El PP saca pecho frente a la corrupción el día de la condena a la 'Gürtel' valenciana

Gürtel valenciana Cospedal y Rajoy votan el 18 congreso nacional del pp
María Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy dan su aprobación en una de las votaciones habidas el primer día del 18 Congreso Nacional del PP, que se celebra en la Caja Mágica de Madrid. / Javier Lizón / (Efe)

La secretaria general María Dolores de Cospedal ha arengado a los suyos el día en que el Partido Popular recibía un revés judicial por la trama Gürtel valenciana y pretendía no darse por enterado. Cospedal, en su informe de gestión, presentado en la primera jornada del 18 Congreso Nacional de la formación, admitió que los escándalos de corrupción "afectaron de lleno" a los populares, que "en algunos" tardaron en reaccionar, pero, añadió: "otros no reaccionan nunca". La secretaria general, que tiene asegurada su continuidad en el número dos del partido, ha pedido "perdón a la sociedad española" y a renglón seguido se ha jactado de haber aprobado "la mayor batería de medidas anticorrupción que se recuerda en España". No se ha olvidado de recordar a los que se han ido, con una mención especial a la que fuera alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

Cospedal ha sido recibida en pie por buena parte de los asistentes al acto, sabedores, quizá, de su continuidad en el cargo, pero también era despedida con honores por un auditorio que, pese a todo,  ha tenido que soportar hoy otro día duro en lo que a noticias judiciales se refiere.

Publicidad

Apenas habían recogido sus credenciales los vicesecretarios generales del PP, está mañana, cuando se topaban con las urgencias informativas: novedades en la trama valenciana de la Gürtel. La condena a 13 años de prisión para Francisco CorreaPablo Crespo y de 12 para Álvaro Pérez, él Bigotes, así como a 9 años de cárcel para la que fuera consejera de turismo en el gobierno autonómico del PP, que presididó Francisco Camps, Milagrosa Martínez, alias La Perla, y 6 años para el exjefe de gabinete de Turismo entonces, Rafael Betoret, era un auténtico revés para los dirigentes del PP, que pensaban que podrían pasarse tres días debatiendo sobre si la gaviota ( o el charrán) del logo popular vuelan hacia la derecha o hacia la izquierda y entonando el Viva la gente en la Caja Mágica.

Por arte de magia y por decisión judicial, las primeras preguntas a las que tenía que responder el vicesecretario del organización, Fernando Martínez Maíllo, tenían que ver con la dichosa corrupción. En esta ocasión, como en otras que están todavía por venir, la respuesta era la del manual: "Respeto a las decisiones judiciales", "el que la hace, la paga". Del plantel de dirigentes presentes, solamente el vicesecretario de Asuntos Territoriales, Javier Arenas, vivió aquella intensa etapa de la Gürtel y convivió con los condenados, pero, obviamente, no tenía ninguna intención de compartir su experiencia. La versión de Maíllo, que recordó que los condenados ya nada tienen que ver con el PP, ha sido la única que se ha manejado tanto en público como en privado... Quizás, alguno de los dirigentes populares presentes hoy en la Caja Mágica se atrevían a maldecir su "mala suerte" e incluso a especular contra la "mala leche" del calendario judicial.

Por lo que a las votaciones de la primera jornada se refiere, la más apretada ha sido la llamada emnienda antiCospedal, que finalmente ha sido rechazada por 328 votos en contra, 303 a favor y 8 abstenciones. La enmienda a la Ponencia de Estatutos pretendía evitar la acumulación de cargos.