Hay PP para rato.

  2. francia1789 says

    Las personas que ocupan la gestora de los pesoistas son gestor@s, NO dirigentes. Al menos así debería ser, si fueran decentes.

  3. matusalen says

    grande sanchez!!, no lo van a dejar creo yo, en españa este tipo de gente se le aparta ipso facto; esta solo, buena parte de los suyos, ahora al mando, no lo quieren ni ver y van a torpedear hasta la extenuacion sus opciones, aunque sea cargandose el partido, y en el pasado recibio muy duro por parte de podemos y nacionalistas, cuando pudo ser posible. al final los gestores y secuaces le han dado la razon a podemos y nacionalistas. no parece que haya salida al partido socialista si no es dividido, y con la militancia rota….Veremos.

  4. malloca says

    Felipe ya esta bien de acer el payaso para la derecha bete acasa o maxico desaparece

Leave A Reply

Your email address will not be published.