DEBATE / El Congreso rechaza la modificación de la Ley de Amnistía

Memorialistas creen que el PSOE "defiende la impunidad de los crímenes franquistas"

SARA MONTERO | Publicado: - Actualizado: 10:11

Ley de Amnistía
El portavoz de ERC, Joan Tardà, defendiendo la modificación de la Ley de Amnistía. / Congreso (Facebook).

Algunas víctimas del franquismo llevan esperando más de 40 años a que se investigue su caso y , a la luz de la última sesión parlamentaria, parece que van a tener que seguir haciéndolo. Este martes, el Congreso de los Diputados ha rechazado admitir a trámite la modificación de la Ley de Amnistía, que está siendo utilizada por algunos tribunales para no indagar en los casos de torturas que se produjeron en esta oscura época de la historia de España. La llave la ha tenido el PSOE que, en esta ocasión, ha decidido mantener cerrada la puerta.

“Hay que recordarle al PSOE que está avalando el incumplimiento por parte del Estado español de los Derechos Humanos”, opina Jacinto Lara, presidente de Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE). La propuesta de modificación de la Ley de Amnistía de 1977 ha llegado al pleno de la mano del Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, de Esquerra Republicana, el grupo vasco (EAJ-PNV) y el mixto. En algunos temas sociales, la presión sobre el PSOE se redobla, ya que es un partido clave para sacar adelante proposiciones frente al bloque Ciudadanos-PP. El portavoz de ERC, Joan Tardà, intentó así seducir a los socialistas en la sesión: “Con ustedes las víctimas tienen alguna esperanza, con ellos ninguna”.

La proposición de ley, que emana Coordinadora estatal de apoyo a la Querella Argentina contra Crímenes del Franquismo (Ceaqua), pedía la modificación del artículo 9 de la citada ley, añadiendo un párrafo para que no impidiese “que los Juzgados y Tribunales investiguen, enjuicien e impongan las penas correspondientes a las personas responsables de haber cometido delito de genocidio, lesa humanidad, delitos de guerra y otras graves violaciones de derechos humanos”. Aunque en principio este articulado se concibió para limpiar los expedientes de los presos políticos, hoy se ha convertido en un paraguas de impunidad para los torturadores.

El portavoz de Ceaqua y miembro de las La Comuna Presxs del Franquismo, Chato Galante, cree que los diputados del PSOE este martes “han pisoteado su propia historia” y se han definido en esta sesión “como un partido que defiende la impunidad de los crímenes del franquismo”, del que muchos socialistas fueron víctimas. Él mismo fue torturado en la Dirección General de Seguridad en 1971 y aún busca justicia. El pasado marzo, los juzgados volvieron a rechazar su querella contra su torturador porque los delitos estaban prescritos.

Poca argumentación jurídica, mucho oportunidad política

Horas antes, la vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra, había alegado “inseguridad jurídica” para justificar su rechazo a la propuesta. “¿Con qué efectividad?, ¿qué actos derivados de la Ley de Amnistía tendrían que ser revisados? ¿a qué sujetos en concreto podría que llevarse hoy a los tribunales después de más de 40 años de aplicación de la ley?”, preguntaban Gregorio Cámara, el encargado de defender la posición de los socialistas ante el pleno, este martes. Los partidos que han votado en contra de la modificación creen que choca con el principio de irretroactividad. El diputado, comenzó y cerró su parlamento citando al poeta y comunista Marcos Ana, un hecho que ha indignado a la bancada morada. 

Sin embargo, analizando el discurso, Galante ha encontrado pocos elementos jurídicos y muchos argumentos que evidenciaban otra intención: defender la Ley de Amnistía como un pilar del “régimen del 78” (una expresión que Cámara había afeado en su discurso): “Han estado días diciendo que el problema es que la proposición no estaba jurídicamente bien fundamentada, pero los grupos ya habían dicho que se trataba solo de admitir a trámite y que, una vez pasase, estarían abiertos a cualquier propuesta para mejorar la calidad jurídica, a pesar de que todo el mundo pensara que estaba bien planteada”, explica el portavoz de Ceaqua. De hecho, parte de la intervención de los socialistas se ha retrotraído a la Transición y a las figuras de izquierdas que posibilitaron la reconciliación de las dos Españas.

El presidente de APDHE también cree que no ha habido “ni un argumento jurídico sólido” en el debate y que lo que ha movido al PSOE son “razones de oportunidad política”. Frente a un Podemos crítico con la Transición, el partido de Pedro Sánchez quiere poner en valor ese patrimonio político de su partido y la Ley de Amnistía es fundamental para mantener ese relato.

Otra de las razones a tener en cuenta para comprender por qué el PSOE, a pesar de manifestar estar al lado de las víctimas, ha votado “no” es que tiene su propia fórmula para reparar el pasado, que plasmaron en la propuesta de modificación de la Ley de Memoria Histórica, vetada por el Gobierno a finales del pasado febrero.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend