SATO DÍAZ | Publicado: - Actualizado: 30/3/2017 16:20

podem
Lara Haba, secretaria de municipalismos de Podem, Albano Dante Fachin, secretario general, Ruth Moreta, secretaria de Organización  y el secretario político, Joan Giner. / Sato Díaz
Actualizado a las 19:01 con las negociaciones que aproximan a las partes de la confluencia.

BARCELONA-. A pesar de la baja participación en la consulta, la dirección de Podem se ve con el apoyo y la legitimidad suficientes para exigir al resto de actores de la confluencia Un Pais En Comú -Barcelona En Comú, ICV, EUiA y Equo- que acepten sus líneas rojas. Si esto no fuera así, Podem no participaría en la asamblea fundacional del nuevo sujeto político, liderado por Xavier Domènech y Ada Colau, prevista para el próximo 8 de abril. “Ha sido el proceso abierto en el que más gente ha participado de toda la creación del nuevo sujeto político”, ha dicho en rueda de prensa Albano Dante Fachin, secretario general de Podem. Un total de 3.901 personas han votado, un 7,5 por ciento del censo total de inscritos en Podem, un 11,45 por ciento del censo activo que ha participado en el último año en alguna votación. 2.424 personas, un 62,1 por ciento de los participantes, han votado que las condiciones de Podem son necesarias para entrar en la confluencia. Un 37,4 por ciento, 1.461 personas, han votado que no son requisitos necesarios. 16 personas han votado en blanco, un 0,4 por ciento.

“Esperamos que las otras organizaciones tomen nota, esperamos que estén en condiciones de asumir esto, si las otras no pueden asumirlo es probable que no podamos participar en la asamblea fundacional”, así de contundente se ha mostrado Fachin que espera que hoy mismo se manifiesten el resto de actores del nuevo sujeto político y decidan si aceptan las líneas rojas de Podem. Estas son, primero, que los inscritos de Podem votaran desde la propia página web y no desde una plataforma conjunta de Un Pais En Comú en la que tendrían que registarse; segundo, listas abiertas y un sistema de votación proporcional en las primarias para elegir al equipo dirigente de la confluencia; tercero, la adopción de un código ético antes de la asamblea constituyente del nuevo espacio del 8 de abril (desde el grupo impulsor prefieren perfilar este código en la propia asamblea).”No estamos hablando de continuar negociando, la gente se ha expresado en este sentido y ahora toca al resto de organizaciones decir si es aceptable o no”, ha recalcado Fachin.

“Estamos contentos de que Podem haya protagonizado el mayor ejercicio de abertura y de darle la voz a la gente, estamos orgullosos de poder aportar esta voz abierta y, por lo tanto, entendemos que los resultados son la expresión de la gente que en Podem participa y evalúa cada uno de los momentos que nos encontramos en el trabajo con el resto de actores”, ha declarado Fachin, mostrándose orgulloso de haber protagonizado “el proceso abierto más participativo” llevado a cabo por los diferentes actores de la confluencia. Además, la dirección de Podem da por buena la participación, a pesar de ser escasa. Tan sólo un 7,5 por ciento del total de los inscritos, 52.000, ha participado en la consulta, porcentaje que asciende al 11,45 por ciento si se tienen en cuenta sólo a los inscritos activos, es decir, aquellos que han participado en alguna consulta de Podem en el último año. La dirección de Podem asegura que desde Vistalegre II en los estatutos de Podemos ya no es necesario que se llegue al 10 por ciento de participación para que una consulta sea vinculante, por ello considera que el resultado es legal y legítimo. Recuerdan, además, que esta decisión la podría haber tomado la dirección sin consultar a las bases.

