CATALUÑA / El dilema entre tomar posiciones o defender una tercera vía que ahora es intangible

Una parte de Podemos e IU se desmarca de la dirección y apoya el referéndum del 1-O

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

GuardiaCivilBarcelona
Dos manifestaciones opuestas, una independentista y otra españolista, frente a las dependencias de la Guardia Civil en Barcelona el pasado mes de julio. / Quique García (Efe)

Los últimos acontecimientos en el Parlament han evidenciado la escena cada vez más polarizada del dilema catalán. La cuerda se ha tensado de tal manera que aparecen dos concursantes a los extremos: a un lado, un Gobierno central cuya única estrategia es una represión incendiaria, caldo de cultivo para más independentismo contestatario; al otro lado, las fuerzas catalanistas y soberanistas que pretenden saciar el deseo del pueblo catalán de ser consultado con un referéndum de dudosa legalidad, pero el único sobre la mesa. Lejos de la escena catalana, las direcciones estatales de Podemos y de IU, lideradas por Pablo Iglesias y Alberto Garzón respectivamente, apuestan desde Madrid por una tercera vía: restar protagonismo decisivo 1-O y luchar por un referéndum futuro con verdaderas garantías. Ciertos sectores de ambas formaciones creen que esta postura es quimérica y les deja fuera del tablero político catalán. “Nos estamos equivocando”, asegura sin titubeos Alberto Arregui, miembro de la Coordinadora Federal de IU y, por lo demás, afín a Garzón.

Arregui, que forma parte de Izquierda Unida desde 1993, tiene claro que su líder falla al no posicionarse a favor del 1-O, un postulado que achaca a “una inveterada tradición centralista del PCE que IU arrastra” y que no es unánime en el seno de la formación, ni siquiera en la Ejecutiva. “El proceso catalán es democrático, defectuoso, pero democrático, frente al proceso del Estado español, que solo se basa en la represión. Hay una resolución del Parlamento catalán y tendríamos que apoyarla. Lo demás significa situarnos fuera y que el pueblo catalán cierre sus oídos a escucharnos”, asegura a cuartopoder.es el dirigente, quien precisa: “El error es pensar que desde la calle Olimpo (sede de la coalición en Madrid) podemos decirles a los catalanes que han decidido mal”.

El planteamiento de la dirección de IU es erróneo, según su punto de vista, porque parte de un mal enfoque. “Hay trampa al decir que defendemos el derecho a la autodeterminación, pero nos oponemos al referéndum. El derecho lo ejercen sujetos: en este caso el pueblo catalán, que tiene unos partidos y un Parlamento”. Por eso, critica que la dirección de IU mantenga su directriz especialmente después de que Catalunya En Comú, proyecto del que EuiA forma parte, haya decidido plantear a sus inscritos si debe llamar al voto para el referéndum del 1-O, y el primer teniente alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, haya pedido participar en la votación con un “sí crítico” como respuesta al “autoritarismo” del PP. También arremete con que “tan delicado asunto” no haya sido discutido todavía en el seno de la organización, que tiene la reunión de la dirección federal el próximo 23 de septiembre.

La misma música suena en el seno de Podemos, donde no hay unanimidad respecto al postulado que plantea Iglesias. El líder de la formación morada imita los pasos que va dando la formación Catalunya En Comú, cuya postura difiere, de momento, de la de Podem, que apoya también el 1-O entendido como una movilización ciudadana y no como un referéndum, pero que además ha hecho un llamamiento masivo a la participación, promovido por su líder, Albano Dante Fachin. Por si quedaban dudas, el enfrentamiento entre el secretario general de Podemos y el líder de la formación morada catalana se escenificará en la Diada, el 11 de septiembre, cuando el primero contraprogramará un acto del segundo junto a Ada Colau y Xavier Domènech.

En Podemos son Anticapitalistas quienes se atreven a llamar “referéndum” al 1-O en contra de “la movilización”, como prefiere llamar Iglesias a lo que sucederá en la fecha señalada. Esta familia de la formación morada defiende abiertamente que la ley aprobada por el Parlament de Catalunya es “legítima”. En palabras del diputado en la Asamblea de Madrid, Raúl Camargo, “hay una mayoría parlamentaria y social que quiere convocar el referéndum” ante la “ausencia de alternativas” por parte de PP, PSOE como Ciudadanos. “Nosotros defendemos que la democracia está por encima de las leyes. No hay leyes imputables que no puedan ser cambiadas cuando hay una mayoría social que las quiera cambiar. Si esto fuera así no habría derecho al aborto, no habría derecho al divorcio o nunca se habrían parado los desahucios”, argumenta.

La apuesta de Anticapitalistas es un llamamiento a un cierre de filas ante un PP que está intentando legitimarse. “Sería una irresponsabilidad que las fuerzas de izquierdas no apoyáramos esta consulta. Lo mejor sería que hubiese un referéndum como el de Escocia o el de Quebec, que además fueron llevados a cabo por gobiernos conservadores, pero lo cierto es que en España hay un déficit de origen en la democracia. El artículo 2 –de la Constitución– se redactó con las pistolas encima de la mesa. Esto hay que desatascarlo de alguna manera, y entendemos que el 1-O es una manera legítima y democrática”, explica.

Mantiene una postura distinta el miembro del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, Jorge Moruno, hasta hace unos meses responsable del área de Discurso en Podemos. “El problema es la definición: decimos que es movilización porque el 1-O no se puede considerar un referéndum. Los que se reclaman independentistas deberían contar con un amplio respaldo que apueste por una desconexión unilateral de Cataluña y lo que hay, a día de hoy, es que un 80% de los catalanes están a favor del derecho a decidir. Yo no tengo tan claro que exista una mayoría independentista tan fuerte para soportar un proceso de desconexión unilateral”. Por otra parte, subraya que “Mariano Rajoy es un negligente” porque “es el mayor culpable del crecimiento independentista en los últimos años”. Ante el riesgo de enquistamiento del conflicto, defiende “un referéndum con garantías y vinculante” como “la mejor forma de resolver el conflicto y la oportunidad para construir una España plurinacional”.

Madrid saldrá a la calle “por el derecho a decidir”

El colectivo Madrileños por el Derecho a Decidir, integrado por miembro de IU, del PCE y Anticapitalistas, organizan un acto de solidaridad con el referéndum, aunque no independentista, para el día 17 de septiembre en la Nave de Terneras de Matadero de Madrid. Los organizadores, que llevan gestando el evento desde antes del verano, defienden que “las multitudinarias movilizaciones del pueblo catalán de los últimos años, así como la consulta celebrada en 2014, son expresión de esa legítima aspiración que desea materializarse en el referéndum convocado para el 1 de octubre”. En este sentido, exponen que quienes apoyan el acto lo hacen “desde una convicción profundamente democrática” y defienden también “consultas sobre los necesarios cambios políticos y sociales que hay que introducir en el régimen del 78”.

Grupos neonazis han comenzado a difundir a través de las redes sociales una convocatoria para boicotear el acto. En un comunicado, la Falange denuncia “la inacción del Gobierno” frente a “estos canallas que han convocado el acto separatista en Madrid, con la bendición de los perroflautas de (Manuela) Carmena y compañía, en el antiguo Matadero de Madrid”. Este viernes, en el lugar del evento, aparecían unas pintadas fascistas que Anticapitalistas denunciaba a través de las redes sociales: “El 17-S apoyaremos el referéndum catalán desde Madrid y tratan de intimidarnos. Unidad y movilización contra el fascismo”.

  • manu pla

    Pues muy bien que lo hagan ellos y no en nombre del partido sino en próxima votaremos a cUP

  • corazon rojo

    ¿La CUP es de izquierdas, dicen? Desde cuando la izquierda quiere fronteras y se alía con la derechona que más daño está haciendo con los recortes más bestiales, en sanidad, por ejemplo?
    Siempre creí lo de La Internacional, eso de ¡arriba los pobres del mundo! Pero claro, los de cup, de pobres, poco; mamporreros de los nacionalismos fascistas, la vergüenza de los trabajadores.

  • JM

    Terceras vías, y eso que es? Estoy del lenguaje político hasta los atributos, tela, que llevan polarizando la Sociedad tres años, palabras que quedan muy bonitas, es decir crear ilusión.Si te encuentras un oso en mitad de un camino y no sabes si hay más osos, el sentido común te dice que por supervivencia busques otros caminos. “Muy pobre esto que llaman nueva política”.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend