ENTREVISTA al portavoz del Grupo de Podemos en el Parlamento de Castilla-La Mancha

Llorente (Podemos C-LM): “Confío en que las bases respondan 'no' a la manipulación”

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado: - Actualizado: 14:15

El portavoz del grupo de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha, David Llorente.
El portavoz del grupo de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha, David Llorente. / Paulina Vitti

Como leña al fuego ha sido la pregunta que la dirección de Podemos ha planteado a sus inscritos en Castilla-La Mancha para preguntarles si apoyan que el partido entre al Gobierno del PSOE encabezado por Emiliano García-Page. La semana pasada, ambas formaciones llegaron por fin a un acuerdo para aprobar los presupuestos de 2017 y, en un giro inesperado hasta hace poco, el presidente autonómico ofreció a la formación morada entrar en el Ejecutivo. La cuestión planteada a las bases para la consulta, que se celebra este fin de semana, ha llegado a última hora y, según denuncian los críticos con la dirección de Podemos en esta comunidad, está manipulada por el secretario general de la región, José García-Molina –cercano a Pablo Iglesias–, para que los inscritos no puedan rechazarla.

“¿Crees que Podemos C-LM debería votar ‘sí’ a los Presupuestos si con un acuerdo de Gobierno se garantiza la puesta en marcha y el control de políticas propias como la Renta Garantizada o el Plan de Garantías Ciudadanas?”, es la cuestión que ha levantado las críticas más duras en el seno del Consejo Ciudadano Regional. Hablamos con el diputado morado David Llorente –el único compañero de escaño de Molina–, pero enfrentado frontalmente a su liderazgo. Además de arremeter contra la falta de democracia interna, el portavoz del grupo de la formación morada en el Parlamento de Castilla-La Mancha se une a las otras voces de sus compañeros de Anticapitalistas como Teresa Rodríguez y Diego Cañamero, para advertir de los peligros de aceptar la oferta de entrar al Ejecutivo en minoría y quedar “supeditados” a los socialistas.

Usted quería que se plantearan dos preguntas distintas en la consulta: Una sobre los presupuestos y otra sobre si el partido debería entrar a formar parte del Gobierno con el PSOE. ¿Qué opina la forma en qué ha sido formulada la pregunta finalmente?

– En estos días pasados cientos de militantes hemos apoyado una iniciativa para que en la consulta se formularan dos preguntas diferenciadas dado que hay dos cuestiones en juego que no están necesariamente vinculadas y, particularmente, aprobar unos presupuestos con avances no tiene por qué implicar entrar en el Gobierno con Page. Finalmente, no se ha aceptado este planteamiento que es el más lógico y democrático y se ha formulado una pregunta por parte del secretario general. Él ha dicho que era competencia exclusiva suya. Es una pregunta que excluye la opción de aprobar los presupuestos sin entrar en el Gobierno, que es una opción relevante, y es una consulta sin garantías para que las bases puedan ejercer su derecho a decidir. Es una pregunta cobarde y tramposa que pretende ocultar tras los presupuestos la entrada al Gobierno de Page. Ante un intento de manipulación tan burdo, confío en que las bases respondan de una manera clara diciendo “no” a la entrada al Gobierno del Page y a una cuestión que insulta su dignidad y su inteligencia.

En caso de que la respuesta de las bases fuera ‘sí’, ¿los inscritos estarían avalando que Podemos entre a formar parte de un Gobierno con el PSOE?

“La pregunta es indigna y no es un ejemplo de consulta democrática”

– La formulación de la pregunta es tan enrevesada que puede haber gente que no sepa a qué está respondiendo. Esto es totalmente innecesario. Con este tipo de preguntas tendenciosas y manipuladoras no se construye democracia participativa en Podemos. Esto es indigno y no es, desde luego, un ejemplo de consulta democrática.

Desde el sector crítico con Molina, ¿han pensado tomar alguna medida para revertir los resultados de una consulta que, según denuncian, parte de una pregunta manipulada?

— Yo confío en que las bases respondan masivamente con un ‘no’. Si eso es el resultado de la consulta, los presupuestos todavía se tramitarían en las Cortes Regionales y entiendo que la militancia y los órganos de Podemos deberían poder pronunciarse todavía sobre los presupuestos de manera específica, aunque las bases rechacen, como espero, la entrada en el Gobierno de Page.

Usted y Molina son los únicos diputados de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha. Dos miembros de Podemos pasarían a formar parte del Gobierno en caso de que los inscritos den el visto bueno. ¿Deja abierta la puerta a ocupar uno de esos cargos (Vicesecretaría y Consejería responsable de poner en marcha el Plan de Garantías Ciudadanas)?

“No aceptaré un cargo en el Gobierno de Page”

– Acataré la decisión de las bases sobre la entrada o no de Podemos en el Gobierno de Page, pero yo, personalmente, no aceptaré en ningún caso un cargo en el Gobierno de Page.

