CATALUÑA / El Supremo, por el contrario, da una semana más para preparar su defensa a los demás investigados

La jueza Lamela, implacable con el Govern: prisión preventiva por riesgo de fuga

1
Los exconsellers Forn, Romeva, Bassas, Turull, Mundó, Rull y Borràs llegan a la Audiencia Nacional.
Llegada a la Audiencia Nacional de siete de los ocho exconsellers citados por la juez Lamela. De izquierda a derecha: Joaquim Forn, Raül Romeva, Dolors Bassa, Jordi Turull, Carles Mundó, Josep Rull y Meritxell Borràs. Santi Vila lo hizo por separado y el exvicepresidente Oriol Junqueras fue el más madrugador. / Fernando Alvarado / Efe

La jueza de la Audiencia Carmen Lamela ha decidido dejar caer todo el peso de la ley sobre el Govern. Este jueves ha decretado prisión incondicional para el exvicepresidente Oriol Junqueras y los exconsellers Jordi Turull, Raül Romeva, Josep Rull, Dolors Bassa, Meritxel Borràs, Joaquim Forn y Carles Mundó, mientras que el exconseller Santi Vila, quien dimitió un día antes de que se realizara la declaración de independencia y podría ser el candidato del PDeCat para las elecciones del 21-D, irá a prisión eludible con una fianza de 50.000 euros. Una medida especialmente dura que contrasta con la adoptada por el Tribunal Supremo, que, sin embargo, ha concedido una semana más a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y a los otros cinco miembros de la Mesa de la Cámara catalana --Lluís Corominas, Joan Josep Nuet, Lluís GuinóAnna Simó Ramona Barrufet-- para preparar su defensa. Tanto el Ejecutivo catalán como los diputados están investigados por los mismos delitos: rebelión, sedición y malversación de fondos.

El auto de la jueza llegaba como un jarro de agua fría a las 17.00 de la tarde. Apenas había habido tiempo a que se enfriaran las declaraciones de Junqueras y los exconsellers que habían atendido a su citación por la mañana. No acudieron Carles Puigdemont y los exconsellers Clara Ponsantí, Antoni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret, quienes se encuentran en Bélgica y han solicitado declarar por videoconferencia. Este aspecto ha sido fundamental en el auto de Lamela, que ha considerado que existe alto riesgo de fuga “por el alto poder adquisitivo de los querellados” para poder marcharse fuera del territorio español y ha apuntado que “basta recordar que algunos de los querellados se han desplazado a otros países eludiendo las responsabilidades penales en las que pueden haber incurrido”.

Publicidad

Además, la magistrada justifica la medida de prisión preventiva ante “la alta probabilidad” de destrucción de pruebas y “el alto riesgo” de reiteración delictiva que presentan los querellados por la Fiscalía. “Se aprecia también alta probabilidad de que puedan proceder a ocultar, alterar o destruir fuentes de prueba, teniendo en cuenta los cargos que han ostentado hasta hace tan solo unos días en el Govern", afirma la jueza. También considera que podrían repetir las mismas “actividades delictivas” que han venido realizando desde el 9 de noviembre de 2015 hasta el pasado 27 de octubre.

En el escrito, se incide en que existen indicios de la comisión de un delito de rebelión por parte de los miembros del Govern, que tiene una pena de prisión de hasta 25 años, la sedición los 10 y la malversación puede alcanzar los 10. El delito de rebelión exige que haya un alzamiento violento para declarar la independencia, pero la jueza ha asumido en su escrito la acusación de la Fiscalía, que indica que ésta no tiene por qué ser física, sino que se tenga capacidad para usarla. En el auto, Lamela recuerda que Puigdemont les mandó una carta a los alcaldes para que permitieran el 1-O y, ante la negativa de algunos de ellos, “hizo un llamamiento al enfrentamiento de los asistentes con estos alcaldes. La magistrada recuerda la una frase textual del expresident: “Miradles a los ojos y que os digan si os dejarán votar o no. Vosotros les pagáis y ellos os tienen que rendir cuentas”.

Las declaraciones de pocos minutos de Junqueras y el resto de exconsellers también han influido a la magistrada. Lamela ha considerado que no respondieran a sus preguntas y las del fiscal. Santi Vila ha seguido una estrategia distinta y ha decidido responder a las preguntas de ambos, además de sus abogados. Las exconselleras Bassa y Borras han ingresado en la cárcel de mujeres de Alcalá Meco, mientras que el ex vicepresidente de la Generalitat y los seis ex consellers varones lo han hecho en la prisión de Estremera. Sus cautiverios se suman a los de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, que están en prisión provisional sin fianza en Soto del Real desde el pasado 16 de octubre, también por decisión de Lamela.

El PSC considera "desproporcionada" la decisión de la jueza

Las reacciones tuvieron diversos tonos. El PSC se ha unido a los partidos de izquierda que han criticado la decisión. El PSC respeta y acta la decisión de la Audiencia Nacional de encarcelar a los miembros del Govern, aunque consideró la medida “desproporcionada” y recordó que el partido tampoco estuvo de acuerdo con las prisiones preventivas contra 'los Jordis'. Más dura ha sido la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien manifestó: “Hoy es un día negro para la democracia y para Catalunya. Hace pocas horas se ha enviado a prisión al exvicepresidente de la Generalitat. Estamos ante un despropósito jurídico y un gravísimo error político”.

La CUP exigió la liberación inmediata de los encarcelados y manifestó que tanto la Audiencia Nacional como el Tribunal Supremo “no son órganos independientes” y actúan como “brazo ejecutor del Gobierno español”, mientras que el portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, indicó “destruir al fascismo” en las elecciones del 21-D. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, manifestó a través de su Twitter: “Me avergüenza que en mi país se encarcele a opositores. No queremos la independencia de Cataluña, pero hoy decimos: libertad presos políticos” Del otro lado, la líder de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas aceptó la sentencia de Lamela. “Como demócratas respetamos las decisiones judiciales y no valoramos los pronunciamientos de los jueces”.

Miles de personas se manifiestan frente al Parlament

La reacción en las calles de Catalunya ha sido inmediata. Miles de personas se concentraron este jueves a las puertas del Parlament en un acto convocado por ANC y Òmnium para pedir la libertad de “los presos políticos”. Entre las consignas: “No estáis solos” o “Puigdemont es nuestro presidente”. A la concentración en Barcelona acudieron el líder de Podem en Catalunya, Albano-Dante Fachín; el teniente alcalde del Ayuntamiento de Barcelona Jaume Asens; y el líder de UGT en Catalunya, Camil Ros. Además, a partir de las 22.00 han resonado caceroladas de protesta en gran parte de los distritos de Barcelona y en multitud de municipios catalanes.

Las entidades independentistas también han llamado a la protesta frente a todos los Ayuntamientos de Catalunya este viernes a las 19.00 y han convocado una gran manifestación para el día 12 de octubre que exigirá la libertad de todos los que consideran presos políticos vinculados al 'procés'. En Madrid, la Coordinadora 25S ha convocado una protesta este domingo en la Puerta del Sol contra “el régimen represor, antidemocrático y mafioso” bajo el lema “adiós mafia, hola república”.

1 Comment
  1. LDMuras says

    jueces para democracia a discrepado de ese auto de prision ni les dejaron presentar la defensa tontalmente distinto conla mesa del parlament ..ellos sepresentaron a la juez , como s e puede juzgar por otros y decir que pueden huir cuando estaban allí??

Leave A Reply

Your email address will not be published.