“Estas condiciones enriquecen a todo el mundo y harán crecer y hacer sentir como propio este espacio político. Esperamos y deseamos que el resto de actores lo entiendan y valoren positivamente”, ha explicado el líder de Podem, quien ahora pasa la pelota al resto de actores, los cuales tendrán que manifestarse si aceptan las condiciones de Podem o no para que el partido de Pablo Iglesias forme parte de la confluencia. Además, los demás actores se tendrán que definir en muy poco tiempo, la asamblea fundacional está prevista para el 8 de abril y el proceso participativo de presentación de candidaturas para dirigir el nuevo espacio político estaba prevista que empezara mañana, 21 de abril, hasta el próximo día 25. “Las fechas de la asamblea fundacional nos hacen ver que estamos en un momento definitorio, es el momento de que el resto de actores políticos se pronuncien y entiendan esta manifestación abierta de la gente que participa en Podem, que cree que esto es imprescindible”, ha valorado el líder de Podem. “Cuando tengamos la respuesta, valoraremos si esta respuesta contempla el mandato que hemos recibido de la gente, esperemos que sí, y nuestra voluntad es la de continuar participando”, ha proseguido.

Si el resto de actores de la confluencia no asumiesen las exigencias de Podem, Fachin ve muy difícil que su partido participara en la asamblea fundacional del 8 de abril. Esto no significa que Podem deje automáticamente de participar en la confluencia. “Seguiremos trabajando para crear un espacio conjunto con actores políticos con los que estamos prácticamente de acuerdo en todo”, ha asegurado. No ha dicho que vayan a exigir un aplazamiento de la asamblea para más adelante, aunque es una de las opciones que baraja la dirección de Podem, tal y como explicó el secretario político de la formación, Joan Giner, a cuartopoder.es. Si se retrasara la entrada de Podem en la confluencia y se adelantaran las elecciones catalanas sin que se hubiera llegado a un acuerdo previo para confluir, Podem apuesta por presentarse en una coalición electoral junto al nuevo sujeto político surgido de la unión del resto de actores. Esta opción desagrada tanto al resto de participantes en el nuevo espacio político como al propio Podem. “Un proceso en común es mucho más que una candidatura electoral”, advertía la propia Colau en un acto celebrado en Barcelona el pasado sábado.

Las negociaciones entre Podem y los comunes aproximan el acuerdo

Tras la rueda de prensa de esta mañana, en la que Podem ha hecho públicos los resultados, las distintas partes de la confluencia se encuentran en plenas negociaciones. Según explican a cuartopoder.es fuentes de dichas partes, el acuerdo estaría próximo y se podría cerrar durante el día de hoy o mañana. Las negociaciones, que están teniendo lugar entre la dirección de Podem, con Fachin a la cabeza, y el entorno de los comunes, con Domènech en primera línea, estarían apoyadas por la propia dirección estatal de Podemos, tras conocer los resultados de la consulta que dificultaba el llegar al acuerdo.

Por su parte, Barcelona En Comú, el partido de Ada Colau, ha enviado un comunicado en el que advierte que las exigencias de Podem ya están asumidas por la confluencia y que no deberían ser un punto de fricción. “Desde Barcelona En Comú insistimos en que las tres condiciones de Podem ya están contempladas en la propuesta que se ha trabajado en las últimas semanas”, reza el manifiesto. “El nuevo espacio contará con un documento de principios éticos y de radicalidad democrática que se votará en la próxima asamblea del 8 de abril, y que prevé la limitación de mandatos y sueldos, el no endeudamiento, la no acumulación de cargos institucionales, la rendición de cuentas y mecanismos para evitar las puertas giratorias, entre otras medidas”, aseguran los comunes de Colau.

“Todos los inscritos de las diferentes formaciones podrán participar en una votación de listas abiertas donde todo el mundo que quiera se podrá presentar y podrá votar”, aseguran desde Barcelona En Comú, que no ven por qué desde Podem se pone como exigencia algo que, según explican, ya es una realidad. “En cuanto al sistema de votaciones se hará a partir de un registro conjunto donde todas las personas interesadas, provengan de donde provengan, se podrán inscribir y votar con un sistema que busca garantizar la seguridad, transparencia y la fiabilidad del voto mediante la verificación de indentidad para asegurar que una persona sea un único voto”, añaden los comunes. Este último aspecto difiere de la voluntad de Fachin de que los inscritos de Podem puedan votar desde su propia web. La reclamación de Podem podría hacer que una persona, inscrita en la plataforma de Podem y en la de Un Pais En Comú votara dos veces. Los últimos matices para llegar a un acuerdo se están negociando entre los distintos partidos de la confluencia.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend