Tania Sánchez: “La candidatura tiene que integrar a más gente, desde Errejón al PCM”

Una vez presentadas las candidaturas a las primarias de Podemos Comunidad de Madrid de las que saldrán la lista de la formación morada, comienza la campaña interna, que durará hasta el próximo 14 de mayo. Las votaciones se llevarán a cabo desde el próximo 9 de mayo hasta el propio 14. Con la lista que surja de este proceso interno, Podemos negociará con otras fuerzas políticas y sociales, como IU o Equo, cómo integrar sus candidatos en una lista conjunta. Este proceso, que durará todavía unos meses, dará con la lista definitiva que intentará competir con PP, PSOE y Ciudadanos por el Gobierno de la Comunidad de Madrid el año que viene. Después de que Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Ramón Espinar llegaran a un acuerdo de lista unitaria, el equipo de Errejón no debe tener grandes dificultades para salir elegido. La principal dificultad con la que se encuentran es conseguir una alta participación en este proceso, es decir, ilusionar y convencer a las bases después de la pelea interna. De todo esto, del proyecto y de la actualidad política hablamos con Tania Sánchez (Madrid, 1979), actual diputada de Unidos Podemos en el Congreso y número dos de la lista de Errejón.

— El pasado viernes se conocía la sentencia del caso de “La Manada” y las calles de Madrid y de otras muchas ciudades del Estado se desbordaron de gente en contra de la decisión judicial. ¿Cómo lo vivió?

Publicidad

Anuncio

— Con sentimientos ambivalentes. Se vivió con muchísima indignación. Que no aparezca el concepto de violación, después de la barbaridad que todo el mundo ha visto, ha generado mucha rabia y también miedo. Si la Justicia dice que eso no es violación, muchas cosas que nos hacen cotidianamente a las mujeres quedarán impunes. En paralelo, vimos la reacción de las mujeres de toda España diciendo que eso es violación, y que si hay que cambiar la ley para que así se reconozca, que se cambie. Esto evita que haya la mínima intención por parte de la sociedad de cualquier tolerancia hacia este tipo de situaciones. La fuerza con la que se planta el movimiento feminista ante tal tipo de cuestiones es una de las claves fundamentales del cambio de este siglo; sin nosotras, el movimiento feminista, el mundo sería peor.

— Uno de los pilares sobre los que se sustenta la candidatura de Errejón, de la que usted es número dos, es precisamente el feminismo. ¿Cómo se puede integrar un movimiento tan amplio y diverso en un proyecto electoral? 

ticketea

— En la fase de primarias, en nuestra candidatura tenemos mujeres que son referentes en este movimiento, que han trabajado dentro de él, no hay ni una sola mujer que no tenga las cosas muy claras en este aspecto. Creo que a medio plazo, la incorporación del feminismo en el proceso de cambio tendrá mucho más que ver con contenidos, con cambiar métodos y costumbres y, por supuesto, con tener una clara apuesta por políticas públicas que modifiquen la situación actual.

— En este sentido, el círculo de feminismos de Podemos impugnaba cómo se llegó al acuerdo para esta candidatura unitaria. Tachaba el pacto de “patriarcal”…

“La imagen de los tres hombres delante del ‘Nosotras’ fue un error”

— La imagen de los tres hombres delante de un cartel en el que se leía ‘Nosotras’ fue un profundo error. No puede ser que los tres referentes fueran exclusivamente hombres. Hay que trabajar para cambiarlo. El conjunto de la lista no se puede calificar de patriarcal y estamos muchas mujeres que vamos a trabajar porque no lo sea.

— Este caso de “La Manada”, sumado a la situación catalana en la que muchos dirigentes políticos están en prisión acusados de delitos tan graves como sedición o rebelión, raperos entrando en la cárcel por las letras de sus canciones… ¿Está cayendo la Justicia en un descrédito para gran parte de la ciudadanía? ¿Cuál debe ser el discurso sobre la Justicia de una formación transformadora como Podemos?

— Cuando Vicky Rosell estaba en el Congreso, decía que uno de los problemas de la carrera judicial era el propio acceso a esta carrera. No todas las familias y perfiles sociológicos se pueden permitir estar cinco o diez años estudiando oposiciones de tanta dureza sin ingresar dinero. Alguien que, después de terminar la carrera y se pasa tantos años estudiando, ingresa como juez, ha perdido, en buena medida, el contacto con la realidad y eso determina algunas biografías. La Justicia no está adaptándose a las situaciones que vivimos, no va en la línea de lo que la sociedad avanza para solucionar sus problemas.

