UNIFICACIÓN / IU y Podemos tratan de crear "un proyecto de ruptura" que aglutine a la izquierda

El PCA marca la vía para construir un sujeto político andaluz al estilo de 'los comunes'

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

sujeto político andaluz Ernesto Alba alza el puño en alto tras ser proclamado nuevo secretario general del Partido Comunista de Andalucía (PCA) en el XII Congreso de la formación.
Ernesto Alba alza el puño en alto tras ser proclamado nuevo secretario general del Partido Comunista de Andalucía (PCA) en el XII Congreso de la formación. / PCA

El XII Congreso del Partido Comunista en Andalucía (PCA), formación con un importante peso dentro del PCE y de IU, dió pistas importantes sobre cómo va a configurarse la izquierda de cara a las elecciones municipales de 2019. La organización se marcó un objetivo superior en la región que consiste en la construcción de un nuevo sujeto político andaluz para aglutinar al mayor número de fuerzas políticas y sociales posibles que estén dispuestas a afrontar “un proyecto de ruptura” y que se asemejaría en esencia al proceso de confluencia de las izquierdas que se ha dado en Catalunya en Comú con Ada Colau y Xavier Domènech como caras más visibles y que reúne a EUiA, ICV, Barcelona En Comú y sectores de Podem.

La prioridad de crear este espacio es la idea más importante que se desprende del Congreso del PCA, que se constituye como motor de una eventual confluencia autonómica con otras fuerzas como Podemos. Tanto el líder andaluz como el coordinador federal de la coalición, Alberto Garzón, dieron su apoyo a Ernesto Alba, quien este fin de semana se erigió como secretario general de los comunistas andaluces al reunir 171 votos para su lista frente a los 105 que cosechó Miguel Ángel Bustamante. El vencedor da más importancia al papel de los comunistas como facilitador del cambio, sin dejar de reivindicar sus competencias, frente a las tesis de Bustamante, quien tiene una posición más crítica de la alianza de IU con Podemos y otras fuerzas políticas.

El PCA cree que la estrategia para lograr “la ruptura democrática” con el régimen del 78 que solo beneficia a las élites políticas y económicas del país es necesario construir “una unidad popular” que aglutine y represente tanto a partidos políticos, como a trabajadores y movimientos sociales. Un objetivo que, en la línea defendida por Garzón, solo se conseguirá si IU se transforma en un movimiento político social amplio que trascienda su estructura de partido clásico. La idea es repescar ese movimiento aglutinador de izquierdas que el PCE pensó para la coalición en sus orígenes y que ha quedado diluido con el paso del tiempo. “Queremos contar con toda la gente que ha construido la IU actual, con sus luces y con sus sombras, para crear una organización que se adapte a una nueva realidad y donde se sientan cómodos todos los actores”, explica Alba a cuartopoder.es.

El mensaje que llevará el partido después de su Congreso es el de “la unidad interna en el PCE y la unidad a la externa para construir un contrapoder para acabar con las élites que están imponiendo políticas que nos están jodiendo la vida a los trabajadores y a los sectores populares del país”, indica Alba. La llamada al entendimiento con otras fuerzas es clara, la alianza electoral con Podemos a nivel estatal no está en disputa, pero el nuevo secretario general reseña que IU y los comunistas mantendrán su hoja de ruta independientemente de que la formación morada quiera formar parte de este nuevo sujeto político andaluz o frente de izquierdas. Ya se verá.

En Podemos valoran “muy positivamente” la línea que ha marcado el PCA y la consideran acorde con las políticas del coordinador regional de IU, con quien mantienen “una buena sintonía”. La Ejecutiva de la formación morada explica a este diario que ven con buenos ojos que se abra un proceso de diálogo para conformar este nuevo sujeto político. Mientras que IU pretende hacer de su partido “un movimiento político y social”, el partido, liderado por Teresa Roríguez en la región, recuerda que su formación también busca desde sus orígenes ser “más permeable”. Esas aspiraciones de ambos de converger con los movimientos sociales y trascender las estructuras de los partidos clásicos, de momento, no han logrado concretarse. En cualquier caso, desde Podemos recuerdan que es importante respetar los espacios de ambas organizaciones.

Líneas rojas con el PSOE, primera dificultad para confluir entre las formaciones

Este nuevo frente de izquierdas o sujeto político pretende enfrentar al PP y al PSOE de Susana Díaz, pero IU cogobierna con los socialistas en varias ciudades y municipios. Hace un mes trascendió un documento borrador de Podemos sobre la hoja de ruta para la confluencia que pedía que la coalición de izquierdas rompiera sus pactos de gobierno con los socialistas para poder confluir en las próximas elecciones. Como era de esperar, no sentó nada bien en los 29 municipios andaluces donde existen estos acuerdos. Por ejemplo, el coordinador de Izquierda Unida de Córdoba, Pedro García, exigió ‘humildad, igualdad, y respeto’ entre formaciones políticas de cara a un eventual proceso de convergencia.

Dicho documento sobre la hoja de ruta de Podemos para la confluencia, con el punto específico de IU y los gobiernos del PSOE, fue debatido y aprobado el fin de semana en el Consejo Ciudadano Andaluz, el máximo órgano de dirección de Podemos en Andalucía. No obstante, Rodríguez ha matizado que la formación morada no exigirá a IU que abandone los gobiernos municipales que mantiene con los socialistas, aunque sí que ha dejado claro que su partido no será “la muleta del PSOE” ni formará gobierno con éste, a no ser que dé “un giro de 180 grados”. Sin embargo, Rodríguez dejó la puerta abierta a apoyar investiduras de los socialistas para “cerrar la puerta al Partido Popular” y se mostró dispuesta a alcanzar acuerdos programáticos.

La sintonía entre Maíllo y la secretaria de la formación morada es clara, pero Podemos sigue manteniendo una posición crítica con IU por haber formado parte de un gobierno con los socialistas en la anterior legislatura. La coalición de izquierdas tiene una postura distinta, es poco amiga de las líneas rojas y más partidaria de seguir cogobernando con los socialistas en aquellos municipios donde el programa acordado entre ambas formaciones se esté desarrollando de manera adecuada.

Un eventual sujeto político andaluz empezó a forjarse este fin de semana tras el Congreso del PCA y el Consejo Ciudadano autonómico de Podemos. Serán decisivos los siguientes pasos para ver si la sintonía de Maíllo y Rodríguez permea a otros ámbitos locales donde IU tiene un peso territorial del que, por el momento, carece la formación morada. Para las próximas municipales, que coincidirán con las elecciones al Parlamento europeo, “sería estupendo” evitar una confusa sopa de siglas y lograr “una misma candidatura de unidad que se llamara de la misma manera”, advierten fuentes del PCA.

Artículos Relacionados

  • florentino del Amo Antolin

    Hay que saber respetar.. Pero sin perder de vista las confluencias; para revertir ese sistema Dont tan poco favorable. También, poner en valor la actuación de el Gobierno Andaluz, en temas de comunicación tampoco edificantes.. La Susana, debe de saber que las elecciones fueron hace dos años.. Y los votos tienen quien los represente dignamente. Así que no queda otra; trabajar en común, vigilando no desvirtuar el mandato de Unidad Popular.. ¡ Os necesitan más que nunca !. Salud trabajo y República.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend