Los ‘susanistas’ confían en sacar 20.000 votos de ventaja a Sánchez en Andalucía

Miquel Iceta y Susana Díaz, ayer, durante un almuerzo-coloquio organizado por el foro Barcelona Tribuna. / Marta Pérez (Efe)

Los 'susanistas', el entorno de la líder del PSOE andaluz, echan una y otra vez sus cuentas para tratar de precisar el margen por el que, según dicen, pueden ganar las elecciones primarias frente al resto de candidatos. Fuentes del entorno de la presidenta de la Junta de Andalucía aseguran que, de ir todo tal como lo prevén, Díaz puede sacar hasta 20.000 votos de ventaja a Pedro Sánchez, aspirante cuya candidatura es la que más preocupa al susanismo. De ser así, estas mismas fuentes deducen que ninguno de los aspirantes tiene posibilidades de compensar esa gran cantidad de votos con el resto de territorios.

Consultados por este diario, dirigentes del PSOE partidarios de la candidatura de Susana Díaz aseguran que la "su gran ventaja es que tiene la federación más numerosa de todo el PSOE y la tiene unida". La cohesión de la federación andaluza resulta clave, según estas fuentes, "porque es difícil que, con el PSOE-A como una piña en torno a la persona de Díaz, Sánchez pueda obtener más del 30%" de los votos. El 70% restante se lo atribuyen a la presidenta andaluza.

Publicidad

De acuerdo con estos cálculos, la única federación de una cierta entidad en número de militantes donde Pedro Sánchez puede ganar holgadamente es Cataluña, a través del voto del partido hermano, el PSC. Sin embargo, los socialistas catalanes son menos de la mitad que los andaluces y, para colmo, no se espera que se decidan a ejercer su derecho al voto más de 10.000 en total. Aunque en Cataluña se invirtiera el resultado y fuera un 70% para Sánchez y un 30% para Díaz, las posibilidades del exsecretario general de neutralizar su derrota en Andalucía serían mínimas.

Del resto de federaciones numerosas, en Castilla-La Mancha se impondría Susana Díaz, según sus cálculos, así como en Aragón; mientras, la división del PSOE en el País Valencià neutralizaría el peso específico de la propia federación.  Siempre según los partidarios de Susana Díaz, en Castilla y León hay mucha división, al igual que en Valencia, o en Galicia. Por tanto, la gran ventaja obtenida en Andalucía -insisten desde el entorno de la presidenta andaluza- será la clave de una victoria que creen que está cada día más al alcance de su mano.