Carta de Garzón a la militancia de IU: “No vamos a fusionarnos con Podemos”

5
Alberto-Garzon-secretario-general-de-IU
Alberto Garzón, coordinador federal de Izquierda Unida (IU), en una imagen de archivo. /  Efe
Actualización de las 20:59 con más información

El líder de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, ha enviado una carta, titulada 'Sobre fusiones y el ruido acerca de IU', para tranquilizar a la militancia de su partido ante las diferentes voces que en los últimos días han hablado de una hipotética fusión entre IU y Podemos, supuestamente buscada por sus direcciones. “No vamos a fusionarnos con Podemos, porque no lo hemos aprobado, porque no lo hemos discutido y porque, sinceramente, carece de toda lógica”, ha asegurado el coordinador federal en un escrito al que ha tenido acceso cuartopoder.es.

Buena parte de la polémica pareció revivir el pasado viernes, cuando en un acto sobre el espacio de las confluencias que acogió la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid, Garzón indicó: “Hay gente que ya no sabe si soy de IU o de Podemos, le pasa también a Pablo (Iglesias), pero eso es una buena noticia”. Estas palabras no sentaron nada bien al sector crítico de IU que apoyó la candidatura de Paloma López, competidora del actual líder del partido, en la Asamblea Federal del año pasado. En una carta que titularon '¡Un respeto a IU, por favor!, advirtieron del peligro que suponía para el histórico partido que los ciudadanos confundieran a ambas formaciones.

Tanto Garzón como Iglesias han repetido en diferentes ocasiones que no apoyan la fusión entre ambas formaciones y este lunes, el secretario general de Podemos y su equipo blindaron esta posibilidad en los documentos que presentaron el lunes de cara a Vistalegre II. Para el líder de IU hay una intención mediática desde “la construcción de esta polémica”, que es “una artificialidad para tratar de dividir” al partido, como ya ocurrió en otras ocasiones: cuando se dijo que acudiría “como candidato por Málaga en el marco de una hipotética confluencia” o como en enero de 2016, cuando “nos despertamos con la desaparición de IU”. Estos rumores, según la carta, forman parte de una tendencia que viene repitiéndose desde el otoño de 2015 y que cambian la “invisibilidad” a la que el partido estaba “desgraciadamente” acostumbrando por una nueva situación “digna de estudio”.

En este sentido, Garzón ha querido recordar que en la XI Asamblea se aprobó “construir un movimiento político social más allá de IU”, pero que, a su juicio, “es obvio que una fusión con Podemos no es lo aprobado mayoritariamente por la militancia” y que ese debate no ha sido generado por su formación ni por “el secretario general de Podemos”. En palabras del coordinador federal, la dirección que representa es la primera en la historia del partido que ha facilitado que “la militancia pueda votar directamente a sus representantes en los órganos” y también se ha comprometido “al cumplimiento estricto de los documentos aprobados en la Asamblea”. Esto se resume en que la dirección “trabaja sin engaños, sin dobles jugadas y sin tacticismo”, según asevera.

Por todo ello, defiende Garzón, el partido vive “tiempos de relativa tranquilidad interna”, a pesar de que haya compañeros de IU que no comparten los contenidos del proyecto, algo que califica de “natural” en una formación donde siempre se ha defendido “la pluralidad y la diversidad ideológica”. No obstante, apunta en el texto, “hay compañeros que acuden a los medios de comunicación sin conocimiento de la dirección y para defender discursos personales y no colectivos”, mientras que desde su equipo prefieren que “las cosas se debatan colectivamente”.

“Hace dos años periodistas, políticos y hasta militantes de nuestra organización pensaban que íbamos a desaparecer entre las olas generadas por los nuevos partidos. No ha sido nada fácil demostrarles a todos lo contrario, que estamos vivos y fuertes”, indica Garzón en esta carta en la que directamente pide ayuda a la militancia, no sólo contra las noticias falsas, sino también para que asuma un espíritu crítico con una dirección que encabeza una formación con treinta años de historia y que no pretende ser “mejor que nadie”, pero que tiene un compromiso con sus valores y multitud de retos por delante como el saqueo continuo y la vulneración de derechos.

“Unidos con otros, desde luego, pero representando un proyecto político autónomo que aspira a construir una sociedad republicana y socialista”, destaca una misiva que finaliza así: “Nos atacarán, una y otra vez, pero nunca, en ningún caso, nos resignaremos o rendiremos. Ya lo dijo Marcelino [Camacho, el líder histórico de CCOO], 'ni nos domaron, ni nos doblamos, ni nos van a domesticar'”.

(*) María F. Sánchez es periodista.

loading...

5 Comments
  1. Etxea says

    Globo sonda

  2. Paco Cherp says

    Un globo sonda lanzado por el errejonismo para movilizar a las bases mas derechistas de Podemos (que las hay). Les jode perder el control de lo que consideran “su” juguete politico. Siguen pensando (contra toda evidencia) que Podemos puede, por si solo, representar a una categoria heterogenea como “los de abajo”, que nunca podrá identificarse con un solo partido. No quieren un bloque plural, el cambio es “suyo”, ellos y solo ellos son el “nucleo irradiador” y consideran a las demas fuerzas del cambio como meros “sectores laterales” (en un significativo lapsus linguae, tan lacanianos ellos). Encarnan lo peor del 15M, el adanismo antiizquierdista de los aDRY y el Partido X. Niñatos pequeñoburgueses reclamando “su” posicion privilegiada que la crisis y los aparatos de los partidos del regimen les han negado. Neocasta. Tontos utiles de la reaccion

  3. juanjo says

    coño tío.
    …Ya sabemos todos que ellos no quieren fusionarse contigo.

  4. luca says

    Este «lider» de diseño, de laboratorio mediático, es todo un ejemplo de indignidad política.
    Nos recuerda a su amiga Tania Sánchez cuando aseveró con infinita firmeza: «no nos iremos a Podemos, punto».
    Por más que envíe cartas a su gente y que se agarre a personas como Marcelino, Marcos y otros, se le ha visto el plumero.
    Ha destruido IU para hacer carrera política en Podemos.
    Que le sea leve.

  5. alba82 says

    Puede ser un globo sonda, como dicen por aquí, o no. En cualquier caso a mi no me importaría que IU acabara formando parte de Podemos. Los disidentes se irán a partidos locales o se quedaran en casa. Ellos se lo pierden. Sea como sea, la IU de Anguita ya no existe. Aunque se conserven los mismos valores los tiempos cambian y hay que amoldarse.
    También hay que saber si vuestros votantes están dispuestos a sostener al partido. Los críticos no tienen en cuenta la deuda que tenéis ¿Verdad?

Leave A Reply

Your email address will not be published.