MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado: - Actualizado: 16/5/2017 10:14

El coordinador de IU, Alberto Garzón, junto a otros dirigentes en la reunión de la Coordinadora Federal de este sábado.
El coordinador de IU, Alberto Garzón, junto a otros dirigentes en la reunión de la Coordinadora Federal de este sábado. / Izquierda Unida (Twitter)

Ampliación a las 19.00 con el resultado de la votación

Izquierda Unida ha votado este sábado por 38 votos a favor, 1 en contra y 6 abstenciones el reglamento que permite a la militancia revocar cargos públicos y orgánicos del partido, una propuesta que llevó Alberto Garzón a la XI Asamblea en junio del año pasado, cuando fue elegido coordinador federal. La normativa podrá ser puesta en marcha por el 1% de los afiliados en el caso de los cargos públicos y los orgánicos de elección directa, o el 10% de los miembros de un órgano en el caso de estos últimos. Sin embargo, el referendo revocatorio no se celebrará si no alcanza un apoyo del 40%. Es una medida pensada solo para cargos de la formación que hayan incumplido la tarea para que se les encomendó o hayan traicionado los principios del partido, según explica el documento al que ha tenido acceso cuartopoder.es. A partir de hoy se abre un plazo de un mes para que militantes y simpatizantes puedan hacer aportaciones puntuales al texto, que la Comisión Federal de Garantías Democráticas revisará y que se someterá a votación definitiva en la próxima reunión de la Coordinadora Federal en junio.

La persona contra quien se abra este proceso debe llevar, como mínimo, un año en el cargo y, si ésta lo supera, no podrá enfrentar una petición similar en el plazo de dos años. El revocatorio solo podrá ponerse en marcha bajo estos supuestos: casos de incumplimientos manifiestos del programa electoral o acuerdos de gobierno, incumplimiento de los estatutos o de códigos éticos, incumplimiento de acuerdos vinculantes o comisión de delitos, vulneración de Derechos Humanos o actuaciones contrarias a los principios de Izquierda Unida.

El proceso pretende hacer la organización más democrática a nivel interno y se inspira en los revocatorios que ya existen en cantones suizos desde el siglo XIX, así como en varios estados de EEUU desde el siglo XX y, más recientemente, en varios países latinoamericanos. Según el reglamento de IU, la persona cuestionada podrá aportar información y defenderse. Previamente, se habilitará una vía de arbitraje previo para que sea posible resolver el problema sin llegar al referendo revocatorio. En todo momento, la organización debe mantenerse neutral y será la Comisión de Garantías quien guíe la petición.

El revocatorio se hará efectivo si es aprobado por mayoría simple. En el caso de que la persona afectada tenga un cargo orgánico será destituida, pero si se trata de un cargo público “se solicitará su renuncia al acta correspondiente”, ya que el partido no podría obligarle a entregar el acta. Si se niega, se iniciaría un expediente conforme a lo que establecen los Estatutos de la formación. Desde IU, defienden que se trata de una medida de regeneración democrática pensada para casos excepcionales, ya que las condiciones de la misma impiden que se pueda usar para saldar rencillas políticas o enfrentamientos personales.

Este sábado la coalición celebra una reunión de la Coordinadora Federal. Antes de la votación de este reglamento, Garzón ha explicado el informe político que también se votara hoy. También ha intervenido el responsable federal de Políticas Económicas de IU, Carlos Sánchez Mato, quien ha expuesto un análisis crítico del proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2017 del Gobierno y la responsable de Modelo Federal y Plurinacionalidad, y miembro de la dirección de EuiA, Nuria Lozano, que ha informado sobre la construcción del nuevo sujeto político catalán.

Durante su intervención, Garzón se ha referido a la orden de prisión para el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, que ha sido detenido esta semana en el marco de la ‘operación Lezo’ sobre el desvío de fondos del Canal de Isabel II en Madrid. El coordinador de IU ha pedido la dimisión del fiscal anticorrupción, Manuel Moix, por supuestamente haber intentado detener la investigación, pero también del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, “por no querer cesarle, a pesar de que es evidente que protegió al PP”. En este sentido, ha señalado que “en este país son los corruptos los que ponen a los fiscales anticorrupción y la convierten en la Fiscalía pro-corrupción”. Además, ha arremetido contra Esperanza Aguirre por haber sido “cómplice” de la corrupción en la comunidad y con “la suavidad enorme” con la que el PSOE ha tratado al partido del Gobierno en este sentido. “Nos sorprende también que el PP no cite una palabra de los ERES de Andalucía. La crítica se vio absolutamente apagada en el momento en el que Susana Díaz facilitó el Gobierno”, ha criticado.

El coordinador federal también se ha referido a la crisis económica, cuyos efectos “están lejos de haber desaparecido” y ha provocado que se genere una dinámica de “ganadores y perdedores”. Por eso, “la desesperación de las clases populares hace que opten por opciones reaccionarias y xenófobas”, ha indicado en referencia al respaldo que han obtenido líderes como Donald Trump en Estados Unidos y Marine Le Pen en Francia. Sin embargo en disputa un “espacio político” donde la izquierda tiene la oportunidad de canalizar ese descontento, ha remarcado. Las elecciones francesas que se celebran este domingo caracterizadas también “por el rápido ascenso en las encuestas de los compañeros de Francia Insumisa”, liderados por Jean-Luc Mélenchon, pone de manifiesto que “hay una batalla política por un nuevo modelo de sociedad”. Además, el líder de IU ha rechazado la OTAN y sus bases, además de la creciente escalada del conflicto sirio liderada por Estados Unidos.

Por su parte, Sánchez Mato ha intervenido para explicar la enmienda a la totalidad que UP propone a los Presupuestos Generales del Estado 2017, que demuestran que el Gobierno del PP “no cambian sus políticas de recortes”. En este sentido, ha criticado que se reduzca el peso de los impuestos directos a la renta o el patrimonio, mientras aumenta el peso de los indirectos, “que son los que atacan directamente a la gente”. Mientras se reduce el presupuesto para gastos sociales, aumentan las partidas para Defensa, ha criticado. “Lo está haciendo el PP, con el apoyo del PSOE y de su filial naranja”. Además, ha vaticinado que el Ejecutivo “encontrará la manera de apoyar los presupuestos, algo que no es ninguna sorpresa”. Por último, ha criticado los recortes que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha impuesto al Ayuntamiento de Madrid por incumplir su ‘regla de gasto’. “No puede ser que nos obliguen a hacer recortes allá donde gobernamos” que nos impidan llevar a cabo “propuestas transformadoras”, ha criticado.

Por último, Lozano ha detallado el proceso de construcción del nuevo sujeto político catalán, que cuenta con EuiA. “A pesar de las dificultades, esas confluencias electorales han conseguido ya ganar dos veces las elecciones”, ha indicado en referencia a las diferencias entre fuerzas que, de momento, han dejado fuera a Podem de la iniciativa ‘Un País En Comú’. “Esperamos que el proceso sea exitoso y un ejemplo que permita avanzar en confluencias más allá de lo electoral”, ha apuntado.

Izquierda Unida (Youtube)

 

(*) María F. Sánchez es periodista.

  • luisf

    me llama la atención que a algunos cuadros de IU les parezca que estas medidas pueden ser “desestabilizadoras para la Organización”

  • luisframon

    Me llama la atención que a algunos cuadros de IU les parezca que “esta medida puede ser desestabilizadoras para la Organización”

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend