Iglesias y Errejón atizan su enfrentamiento a falta de 5 días para llegar a un acuerdo

Pablo Iglesias y Rafa Mayoral, ayer, durante la manifestación convocada por Podemos ante la sede de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competenia (CNMC). / Luca Piergiovanni (Efe)

Quedan cinco días para llegar a un acuerdo en Podemos que permita presentar unos documentos y una lista únicos en la II Asamblea Ciudadana Estatal, pero esta posibilidad cada día parece más lejana. Tras el fracaso de la reunión celebrada el pasado miércoles y lejos de intentar acercar posturas, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón han vuelto a hacer visible su desencuentro en las últimas horas a través de los medios de comunicación y las redes sociales. El alejamiento de ambos líderes es tan evidente que han designado a dos personas de su confianza, la jefa de gabinete de Iglesias, Irene Montero, y el responsable del Área Internacional del partido, el ‘errejonista’ Pablo Bustinduy para que sean ellos quienes mantengan “los espacios de comunicación abiertos”, según ha informado el propio secretario general.

Iglesias ha declarado ante diferentes medios, al ser preguntado sobre la marcha de las negociaciones, que hay sectores que solicitan “cuotas” o “liberados” para repartir el partido “como una tarta”, algo que entiende que es costumbre de organizaciones como el PSOE. “Sería un error que las conversaciones políticas al final trataran de las cosas que tratan en los viejos partidos". "Podemos no puede entenderse como una tarta a repartir, no tiene ningún sentido que esto se convierta en algo que ya hemos visto en otros partidos", ha declarado Iglesias a los periodistas en el Congreso. Acto seguido, sin embargo, ha asegurado que se negaba a hacer “ninguna declaración que pudiera perjudicar a Íñigo”, a quien considera un “compañero” que sigue queriendo tener a su “lado”, en declaraciones recogidas por Europa Press.

Publicidad

En respuesta a Iglesias, Errejón se ha pronunciado así: “Yo no voy a mentir y no voy a hablar mal de compañeros. Voy a ser respetuoso, aunque estoy convencido de que Pablo no ha querido ni siquiera insinuar eso", en declaraciones a Cuatro que él mismo ha reproducido en su cuenta de Twitter. También se ha referido a la alusión al PSOE y ha asegurado que tanto él como Iglesias siempre estuvieron de acuerdo en no facilitar el apoyo a la investidura del exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez. Eso sí, en el mismo tuit, el secretario político ha indicado: “En el debate democrático que estamos teniendo debemos tratarnos como compañeros, con respeto y sin caricaturas”.

Sin embargo, algunos dirigentes cercanos al 'errrejonismo' han rechazado de manera más contundente las declaraciones de Iglesias y han salido en defensa de su líder. “¿Qué tal si acusamos a Errejón del muro de Trump o de la subida de la luz? Creo que no todo vale, sobre todo entre compañeros”, ha indicado la estrecha colaboradora del secretario político Àngela Ballester a través de su cuenta en Twitter. También la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha reaccionado: “Tengamos un debate fraterno y con honestidad. ¿Quién ha puesto más horas que Errejón para conseguir que Pablo sea Presidente?”. La responsable del Área de Igualdad de Podemos, Clara Serra, se mostraba crítica a través de las redes sociales: “Me preocupan las palabras de Pablo Iglesias y que no fomentemos el debate político, fraterno y tranquilo”.

La distancia entre las tres corrientes y las escasas posibilidades de llegar a una candidatura única parecen cada vez más evidentes, no sólo por el cruce de declaraciones, sino porque este viernes Anticapitalistas ha avanzado algunos de los nombres que se presentan en la lista que llevará a Vistalegre II y que decidirán en las asambleas territoriales de este fin de semana. Entre los dirigentes que competirán destacan el eurodiputado de Miguel Urbán; el alcalde de Cádiz, José María González (Kichi), la diputada feminista Beatriz Gimeno o la activista feminista Lorena Garrón. A la lista se suman personajes del mundo de la cultura como el profesor César Rendueles, el actor Alberto San Juan o el músico Nacho Vegas, quien probablemente sea el nombre que más ha sorprendido por no tener pasado político.

Otro asunto que evidencia la distancia entre los diferentes sectores de Podemos es el encuentro abierto que ha convocado para este sábado la secretaria de Análisis Político y Social, Carolina Bescansa, que presentó hace unos días la iniciativa de Pensando Vistalegre-Colectivo Mayo 2011 juiknto al responsable de Economía, Nacho Álvarez, con el objetivo de favorecer un debate amplio en el interior de la formación morada. El deseo de la dirigente es formar parte de la lista actual de Iglesias y ha presentado sus propios documentos político y organizativos sin el objetivo, al menos por el momento, de formar una candidatura para la asamblea ciudadana. Aunque desde el sector de Errejón y de Urbán han confirmado la asistencia al debate, el equipo de Iglesias aún no ha confirmado su asistencia.

(*) María F. Sánchez es periodista.