 

Pablo Iglesias ha defendido que la entrada de Podemos en un Gobierno es algo positivo y que, en el caso de Castilla-La Mancha, puede garantizar que se terminen los desahucios o el corte de suministros básicos. ¿Discrepa?

– La entrada en minoría en un Gobierno del PSOE y, particularmente de este PSOE, no garantiza el cumplimiento de una medida, sino que garantiza nuestro hundimiento como alternativa. Desde el principio dijimos –también Pablo Iglesias– que no habíamos venido a tener un papel testimonial en la política española, sino que habíamos venido a ganar para cambiar realmente las cosas a favor de la mayoría social. Yo sigo pensando que ese es nuestro proyecto político. Para perfilarnos como alternativa no podemos ser partícipes de los Gobiernos de PP y de PSOE.

¿Por qué Podemos no debe entrar a formar parte de un Gobierno con Page?

– Page ha demostrado no cumplir muchos de sus compromisos y encabeza un Gobierno que no es capaz de impulsar en Castilla-La Mancha un verdadero cambio. Frente a esa realidad, la solución no es apuntalar su Gobierno o ser cómplices de sus políticas, sino construir una oposición inteligente y propositiva tanto de las instituciones como desde las calles. Por ejemplo, si entramos en el Gobierno de Page, las organizaciones por la enseñanza pública ya han manifestado que seremos partícipes de ratios ilegales en las aulas. Cuando haya movilizaciones frente a las políticas de Page en la educación u otros sectores, ¿de qué lado vamos a estar y qué credibilidad vamos a tener? Por ejemplo, cuando se inicie la comisión de investigación del incendio de Seseña, tendremos que llamar a que comparezcan todos los presidentes y expresidentes de la región, desde [José] Bono a Page, pasando por [María Dolores de] Cospedal. José García Molina es presidente de esa comisión de investigación. ¿Qué credibilidad va a tener cuando interpele a Page, de cuyo gobierno sería vicepresidente? Ninguna credibilidad como oposición que pueda fiscalizar la labor del gobierno.

Más allá de las consecuencias negativas que podría tener para Podemos, ¿no sería positivo para los ciudadanos que su partido contara con algo más de poder para, como defiende el secretario general de Podemos en la región, poner en marcha la renta mínima garantizada u otros proyectos sociales que hasta ahora han estado estancados?

– Creo que es un espejismo. Tenemos que recordar la experiencia fallida por ejemplo de la entrada de IU en minoría en los gobiernos del PSOE en el País Vasco o en Andalucía. No solo no fueron capaces de ser más efectivos para hacer cumplir al Gobierno sus compromisos, sino que al final acabaron siendo políticamente irrelevantes porque dejaron de ser percibidos como una alternativa. Esto es un aprendizaje de la vieja de Izquierda Unida que la mayoría de su militancia ya ha asimilado. Nosotros deberíamos aprender también de esos errores y no repetirlos. La presión al Gobierno de Page hay que hacerla con los movimientos sociales, las organizaciones populares y sindicales. Son esos sectores quienes, si nos reconocen como alternativa, nos darán su apoyo social y electoral.

El diputado de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha y portavoz del grupo.
El diputado de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha y portavoz del grupo. / Paulina Vitti

¿Hay opciones de que se aprueben los presupuestos sin entrar a un Gobierno con el PSOE cuando han estado bloqueados durante meses?

– Negociar y aprobar eventualmente unos presupuestos con avances sociales no tiene por qué implicar necesariamente la entrada en el Gobierno de Page. El secretario general de Podemos y yo tenemos distintos puntos de vista. Realmente yo en todo momento he hablado de la necesidad de que hubiese avances claros en los presupuestos en cuanto a recuperación y defensa de los servicios públicos. En cambio, García Molina había advertido de la posibilidad de presentar una enmienda a la totalidad si el nuevo proyecto de ley de presupuestos era muy parecido al anterior. Finalmente, el proyecto de ley de presupuestos que se ha presentado es muy parecido al que se presentó anteriormente, pero la diferencia fundamental es que ahora hay un principio de acuerdo para que se pueda acceder a dos cargos en el Gobierno de Page.

¿Quiere decir que no hay una diferencia sustancial en la nueva propuesta de presupuestos respecto a la anterior y que lo único que ha variado para que el secretario general cambie de opinión es que ahora se ofrecen dos cargos en el Gobierno para Podemos? 

– Sí, esa es la diferencia fundamental. De todas maneras, los presupuestos iniciarán ahora su tramitación parlamentaria y todavía pueden ser objeto de enmiendas parciales. Esas enmiendas pueden permitir mejorar los presupuestos y lograr mayores avances.

