Puigdemont retará a Rajoy durante la campaña desde el corazón de Europa

1
Puigdemont en sede Fiscalia belga.
Carles Puigdemont en una dependencia de la sede de la Fiscalía belga ayer en Bruselas. / Olivier Hoslet (EPA/Efe)

BARCELONA.- La noticia saltaba ayer bien entrada la noche. Carles Puigdemont y los exconsellers exiliadosAntoni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig y Meritxell Serret quedaban ayer en libertad con medidas cautelares en Bélgica. El juez de instrucción belga solucionó así la orden europea de detención y entrega, cursada el pasado viernes por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela. Los "exiliados" tendrán que permanecer en Bélgica, entregar el pasaporte, situarse en un domicilio fijo y comparecer ante el juez cuando sean requeridos. 

El proceso judicial belga continúa, de esta manera, adelante y estudiarán la petición de extradición a España, una decisión que puede alargarse hasta 90 días. Mientras, la defensa de los miembros del cesado Govern se centra en denunciar que en España no tienen los derechos fundamentales garantizados. Contrasta que el vicepresident, Oriol Junqueras, y el resto de los consellers que declararon en la Audiencia Nacional, Jordi TurullRaül Romeva, Josep RullDolors BassaMeritxell BorràsJoaquim Forn y Carles Mundó, fueran enviadas a prisión preventiva sin fianza por la juez de la Audiencia Nacional. Mientras que en Bélgica no han encontrado riesgo de fuga, en España sí. Para los independentistas, esto ha sido “una importante victoria” que demuestra que “la decisión judicial de la Audiencia Nacional es más política que jurídica”.

Publicidad

Puigdemont, de esta manera, podrá participar en la campaña electoral para el 21-D desde Bélgica. El pasado viernes, en una entrevista en una televisión belga, el president del depuesto Govern se ofrecía a ser candidato para los próximos comicios catalanes. También sugería que el independentismo se presentara en una única “lista de país”, una lista que podría incluir a ERC y PDeCat, CUP, sectores de Podem cercanos a Albano Dante Fachin, socialistas desencantados con el apoyo del PSC al 155 y otras formaciones. Sería una candidatura más amplia de lo que fue JxSi y tendría como principal reivindicación la puesta en libertad de los “presos políticos”, los exconsellers que declararon ante la juez Lamela y los líderes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

Las fuerzas independentistas todavía no han decidido bajo qué fórmula se presentarán a las elecciones. Sin duda, esta nueva situación, con Puigdemont en libertad en Bélgica, influirá en la decisión y puede ayudar a la candidatura de consenso. Desde ERC, favorita en las encuestas, no quieren volver a reeditar JxSi y la dirección se decantaba por ir por separado. Ahora todo puede cambiar. Desde el PDeCat, las encuestas no les son muy halagüeñas, prefieren una lista conjunta y ya han advertido que su candidato sería Puigdemont, desechando la opción del exconseller Santi Vila, de perfil autonomista.

La jugada belga le ha salido redonda Puigdemont. El contraste de que los miembros del Govern que han declarado en Madrid están en prisión y los que lo han hecho en Bruselas, libres, es muy evidente. Puigdemont hará campaña desde el corazón de Europa. Con casi total seguridad aprovechará para criticar a la Justicia española y mostrará ante el mundo su proyecto independentista. Una campaña internacionalizada. Una campaña en la que podrá desafiar directamente a Mariano Rajoy y polarizar la contienda entre Gobierno y Estado español, por un lado, y Govern de Catalunya (cesado), por otro.

Rajoy siempre había negado mediación internacional, ahora parece evidente que la habrá, la prensa europea será un actor relevante en esta campaña hacia el 21-D. La campaña será todo lo contrario a convencional. Algunos candidatos harán campaña desde la cárcel, otros desde “el exilio”. Y, mientras tanto, organizaciones sociales independentistas organizan una gran marcha a Bruselas para manifestarse en el corazón de Europa. El conflicto adquiere nuevos tintes. Victoria para Puigdemont que consigue internacionalizar el conflicto. Mientras que una buena parte de la prensa española se mofaba de su “huida”, para muchos en Catalunya es obvio que este escenario estaba previsto. Una página más en un libro en el que todo son sorpresas.

1 Comment
  1. florentino del Amo Antolin says

    Las coñas, desprecios; infravalorando un movimiento de estas caracteristicas, en unos cuantos años… Es una razón seria, que hubiese necesitado un tacto expecial; no es una rebaja, mas bien necesidad de dialogo politico. No, esos enrrocamientos de: Jake, al Púeblo ! que nos hizo el monarca… Saltandose el mismisimo Parlamento, donde radica el asiento de tal institución. Menospreciar al enemigo, atosigando con soflamas ultras; criticando un nacionalismo, porque no lo quieres reconocer: A por ellos !. Si todos pensasen igual, las revueltas estaban aseguradas… Ninguna Dictadura podrá dar libertad de expresión, ni particular, ni colectiva… Vamos, derechitos al descarrile de los Derechos Humanos Universales; a las imposiciones, y a la España cañí… Ahí, es donde se estra perlea, y degradan los valores comunes. ¡ No en mi nombre !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.