10 años después del asesinato de Nagore Laffage

“Salió muy barato matar a Nagore y ahora comprobamos que también sale muy barato violar”

0

Las feministas navarras se han rebelado contra la justicia después de conocerse la sentencia a La Manada. Una sentencia que llega nueve años después de la de Nagore Laffage y a apenas dos meses de que se cumplan diez años del homicidio de la joven, también durante unos Sanfermines. Han decidido reunirse todas las feministas, hacer un comunicado común, que represente al movimiento feminista en su conjunto. “Un día agotador”, reconocen, para lanzar un mensaje de alta responsabilidad en un momento en que la tensión se escapa por los poros.

Las feministas navarras saben bien qué es enfrentarse a la justicia poco permeable a la violencia machista. En 2009, la sentencia contra Diego Yllanes tras el homicidio de Nagore, suponía una “legitimación de la violencia de género”, en palabras de Asun Casasola, madre de Nagore Laffage.

En Pamplona, el resultado de esta sentencia a La Manada tiene aún más repercusión. Hace una década las feministas navarras se concentraban, gritaban y exigían justicia por el caso de Nagore Laffage. La joven, asesinada (homicidio, según la sentencia) a manos de José Diego Yllanes, abrió la veda de las protestas contra la justicia patriarcal. Una sentencia que le condenaba a 12 años por un homicidio cometido después de que Nagore se negara a tener relaciones sexuales con él y que supo a injusticia. Hoy, se rebelan contra el sistema judicial, contra la condena a La Manada de 9 años por abuso sexual y coinciden en que la justicia sigue siendo machista. Las feministas de Pamplona hablan con cuartopoder.es.

Publicidad

Laura Berro: "Se ha puesto la lupa en la agredida y no en ellos"

Laura Berro es la concejala de Igualdad y LGTBI en el Ayuntamiento de Pamplona. El consistorio pamplonés se personó como acusación particular en este proceso. Berro considera que "no se ha hecho justicia con la mujer agredida, porque se ha puesto la lupa en la mujer y no en los cinco agresores sexuales". La concejala cree que "ha existido violencia e intimidación" y ahora, afirma, "estamos obligadas a ir decididas a que ninguna agresión quede sin respuesta y a poner todos los instrumentos al servicio de esta lucha".

"Está claro que la justicia es patriarcal porque esto no pasa con otros delitos, solo ocurre con los que tienen que ver con la violencia contra las mujeres", resume Laura Berro. El Ayuntamiento de Pamplona va a recurrir la sentencia porque "desde el inicio estamos al lado de la denunciante, creemos en su palabra", dice Berro. Sobre el voto particular, que pedía la absolución de los cinco agresores, "expresa claramente el machismo que tiene arraigado este juez, un machismo puro y duro, que reincide en la cultura de la violación en la que todo vale con el cuerpo de las mujeres", afirma indignada.

Pilar Bobes: "La palabra de las mujeres sigue siendo irrelevante"

“La sentencia me parece un despropósito”, inicia Pilar Bobes, presidenta de la Coordinadora de Organizaciones de Mujeres y/o Feministas de Navarra (COMFIN). “Que el delito sea abusos y no agresión, cuando en la primera parte de la sentencia la agresión queda probada, es una vergüenza”, prosigue. “No importa tanto la pena impuesta, como que la palabra de las mujeres sigue siendo irrelevante en la justicia”. Ella considera que “la justicia está hecha para y por los varones, solamente un movimiento social fuerte que cambie la mentalidad y la cultura podrá cambiar con esta situación”, finaliza.

Irene Otal: "Necesitamos una revisión completa del sistema"

Irene Otal es jurista y activista feminista y una de las coordinadoras del movimiento 8M en Pamplona. "La sentencia es un fiel retrato del sistema judicial: patriarcal, machista y opresor", afirma. "En este y otros casos juzga la justicia patriarcal, esa que cuestiona a la mujer, que la somete a aberrantes interrogatorios en busca de contradicciones en su relato, esa que lanza mensajes constantes de 'no nos creemos tus palabras'", prosigue.

Y reflexiona finalmente con la necesidad de un cambio en las instituciones tanto políticas, como económicas o educativas: "La violencia machista necesita ser atajada desde una reversión completa del sistema. Necesitamos instituciones feministas que desarrollen políticas feministas, tribunales feministas, procesos judiciales feministas, fallos feministas. Y este fallo no lo es".

Miles de personas se concentran en Pamplona para reflejar el malestar por la sentencia a La Manada. / Jesús Diges (EFE)

Tere Sáez: "La sentencia es más del siglo XIX que del XXI"

Tere Sáez es parlamentaria de Podemos-Ahal Dugu en el Parlamento de Navarra y activista feminista. "El voto particular del juez pidiendo la absolución da el mensaje de que hay barra libre en el uso del cuerpo de las mujeres", inicia la parlamentaria. Es muy crítica en torno a su resolución y pide su dimisión ya que "es un juez que va en contra de los Derechos Humanos. Un juez así no puede repartir justicia". También destaca su indignación por que no se haya pedido la inhabilitación de dos cuerpos de seguridad del Estado, "unos cuerpos que están hechos para proteger y no para agredir".

Esta sentencia, considera Sáez, "es una sentencia más del siglo XIX que del XXI". Sáez recuerda el caso de Nagore Laffage, una joven que "fue asesinada por resistirse". "Esta sentencia nos demuestra que la judicatura no tiene ningún conocimiento en igualdad y feminismo, porque de otro modo habrían valorado aspectos distintos", concluye, y pide que "los miembros judiciales estén formados en feminismo". El Parlamento de Navarra, que también se personó en el juicio como acusación, ha aprobado una declaración institucional, apoyada por todos los grupos políticos excepto el PPN. En el documento, trasladan su "profundo desacuerdo" por la sentencia a La Manada y el "apoyo, cariño y solidaridad" del Parlamento "a la víctima y a sus seres queridos".

Lorea: "Nos trae muy malos recuerdos del caso Nagore"

Lorea es activista en Lunes Lilas, el movimiento que surgió para recordar a Nagore Laffage y se extiende cada primer lunes del mes en la Plaza del Castillo de Pamplona. En cada reunión reivindican por el cambio de un aspecto machista, recuerdan a las víctimas y exigen el final de la justicia patriarcal. “Lo vivido con esta sentencia nos trae muy malos recuerdos del caso de Nagore Laffage, con una sentencia irrisoria”, valora. “Nagore dijo ‘no quiero tener relaciones sexuales contigo’, y fue asesinada. Si esta chica hubiera dicho ‘no’, ¿qué hubiera pasado?", prosigue Lorea. “Sale muy barato matar y ahora comprobamos que también sale muy barato violar”.

Sofía Martínez: "Me siento derrotada"

“La noche de antes dormí mal, llevo inquieta un tiempo aunque mis deseos eran que se hiciera justicia”, comienza Sofía, representante de la asociación feminista Andrea. “Me siento derrotada… no tengo palabras en el diccionario, y eso que soy profesora de lengua, para expresar la rabia y la impotencia que siento ahora mismo”.

Hoy, viernes, el movimiento feminista de Pamplona y Navarra dará una conferencia de prensa a las 11 de la mañana en Zabaldi y las mujeres navarras se preparan ya para una manifestación, que esperan que sea masiva, para el sábado.

Leave A Reply

Your email address will not be published.