¿Entiende que Podemos está siguiendo la estrategia adecuada con el PSOE de Pedro Sánchez a nivel estatal o ve peligros en ese acercamiento con la mesa de negociación entre ambos en el Congreso?

“Nuestra gente no entendería un giro que nos conduzca a tener un papel subalterno en relación al PSOE”

– Creo que es positivo que haya diálogo entre Podemos y el PSOE. Tenemos que tener en cuenta que el PSOE anteriormente optó por priorizar el diálogo con Ciudadanos y no debemos olvidar qué es el PSOE y qué papel ha desempeñado a lo largo de varias décadas en nuestro país. Han impulsado muchas políticas antisociales y contrarias a los intereses de las clases populares. Debemos recordar que el 15M surgió ante un Gobierno del PSOE que aplicó políticas antisociales y que mucha gente salimos a las calles para decir que no nos representaban. Movimos ficha y dimos un paso al frente para hacer política e impulsamos. Podemos nace como una alternativa frente al bipartidismo. Desde el principio dijimos que no veníamos a jugar un papel testimonial en la política española, sino a ganar para impulsar un verdadero cambio de la política social. Creo que debemos mantener esa misma estrategia, que se validó también en Vistalegre 2. Nuestra gente no entendería un giro en ese sentido que nos condujese a tener un papel subalterno en relación al PSOE. Los socialistas tienen que demostrar voluntad política para revertir las medidas antisociales que se han aplicado en las anteriores legislaturas. Se puede acordar con podemos una agenda común en el Congreso y eventualmente un acuerdo programático y de investidura que permita echar a [Mariano] Rajoy. Esos acuerdos no tienen que ser necesariamente de cogobierno. Aquí, en Castilla-La Mancha, ya echamos al PP de Cospedal sin necesidad de incorporarnos al Gobierno de Page.

Hace solo unos meses que Podemos vivió en Castilla-La Mancha un proceso autonómico para elegir a su secretario general en el que usted perdió ante Molina, que se mantiene en el cargo. Criticaba entonces la falta de democracia interna y aspectos como que las decisiones se tomaran desde la dirección sin consultar al Consejo Ciudadano. ¿Cree que el problema persiste y que lo vemos reflejado en esta nueva consulta?

– El comportamiento del secretario general confirma esa nueva tendencia de personalismo y verticalismo en la organización. Desde el Consejo Ciudadano Regional se había solicitado una reunión de este órgano de dirección antes de la reunión con Page para tratar el tema de los presupuestos y decidir colectivamente una estrategia. Se había planteado un documento marco de negociación de los presupuestos no vinculado a la entrada en el Gobierno y José García Molina se negó a convocar el Consejo Ciudadano. Posteriormente, se convocó una reunión de este órgano y hubo consejeros y consejeras que plantearon la propuesta de formular dos preguntas separadas. Esta no se votó y fue el secretario general quien decidió personalmente la formulación de la pregunta que vincula la aprobación de los presupuestos a la entrada del Gobierno. Este tipo de comportamientos demuestran muy poco talante democrático y no son propios de una organización como la nuestra, desde la que tenemos que impulsar una democracia y participativa. La gente no votó a Molina para esto. Si realmente su intención era entrar en el Gobierno de Page, creo que debió plantearlo honestamente en su momento en ese proceso, para que los inscritos hubieran podido decidir con información suficiente. Lo que dijo fue lo contrario: que Page no era de fiar e incluso denunció comportamientos mafiosos de este Gobierno del que ahora sí quiere formar parte.

Después de la asamblea autonómica, usted ya no participa en el Consejo Ciudadano…

No estoy en este Consejo Ciudadano. En el anterior sí participé con voz, pero sin voto, y en este Consejo Ciudadano intenté participar en la primera reunión y el secretario general no me permitió hacerlo. Desde luego si se trata de hablar de los presupuestos creo que es relevante contar con el portavoz del grupo parlamentario, que además soy el vocal de Economía y Presupuestos en las Cortes de Castilla-La Mancha.

Artículos Relacionados

  • florentino del Amo Antolin

    Aunque la ropa sucia deba lavarse en casa; tampoco debe de ser, apoyar presupuestos y no entrar en el gobierno de Page. La militancia debe de usar: La coherencia, como punto de partida; saber en todo momento, de donde venimos… Y donde queremos ir. Las cosas personales, son eso personales; pero el trasvase del Tajo, es de la Comunidad Manchega. El bien Social, muy por encima de opiniones políticas. Otro caso es emparentarse con un PsoE, que tiene una deuda con la sociedad. Son unos engaña bobos, que no han emancipado a la sociedad; pero si al familiar de turno. Siendo culpables de retardar la salida del partido ( PP ) para delinquir. Tienen firmadas tantas cosas la triple alianza… Que seria un milagro, no salir trasquilados. La discusión, viene esclarecedora.. Salud, trabajo y Republica!.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend