El PSOE recupera la segunda posición por solo dos décimas y caen Podemos y PP

Sara Montero *

Gráfico: Porcentual

Por primera vez en los últimos meses, el PSOE ha superado a Podemos y sus confluencias en intención de voto, según el barómetro de abril de 2017 publicado hoy por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Los socialistas acumulan el 19,9 % de la intención frente al 19,7 % de la suma de la formación morada y sus aliados, que bajan 1,8 puntos. En esta ocasión, los españoles han castigado la corrupción del Partido Popular, que se tiene que conformar con el 31,5%, bajando un punto y medio respecto al barómetro anterior. Ciudadanos parece ser el partido más beneficiado, ya que ha subido 2,5 puntos. 

Publicidad

Los casos de corrupción han afectado al partido del Gobierno, que baja punto y medio. En el estudio anterior, correspondiente al mes de enero, el PP repitió como el partido más votado conservando un 33% de la intención de voto, que coincide con sus resultados en las elecciones de junio. Aunque el ‘caso Lezo’ aún no había estallado, estos resultados sí recogen la opinión de los ciudadanos respecto a la dimisión del presidente de Murcia, el 'popular' Pedro Antonio Sánchez.

El nuevo sondeo confirma también el tímido ascenso que en los últimos meses ha vivido el PSOE, hasta recuperar la segunda posición, mientras Podemos cae. En el anterior, el PSOE ocupó la tercera posición con el 18,6%. La encuesta no ha recogido la mayor parte de la precampaña de los candidatos a las primarias socialistas. Sin embargo, cuando se realizó el sondeo sí se sabía que Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López concurrirían a esta cita. Y ya había estallado la primera polémica de la contienda, con el sistema de ‘crowdfunding’ que el exsecretario general y el diputado vasco usaron durante las primeras semanas para recaudar fondos.

Podemos y sus confluencias son los que más bajan en este sondeo, lo que podría reflejar las consecuencias de la Asamblea de Vistalegre II de Podemos del pasado febrero, en la que se reconfiguró la estructura del partido, se reforzó el liderazgo de Pablo Iglesias y la portavocía del grupo parlamentario pasó de Íñigo Errejón a Irene Montero.

Los líderes mejor y peor valorados

Ningún político español aprueba. Joan Baldoví (Compromís) y Xavier Domènech (En Comú Podem) son los más valorados, con una nota de 4,54 puntos y 4,27 respectivamente. El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, mantiene los 4,12 puntos que le atribuía el anterior barómetro. Sin embargo, tiene que conformarse con el cuarto puesto. Alberto Garzón le arrebata la tercera plaza con 4,26 puntos.  Isidro Martínez (Foro Asturias) es el peor valorado con un 2,49, seguido de Francesc Homs (PDeCat), que fue expulsado del Congreso de los Diputados el pasado 29 de marzo, con un 2,61. El tercero con menos nota es Íñigo Alli (UPN) con 2,88. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, alcanza un escaso 2,91.

La desilusión con los políticos es general. Ni un ministro del gobierno de Rajoy alcanza el 4. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría (3,79), el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo (3,23),  y la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina (3,18), son los más aventajados, mientras los peor valorados son el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (2,44), el ministro de Justicia, Rafael Catalá (2,73), y el Energía, Álvaro Nadal (2,73). Las malas notas del Ejecutivo no extrañan tras conocer lo que los españoles piensan de su gestión: el 32,5% opina que es "regular", el 27,3%  que es "mala" y el 25,8% que es "muy mala".

Pese a haber alcanzado la segunda posición en este barómetro, la opinión de los encuestados sobre el trabajo del PSOE en la oposición también es pésima: el 39 % piensa que es "mala", el 22 % "muy mala" y el 30,3 % la califica de "regular".

El paro sigue siendo el primer problema para los españoles, con 69,6 puntos. Le sigue la corrupción y el fraude que suman 42.

Lo que no cuenta el CIS

Esta última encuesta se realizó antes de que estallara uno de los escándalos más graves que ha azotado al PP en las últimas semanas: el caso Lezo, que supuso la detención del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González y que desembocó con la salida de Esperanza Aguirre de la portavocía del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid.

Tampoco sabremos cómo habrá afectado la moción de censura que Unidos Podemos estudia presentar contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para la que no ha obtenido el respaldo del PSOE, cuyas sacudidas internas en la campaña de primarias tampoco ha sido recogida por la encuesta, que se realizó, eso sí, después de que Susana Díaz confirmara su candidatura a la secretaría general del partido.

(*) Sara Montero es periodista.