PULSIÓN SOBERANISTA / La aprobación de la Ley del Referéndum esta semana hace pasar al conflicto del planteamiento al nudo

El proceso catalán entra en lo imprevisible

SATO DÍAZ | Publicado: - Actualizado: 10/9/2017 18:44

mariano-rajoy-puigdemont-1-octubre-independencia
Mariano Rajoy y Carles Puigdemont, en una imagen de archivo en Cataluña. / La Moncloa

BARCELONA.- Los plazos vencen, pero el proceso catalán parece estar en el mismo punto que hace algunos meses. Si se tratara de una novela, nos encontraríamos ante una de esas densas, profusas en descripciones, parcas en diálogos, pero con extensos monólogos de los personajes que se reafirman, una y otra vez, en sus convicciones, en sus propias metáforas y discursos. Sin embargo, la trama no avanza, va lenta. La urgencia es clave, la fecha autoimpuesta por la mayoría independentista del Parlament del 1-O hace que falten, exactamente, 27 días para que, según el Govern, las urnas estén dispuestas por toda Cataluña; según el Gobierno, estas no estén al alcance de los votantes. La trama va lenta.

Tras tantas páginas leídas, el lector se sorprende cuando descubre que tan sólo hemos llegado a la presentación de los personajes. Todavía en el planteamiento, parece que esta semana llegaremos al nudo de la historia, inconcebible llegar a vislumbrar el desenlace. Vayamos pues a lo conocido hasta ahora, los personajes. Y, para ello, qué mejor que repasar el esquema de una escena en la cual existe un protagonista, que persigue la consecución de un deseo, un anhelo, y un antagonista, que hará todo lo posible para evitarlo.

El anhelo, un referéndum de autodeterminación por el cual la población de Cataluña pueda decidir democráticamente su relación futura con el Estado español. deseo es democracia, autodeterminación. El protagonista, sin duda, es el Govern capitaneado por Carles Puigdemont y vicepresidido por Oriol Junqueras, seguido de la mayoría independentista en el Parlament, los grupos de JxSi y la CUP, además de las entidades sociales independentistas (ANC, Òmnium y AMI) y un sinfín de medios de comunicación catalanes. El antagonista, el que quiere que nadie cambie, el Gobierno de Mariano Rajoy que cuenta con toda la estructura del Estado. Además del PP, está C’s, amplios sectores del PSOE y un sinfín de medios de comunicación españoles.

Los medios de comunicación juegan en esta batalla, en este conflicto entre protagonista y antagonista, un papel fundamental. Y si hasta ahora, tan solo en el planteamiento de la historia, se han marcado unas posiciones mediáticas claras, de trinchera, preparémonos para el show de las próximas semanas. Preparémonos para el nudo, que está a punto de llegar. La línea divisoria que divide Cataluña del resto de España se acentúa a nivel mediático. Qué difícil resulta hoy en día encontrar un medio estatal que informe de lo que ocurre en Cataluña sin su correspondiente sesgo españolista. Qué difícil que determinados medios catalanes no repitan “el referéndum se va a celebrar el 1-O” como un mantra, sin dar más explicaciones.

Y esa toma de posiciones entre protagonista y antagonista se ha trasladado a amplios espectros sociales. La polarización en base a los monólogos de protagonista y antagonista ha permeabilizado en la sociedad. La catalanofobia, una expresión social ya antigua en España, crece como la espuma. Los argumentos toscos y amenazantes del antagonista Rajoy no hacen más que aumentar la desafección hacia todo lo que huela a español en Cataluña, donde, al mismo tiempo, la sociedad se divide en dos bandos, independentistas y no, en una fractura emocional que cada vez se agranda más. Polarización, promesas incumplidas y zancadillas… Esto puede llevar a una desafección hacia la política, como ya pasó con la amputación del Estatut, que a medio plazo habrá que tener en cuenta. Relevante posición la del espectro de los comunes, y sus hermanos de Unidos Podemos en el Estado, que se sitúan en incómodo centro, pero que tendrá un papel importante para cohesionar una fracturada sociedad. Incómodo centro pues, de alguna manera, tendrán que tomar partido decantándose por el protagonismo o el antagonismo.

