CORRUPCIÓN / El tribunal rechaza los argumentos del Gobierno para que la comparecencia se realizara por videoconferencia

La Audiencia obliga a Rajoy a hacer el paseíllo en el juicio del ‘caso Gürtel’

1
Europa Press (YouTube)

El tribunal que juzga la primera época de la trama Gürtel (1999-2005) ha citado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el próximo día 26 de julio a las 9.30 horas para que comparezca de forma presencial, en calidad de testigo, en la sala en la que se sigue el proceso. De esta manera, Rajoy se convierte en el primer presidente del Gobierno central en ejercicio desde la instauración de la democracia llamado a declarar como testigo en un proceso judicial. Felipe González (en el juicio por el secuestro de Segundo Marey) y Adolfo Suárez (en el caso Banesto) testificaron siendo ya expresidentes. Preguntado por los periodistas sobre la decisión de la Audiencia, Rajoy se ha limitado a contestar: "Como he repetido desde que comenzó ese asunto, estoy a lo que dispongan los tribunales" (ver vídeo).

La Sala ha adoptado esta decisión con el voto en contra del presidente del tribunal, Ángel Hurtado, para quien la declaración de Rajoy debía realizarse por videoconferencia, y con el voto favorable de los magistrados José Ricardo de Prada y Julio de Diego, que ya en el mes de abril, y también con la oposición de Hurtado, aceptaron la solicitud formulada por la acusación popular de la Asociación de Abogados Demócratas de Europa (Adade) para citar a Rajoy como testigo al entender que esa nueva petición (hasta otros dos requerimientos anteriores habían sido rechazados) se producía en un momento procesal distinto a los anteriores, una vez que el presunto líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, acreditó con su declaración en el juicio la existencia de una caja B en el PP que él mismo nutrió con “maletines llenos de dinero”, procedentes de comisiones ilegales que los empresarios habrían pagado para hacerse con adjudicaciones de ministerios como Fomento y Medio Ambiente.

Publicidad

La decisión adoptada ahora por el tribunal resuelve la fecha y la naturaleza de la comparecencia, que será presencial, al rechazar los argumentos esgrimidos en su día por el Ejecutivo para solicitar que la declaración se realizara por videoconferencia. En este sentido, el tribunal considera que la seguridad del presidente está garantizada y rechaza el argumento de que implicaría un despliegue desmesurado de medios económicos dado que la presencia de Rajoy en el juicio requiere tan sólo su desplazamiento unos 18 kilómetros hasta la sede de la Audiencia Nacional en la localidad de San Fernando de Henares (Madrid).

Rajoy tendrá que acudir al juicio sin la posibilidad de contar con la asistencia de un abogado y con la obligación legal de decir la verdad, ya que, si no lo hiciera o se negara a contestar las preguntas formuladas por acusaciones y defensas o por el presidente del tribunal, los magistrados podrían deducirle testimonio y ordenar la apertura de una investigación por desobediencia, que correspondería instruir al Tribunal Supremo por su condición de aforado.

1 Comment
  1. florentino del Amo Antolin says

    No se puede manipular a los niños Portugueses con tal descaro. Vaya, que se pegan por el limpio Rajoy.. ¡¡ Ah !! que es para el consumo Nacional Sindicalista Español y mucho Español. Si es así pues vale. Aunque le esperan por la gürtel.. No nos «defraude».. Más!!.

Leave A Reply

Your email address will not be published.