Indecisión en el errejonismo sobre la estrategia ante Vistalegre II

1
Iglesias_Errejon
Íñigo Errejón, secretario político de Podemos, junto al secretario general Pablo Iglesias tras los resultados electorales del pasado 20-D. /Efe

La próxima asamblea ciudadana estatal de Podemos sigue sobrevolando el ambiente interno de la formación morada. Es una cita clave cuyo pistoletazo de salida se ha dado ya con una fase de consultas a las bases. El proceso tiene todavía muchas incógnitas por resolver y pocas certezas más allá de que será un evento decisivo en el rumbo que tomará el partido. Y también cómo quedarán los liderazgos tras esta cita. Pablo Iglesias, secretario general, ya ha mostrado su intención de presentarse de nuevo al cargo. La principal duda es si tendrá rivales. Todas las miradas están puestas sobre el secretario político, Íñigo Errejón, aunque salvo un gran giro de guión esa competición directa no se dará. Sí que es más que probable que se confronten durante el proceso los dos proyectos políticos por los que apuestan cada uno. Otra opción, que sería la menos traumática para el partido sin duda alguna, sería que ambos sectores pactaran una síntesis antes de que los inscritos tengan que votar a alguno de sus documentos.

Desde el sector de Errejón, tal como señalaron fuentes del partido a cuartopoder.es hace unos días, tienen intención de visibilizar de alguna manera sus ideas en la asamblea ciudadana. Por ello son más partidarios de un modelo en el que ese debate político pueda producirse. La referencia es lo ocurrido en Madrid, donde se debatieron primero los documentos políticos y organizativos y luego las candidaturas, con nombres y apellidos, a renovar la dirección regional. En Andalucía o Extremadura el modelo fue el realizado anteriormente. Es decir, los inscritos votaron a la vez una candidatura que incluía tanto aspirantes a la dirección como los documentos.

La opción que tomará el sector “errejonista” está todavía por decidir. Se barajan diferentes escenarios. El primero es poco probable: pactar con Iglesias las tesis políticas y organizativas para llegar a un consenso previo al llamado Vistalegre II. El secretario general del partido señaló ante los medios hace unos días que no debían establecerse pactos por arriba entre dirigentes escenificando que esa opción está alejada. Las opciones más viables son que Errejón y afines construyan y presenten sólo un documento político diferente al de Iglesias. Las principales diferencias entre ambos están basadas en temas políticos. Un grado de competición más, tampoco descartable, es que el sector de Errejón presente documentos en todas las categorías, es decir, también las organizativas. En los procesos de Podemos siempre hay un tiempo para transaccionar o fusionar propuestas entre documentos. De hecho fue en ese plazo donde Anticapitalistas y el proyecto que lideraba Ramón Espinar forjaron su alianza para la Comunidad de Madrid. Esa tercera corriente principal dentro de Podemos será decisiva también para el devenir del partido puesto que pueden decantar la balanza de un lado u otro tanto si continúan en alianza con Iglesias como si concurren por separado.

El último escenario, que no se descarta, es que Errejón y sus afines opten a disputar también la dirección estatal pero sin presentar a nadie en el puesto de secretario general. En este punto será clave el modelo de primarias por el que se opte. En Madrid, las principales candidaturas defendían un sistema más proporcional que el actual, pero la Comisión de Garantías estatal rechazó este mecanismo. El actual sistema prima más a la lista mayoritaria y los resultados pueden ser muy diferentes en uno y otro caso.

Por el momento, la fecha y el reglamento del próximo congreso estatal no se ha abordado en ningún órgano de dirección. Las competencias para convocar una asamblea ciudadana, que en este caso sería de carácter extraordinario, recaen o bien en el secretario general o en la mayoría del Consejo Ciudadano estatal. Es en éste órgano también donde se debe definir el reglamento y metodología concreta de la asamblea. Varias fuentes consultadas señalan que creen que el sector de Errejón tiene mayoría en este órgano aunque nunca se ha producido ninguna votación hasta el momento que pueda determinar el equilibrio de fuerzas. En ese caso, siempre que hubiera disensos, ellos tendrían más capacidad de decisión sobre las reglas del debate.

El cónclave abordará temas diversos donde el debate será importante. Uno de ellos, de plena actualidad tras la declaración del partido en Andalucía, será cómo abordar la descentralización y las competencias de las organizaciones a nivel autonómico. Otro, sin duda importante, será la relación entre Podemos y sus aliados políticos de IU, Equo o las confluencias territoriales. El llamado “espacio político del cambio”. Cómo dar más poder a los círculos en este nuevo ciclo, las relaciones con el PSOE o la estrategia para ser oposición al Gobierno serán a buen seguro otros de los ejes de discusión.

1 Comment
  1. Antonio says

    Errejón va a jugar a la carta Rajoy (cosas de la transversalidad). : Esperar que los arrebatos de ira de Iglesias hagan inviable su candidatura a las próximas elecciones. Es inteligente, pero me pregunto si no será demasiado tarde para que el Podemos que tiene en la cabeza tenga futuro. Iglesias lo tiene ganado pero sabe que machacar al sector «cool» puede ser contraproducente e intentará pactar. La incógnita es Urbán y cia. Lo de Isa Serra en las primarias de Madrid les debería hacer ver que tienen que quitarse el complejo de encima e ir por libre. Personalmente espero una cuarta via, que deje a todos con el pie cambiado.

Leave A Reply

Your email address will not be published.