Llama la atención cómo el posicionamiento en ambos bandos de amplios espectros de la sociedad se lleva a cabo casi a tientas. Llama la atención la fe ciega que profesa a los dirigentes políticos, protagonistas o antagonistas, la ciudadanía sin pedir una rendición de cuentas clara. El referéndum que hipotéticamente se celebrará el 1-O todavía no es más que una promesa, todavía no se ha aprobado la Ley del Referéndum, ni se ha convocado, ni se han dado las explicaciones oportunas sobre algunos aspectos relevantes como el censo, cómo se conformarán las mesas, cuántas urnas habrán y dónde se colocarán… Fe ciega de la ciudadanía en un gobierno.

Los antagonistas todavía no han explicado cómo van a llevar a cabo su promesa de que no se celebrará, qué medidas llevarán a cabo para pararlo, más allá de incitar a los tribunales a que se cumpla una ley en la que cada vez menos gente cree en Cataluña. Cómo van a hacer valer la premisa de que la ley está para obedecerla, cuando es la ciudadanía la que democráticamente se impone sus propias leyes, cuando el 1-O apela, ciertamente, a un hecho democrático en sí. Cómo va a parar Rajoy el referéndum sin crear más fractura social, sin que sus acciones motiven un reafirmamiento y crecimiento del independentismo. Fe ciega de la ciudadanía, también españolista, en un gobierno.

Y estos son los personajes, el planteamiento de la historia. Y ahora llegará el acelerón en la trama. En menos de un mes se desarrollará buena parte del nudo. Mañana está previsto que, una vez la Mesa del Parlament modifique el orden del día del Pleno, se apruebe la Ley del Referéndum. Cuando los protagonistas hayan plasmado en los papeles en forma de ley, por fin, su deseo, un referéndum, llegará el turno del antagonista. Si el Govern está hábil aprobará la convocatoria antes de que actúen los tribunales, incitados por la Fiscalía, incitada por el Tribunal Constitucional, incitado por el Gobierno.

Y después, el próximo lunes, la Diada y una manifestación multitudinaria y masiva que eclipsará el centro de Barcelona. Y el día 15 dará comienzo la campaña por el ‘sí’ en el referéndum, todavía nadie se ha postulado a hacer campaña por el ‘no’. Y después llegará el 1-O. Pero ojo, ya estamos en el nudo, y la imprevisible trama tiene que acelerar. Y ya está el conflicto planteado en disputa. Cualquier acción del protagonista puede tener respuesta del antagonista, cualquier respuesta del antagonista tendrá reacción del protagonista. Y eso ya es imprevisible. Intriga que hace que la historia pueda dar un giro inesperado.

Como imprevisible es, tanto si se celebra el referéndum como si no, qué pasará después. Cómo se gestionará el resultado, qué resultado, cuánta gente habrá votado. Pues la trama seguirá, y habrá elecciones, ora autonómicas, ora constituyentes. Y habrá cálculos electorales. Y habrá estrategias partidistas. Y el desenlace, en el horizonte, todavía no se llegará ni a intuir, aunque parece claro que el desenlace, sea dentro de un mes o dentro de mucho más tiempo, tendrá que pasar porque la sociedad catalana decida, libremente, qué relación mantendrá con el resto del Estado. Hasta entonces, nudo.

Artículos Relacionados

  • florentino del Amo Antolin

    Hablar claro es una necesidad, no un don. Protagonistas, y antagonistas… Los protagonistas, quieren un referendum normalizado ( lo van hacer, con sú legalidad ). Los antagonistas, quieren que nada cambie… y encima no se destruye lo que Franco dejó atado y bien atado. ¡ Hombre, eso no se hace !. Los medios Sato; estan con el desgobierno Español, y sus mezquinos intereses !. Otra cosa es que aparezca en escena el mismisimo Sanchez… ¡ Eso, si es solución !. Porque no se empieza por hacer una verdadera transición; Nueva Constitución, con un espacio de tiempo de debates; en igualdad escuchandose, o escuchandonos. Si hubiese mas información que intoxicacion, seria más facil. Si eres, parte del problema… No puedes ser la solución.!… Si todo se puede arreglar votando…

  • manu pla

    Se va a una crisis de estado, y no quiero ser profeta , pero debian hacer un referéndum con condiciones si , pero referéndum legal y acordado , con hacer el zoombi no se va a ningun lado

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend