Iglesias: "Rato y Blesa están libres mientras Bódalo sigue preso por hacer sindicalismo"

Pablo Iglesias y Diego Cañamero, esta mañana, accediendo al Centro Penitenciario de Jaén para encontrarse con el exconcejal y miembro del SAT Andrés Bódalo. / José Manuel Pedrosa (Efe)

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha declarado esta mañana a los periodistas, tras visitar en la cárcel de Jaén al líder del SAT, Andrés Bódalo, en prisión desde hace once meses, que el exconcejal de Jaén en Común le ha transmitido que en la cárcel hay 600 presos, pero ninguno es rico. “Mientras Rato y Blesa siguen libres, Bódalo está en la cárcel por hacer sindicalismo, ha denunciado Iglesias.

Bódalo está en prisión desde hace once meses tras ser condenado a tres años y medio de cárcel por agredir al teniente de alcalde de Jódar durante una protesta jornalera en 2012. Iglesias, que ha estado acompañado por diputados de Unidos Podemos, Diego Cañamero y Rafa Mayoral, ha dicho también que es “una vergüenza que quienes rescataron bancos con dinero público sigan viviendo como reyes”.

Publicidad

Recientemente la Audiencia de Jaén ha rechazado el tercer grado penitenciario para Bódalo, mientras que se está a la espera de que el Ministerio de Justicia trámite la solicitud de indulto interpuesta por la familia de Andrés Bódalo y que ha recibido el apoyo tanto del Ayuntamiento de Jaén como del de Jódar.

«Se hará mucha demagogia, se mentirá mucho sobre este caso, pero nosotros lo tenemos claro: Estamos con Andrés, estamos con la justicia y ojalá hubiera menos gente pobre en las cárceles y ojalá alguno de los ricos que nunca han estado dentro conozcan lo que es una cárcel», ha manifestado Iglesias.

Iglesias y Cañamero respondiendo a la prensa tras la vista a Bodalo. / @ahorapodemos (Twitter)
Pablo Iglesias saluda, puño en alto, a las personas que se han desplazado hasta las puertas de la prisión de Jaén. / @ahorapodemos (Twitter)
Pablo Iglesias sostiene una camiseta en la que se reclama la libertad de Andrés Bódalo. / @ahorapodemos (Twitter)
Pablo Iglesias y Diego Cañamero momentos antes de acceder a la cárcel de Jaén. / José Manuel Pedrosa (Efe)