Dos palabras: Borbones y ladrones

Cartel de la iniciativa No Callarem

“En España se están vulnerando los derechos humanos, vemos cómo se vulnera la libertad de expresión de gente del hip hop, gente que muestra sus opiniones en Twitter…”. Habla con cuartopoder.es Mar Merino, una de las oranizadoras de #NoCallarem, una plataforma de diversas organizaciones sociales y entidades culturales que, de forma horizontal y asamblearia, han organizado en Barcelona una serie de actos durante toda la semana en defensa de la libertad de expresión.

“Las opiniones pueden ser diferentes, en eso estamos de acuerdo, en lo que no estamos de acuerdo es en que haya opiniones desiguales”, explica Merino. ¿Cuándo son desiguales las opiniones? “Cuando una de las opiniones tiene todo el apoyo de la máquina de poder y otra se considera disidente y se le persigue, eso en un país democrático no puede pasar, todo lo que está pasando en Catalunya es gravísimo y es una muestra más de estas vulneraciones de derechos y de persecución de la disidencia, pero va más allá de Catalunya, pasa en todo el Estado”, considera esta activista, promotora de proyectos artísticos.

Publicidad

Esta mañana, la canción “Los borbones son unos ladrones” se ha hecho viral en redes sociales. Diversos artistas y cantantes de hip hop han grabado el tema en la antigua prisión de La Modelo en Barcelona para mostrar su apoyo a los raperos condenados por injurias contra la Corona, enaltecimiento del terrorismo o calumnias en las letras de sus canciones, Pablo Hasel, La Insurgencia o Valtonyc. Pistoletazo de salida de la semana del #NoCallarem.

Una semana que estará repleta de acciones en favor de la libertad de expresión. A partir del miércoles, la antigua cárcel será el escenario principal de estas actividades, pero desde hoy ya hay otras muchas organizadas en ateneos y centros cívicos de toda Barcelona. “Utilizamos la Modelo, como símbolo de la ciudad, de las voces disidentes”, explica Merino, que prosigue: “Hicimos una llamada a centros cívicos y ateneos de Barcelona para que se hicieran actividades usando la imagen gráfica de estas jornadas, para que se involucraran muchos más colectivos y personas”. Una iniciativa, además, que se replica en otras ciudades del Estado. “

«Queremos que cada ciudad sea independiente, que cada ciudad o pueblo tenga su propio #NoCallarem o #NoCallaremos, guardando una continuidad estética”, añade esta activista. Según cuenta Merino, se han organizado plataformas también en Madrid, Valladolid, Alacant, Terrasa, Sabadell, Gijón, Huelva, Mallorca…

En Barcelona, apoyan la semana de movilización colectivos y organizaciones de diverso índole, tales como el Sindicat de Músics Activistes de Catalunya – SMAC!, el Ateneu Popular 9 Barris, la iniciativa Defender a Quien Defiende, Novact / el Festival de Cine Creative Commons de Barcelona, Irídia – Centre per la Defensa dels Drets Humans, La Tremenda, el Antic Teatre,  Òmnium Cultural, el Grup de Periodistes Ramon Barnils, La Mosca TV o el programa radiofónico Carne Cruda, entre otros. “La finalidad es coger dinero para la caja de resistencia y pagar multas que las personas perseguidas no pueden pagar”, cuenta Merino.

Programa de actividades

El público que asista el miércoles a La Modelo, a partir de las 17:30 horas hasta completar aforo, podrá presenciar una serie de performances y espectáculos de danza desarrolladas por diversos grupos artísticos, tales como Moon Ribas, Insectotròpics Freak Family, Empíric o Los Corderos, entre otros. También habrá un debate a partir de las 20 horas sobre arte y activismo. El jueves, la temática principal será “Voces amordazadas”. A las 17 horas dará la bienvenida el teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Asens, y entre otros participantes en los diversos debates se encuentra la tuitera Cassandra Vera o el propio Valtonyc.

El viernes 13 las actividades versarán sobre la censura y la música. Además de un debate sobre esta materia, se desarrollarán diferentes conciertos en distintos espacios de La Modelo. El sábado por la mañana Òmium Cultural coordina un debate sobre “voces contra la represión” en el que participará en vicepresidente de esta entidad, Marcel Mauri, la periodista y pareja de Jordi Cuixart, Txell Bonet, el abogado Ben Emerson y el fundador de Artes para la Amnistía Bill Shipsey. Por la tarde, los foros tratarán sobre la censura en la literatura y en la prensa. En el debate participarán periodistas como la directora del Diari Jornada, Laia Altarriba o el exdirector de Egunkaria y actual director de Berria, Martxello Otamendi.

El domingo se emitirán programas de radio en directo y se sucederán los conciertos en un total de cuatro escenarios. También se celebrarán actos en otras ciudades. En Madrid, el jueves, tendrán lugar dos actos. En la librería El Molar, a partir de las 19 horas, un debate con Cristina Fallarás, Darío Danti, Facu Díaz, Lucía Lijtmaer, Stephane M. Grueso, SeAlquila Proyecto y CNT Gráficas. A las 19 horas en la Sala El Juglar de Lavapiés diversos músicos celebrarán una Jam Session por la libertad de expresión.

Pistoletazo de salida, por lo tanto, para una semana repleta de acciones en favor de la libertad de expresión y en contra de las mordazas y censuras judiciales y políticas de un tiempo convulso. Cantantes en prisión, libros secuestrados, exposiciones censuradas, reinterpretación del delito de odio, intoxicación informativa, criminalización de la protesta y persecución de la disidencia. «Cuando empezamos a juntarnos con diferentes personajes del entorno de la cultura, encontramos a Paul Llonch, que quería hacer un vídeo con la gente del mundo del hip hop en Plaza de Catalunya. Le propusimos que se hiciera en la Modelo y le pareció bien». Este es el inicio de la grabación del tema «Los borbones son unos ladrones». Hoy, decenas de artistas han lanzado un grito unánime, dos palabras, un reto por la libertad de expresión y creación. Dos palabras que riman pero que son polémicas si se pronuncian juntas: Borbones y ladrones.