En el tema de Catalunya, no ayuda que la solución a un problema político sea netamente judicial, esto lo enquista y dificulta. Hay muchas maneras de aplicar la ley. No sólo nosotros, también muchas personas que no son especialmente revolucionarias entienden que tener a personas, que han sido hasta hace poco miembros de un gobierno, en la cárcel por un delito que es discutible es loco y dificulta la solución.

Con lo de “La Manada”, igual. El debate jurídico sobre qué es violencia o deja de ser violencia con la dramática situación que viven muchas mujeres es un profundo error. Hay una cosa que a mí me preocupa mucho más: los jueces, pero cualquier profesional de lo público, maestros, médicos, educadores, tienen que tener urgentemente una formación seria en cuestiones de género. Para eso hay que dedicar dinero y creerse que hay que explicar a la gente que vivimos en un sistema patriarcal, que tiene una desigualdad estructural que hace que la mayoría de las mujeres seamos tratadas de manera subalterna por el hecho de haber nacido mujeres. Si eso no lo explicamos, nunca podremos erradicar el problema. Hay que volcarse e invertir en esto y el PP no está dispuesto.

— Esta candidatura se conformó tras una gran polémica y batalla interna. ¿Es la unidad de la que hablan real? ¿Por qué ha de confiar la ciudadanía en que no volverá a haber una pelea entre las distintas familias de Podemos en los próximos meses, antes de las elecciones del 2019?

— Lo ha dicho varias veces Pablo Iglesias, el secretario general, y estoy de acuerdo. Hemos hecho un ejercicio de responsabilidad que no tiene que ver exclusivamente con llegar a las mejores condiciones a estas primarias o a la lista de 2019. Hay que cerrar un ciclo que ha sido muy convulso y ha hecho mucho daño a nuestra militancia, inscritos y votantes. Necesitamos madurar como fuerza política y ser capaces de hacer política y de encontrar nuevas formas de encontrarnos con la gente con menos tensión, espectáculo y pelea. Aquí estamos toda la candidatura, haremos una reunión y trabajaremos juntos. La confianza se gana en lo cotidiano y lo vamos a pelear.

— ¿Garantizan pues, que no habrá otra pelea próximamente?

— Desde luego, vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para que no vuelva a suceder, se lo debemos a los inscritos. En Vistalegre salió el mandato de unidad y de humildad y esta candidatura es un ejemplo de ello. Errejón va a hacer todo el esfuerzo en conseguirlo, dentro de algo que es lógico, necesita un equipo con el que sentirse a gusto.

— Gallardón también llamado a declarar investigado por un caso relacionado con el Canal Isabel II. Garllardón, Aguirre, González, Cifuentes… ¿Hay alguien limpio en el PP de Madrid para sustituir a Cifuentes y presentarse al debate de investidura?

“Si Cs mantiene a este PP en el Gobierno, perderá cualquier garantía de regeneración”

— No lo parece. Con la corrupción nos pasa que, como se suceden muchos hechos concretos, es difícil hacerse una composición del mapa completo. Si miramos para atrás y vemos que los personajes relevantes del PP que están involucrados en casos escandalosos son la práctica totalidad. No sé si queda algún consejero de la era Aguirre que no esté imputado. Es muy loco. Después del bochornoso caso del máster y de una cosa peor, la revelación de ese vídeo que alguien ha guardado durante siete años para hacer daño a un rival político por una cuestión humanamente compleja, se constata que el PP es un partido corrupto e inhumano. Si hacen esto, algo humillante, a una compañera del partido que ha sido la presidenta de la Comnidad de Madrid avalada por Mariano Rajoy, qué no van a hacer a la ciudadanía que no les vota o a los municipios que son gobernados por otra opción política.

Si Ciudadanos mantiene a este PP en el Gobierno hasta el 2019, perderá cualquier garantía de ser un partido que apuesta por la regeneración democrática. Si Ciudadanos permite esto, será la constatación de que es un partido que hace política por sus propios intereses y no por los de la ciudadanía madrileña. Errejón lo ha dicho claro, hay una amplia mayoría para quitar al PP y crear una alternativa que nos lleve al 2019 de una forma limpia. Ciudadanos se está jugando su credibilidad como partido regenerador. Tenemos que echar al PP para llegar a unas elecciones limpias en las que los madrileños decidan quién debe ser su futuro gobierno por las propuestas de futuro y no por quién mete la puñalada más trapera a un cadáver político como Cifuentes.

— Errejón considera que deben actuar conjuntamente las “fuerzas democráticas”, PSOE, Podemos y Ciudadanos, para evitar que los populares madrileños sigan gobernando. Ciudadanos ya se ha expresado en contra de la moción de censura. Si esto es así, ¿hasta cuándo les considerarán “fuerza democrática”?

— Si llevan a cabo esto, consideraremos que no son creíbles en su apuesta por la regeneración y lucha contra la corrupción.

— Dadas las encuestas que pronostican una victoria de Ciudadanos. ¿Es el partido naranja su principal rival para 2019?

— Nuestro rival es la suma del bloque PP y Ciudadanos. Nos da igual quién saque más votos entre estos partidos, el rival es el bloque, un bloque de pensamiento que cree que el mercado se autorregula y que por arte de magia se pueden garantizar los derechos de la ciudadanía. Está visto que este modelo económico sólo nos lleva a la corrupción. Quitando la parte de la regeneración con la que nos podemos poner de acuerdo con Ciudadanos, en este sentido hemos avanzado en la Ley Electoral en el Congreso o hemos trabajado otras cosas en la Asamblea de Madrid, tenemos claro que ellos quieren, para la región, el modelo del ladrillo. En estos aspectos va a ser imposible que nos podamos poner de acuerdo con Ciudadanos.

taniasanchez1
Tania Sánchez. / M.N.

— Errejón se ha referido a cómo debe ser la relación con el PSOE. Habla de una “competencia virtuosa” o “colaboración estratégica”. Confrontar, teniendo en cuenta que hay que llegar a acuerdos para gobernar…

— Tenemos un proyecto distinto al del PSOE. Tenemos que ir más lejos que ellos y hacer más esfuerzos en garantizar los derechos ciudadanos y en avanzar más hacia el futuro. Es evidente en el Ayuntamiento de Madrid, el PSOE no se habría atrevido con cuestiones estratégicas que Manuela Carmena ha desarrollado. Eso hay que explicarlo claro, tenemos una cultura política distinta al PSOE, que se referencia en la forma de gobernar del Ayuntamiento de Madrid. A partir de ahí, si no tenemos unos números claros que permitan un buen gobierno de Podemos en solitario, tendremos que priorizar un gobierno progresista o de izquierdas para que el otro bloque no gobierne. Vamos a pelear por ser primera fuerza política en Madrid y creemos que es posible, nos queda un año por delante y empezamos la remontada con tiempo.

— Errejón puso en valía su conocimiento de la política madrileña. ¿Qué aporta Tania Sánchez a esta candidatura?

“Aporto el conocimiento de mucha gente que lleva años haciendo cosas importantes en Madrid”

— Si algo he hecho yo en Madrid son kilómetros. Madrid es una región extraña, una especie de distrito federal, donde la inmensa mayoría de la población vive en el área metropolitana, pero ahí no acaba Madrid. Tiene una serie de elementos más allá que hay que conocer e integrar en un modelo único de región. Los gobiernos que nos han precedido han tenido un modelo en el que el centro de la capital contrasta con una gran periferia en la que se distribuyen las industrias, centros grandes de trabajo y los vertederos. Además, con una intención claramente tendenciosa: el sureste se come todas las zonas industriales contaminantes y vertederos y el norte todos los centros financieros, oficinas, campos de innovación, etc. Ese modelo es injusto, insolidario e insostenible. Madrid tiene la oportunidad  de desarrollarse mejor y de una forma más solidaria. Los centros educativos que tenemos, las posibilidades de inversiones, somos la capital… Todo esto es una oportunidad que no podemos desaprovechar y hasta ahora se ha desaprovechado.

Creo que aporto ese conocimiento y trayectoria de haber conocido a mucha gente que lleva muchos años haciendo pequeñas cosas muy importantes, puedo conectar a Íñigo y su candidatura con todo esto, explicarle y darle solvencia, creo que ayudo, sinceramente. Me honra y me da garantías que alguien que aspira a gobernar no sólo se rodee de gente en la que confía, sino también de gente que le dé solvencia. Esta lista incorpora a mucha gente que tiene bagaje en distintos temas y que son referentes. Hemos venido a ganar la Comunidad de Madrid y a gobernarla y estamos preparados por solvencia y experiencia.

— Se hunde el PP de Madrid, se hunde un símbolo de un régimen. Al mismo tiempo, vemos cómo la crisis de Catalunya sigue adelante. ¿Se está resquebrajando un régimen?

— La crisis de régimen de la que hablábamos en el 2011 no se ha cerrado en ninguno de los aspectos que marcábamos como ejes. No se ha cerrado en el eje institucional, las instituciones no se han conseguido adaptar a las necesidades de la sociedad y siguen sin ser percibidas por la mayoría social como un servicio público ni son respetadas. No se ha resuelto la crisis económica, no se ha transitado a un modelo económico que nos permita ser un país con rumbo de futuro, seguimos siendo un país estancado en un modelo fallido. No se ha resuelto la crisis social, la precarización ha ido a más, la mayor parte de la población no tiene seguridades para su futuro y esto es gravísimo. La inseguridad es una de las peores cosas que se pueden sentir en la vida moderna. No se ha cerrado la crisis generacional, se nos intenta dibujar como unos niñatos cuando hemos madurado y tenemos ya más edad de la que tenían algunos cuando empezaron a gobernar. La crisis territorial ni mucho menos se ha resuelto, es una crisis de largo recorrido en este país y creo que ningún gobierno se ha tomado en serio resolverla.

Para resolver esto último, es necesario trabajar en las identidades sociales que se construyen en torno a la patria. ¿Cuáles son nuestras patrias? ¿Podemos vivir con dos patrias? ¿Con una que incorpora a distintos territorios? Esto a la izquierda le cuesta tratarlo, por motivos obvios, pero necesitamos sentirnos referenciados con nuestro país y con nuestro entorno. Si no construimos un todo capaz de hacernos sentirnos parte y orgullosos, se generan fracturas en diferentes ejes. El de Catalunya es claro, pero también hay mucha gente que no siente que la actual visión de España pueda identificar sus valores, sus creencias, sus anhelos. Creo que el PP ha utilizado esto como arma arrojadiza con una profunda irresponsabilidad. Ciudadanos juega a algo parecido. Si para sacar un puñado de votos fuerzas a que la mitad de tu población se enfrente a la otra, eres un irresponsable. Madrid, como idea de gobierno, ahora puede jugar un papel distinto y relevante en la crisis territorial española.

— Cambiando de tema. Se prevé que haya una candidatura conjunta con otras fuerzas políticas de cara al 2019. Entre ellas, está IU. Mucha gente de IU no le ha perdonado su marcha a Podemos. ¿Qué les ofrece para ser, de nuevo, compañeros en Madrid?

“Respeto a la gente de IU que se sintiera defraudada conmigo en un momento determinado”

— Respeto mucho a la gente de IU que, por motivos políticos o personales, se sintiera defraudada conmigo en un momento determinado. Yo no ofrezco ni dejo de ofrecer nada. Ahora hay una visión compartida, creo que es la mayoritaria: si nos presentamos a las elecciones de forma separada, corremos un alto riesgo de que IU no obtenga representación y de que los votos que se pierdan sea lo que falte para gobernar la Comunidad de Madrid. Desde 2015 hasta aquí hemos aprendido, con todo el trabajo conjunto en las distintas candidaturas de cambio, que la dispersión y el no trabajar conjuntamente en un modelo que conecte los distintos proyectos municipales con un referente regional es peor.

Un ejemplo es cómo al Ayuntamiento de Ciempozuelos, gobernado por IU, le resulta más difícil sacar adelante su proyecto porque no hay una suficiente solidez en la conexión con otras experiencias y un referente regional. En eso estamos de acuerdo todos y por ello hay que ponerse a trabajar para crear una candidatura que sume a mucha más gente, que tenga electoralmente una capacidad de atraer a una amplísima gama de posiciones políticas, desde Errejón hasta el PCM. Creo que eso, con generosidad, compañerismo y análisis políticos compartidos, respetando a las organizaciones, lo conseguiremos.

— Precisamente, para el secretario general del PCM, Álvaro Aguilera, pero también para el resto de IU Madrid, es una prioridad que la lista unitaria se elabore de una manera conjunta y democrática. ¿Habrá otras primarias para elegir la candidatura de confluencia?

— Yo no me atrevo, con tan pocos elementos avanzados, sin que esté cerrada aún nuestra candidatura y sin que Errejón se haya abierto a los diálogos pertinentes, a poner límites y promesas a la candidatura. Si algo hemos aprendido de esta crisis de Podemos interna es que es conveniente tener diálogos y espacios de discusión no retransmitidos por los medios, que cada organización tenga tiempo para sus debates.

— ¿Estaría dispuesta a ceder su segundo puesto en la lista a una persona de otra formación política en favor de esta confluencia?

— Mi mayor objetivo es que cambie el gobierno en la Comunidad de Madrid, sacar al PP de él. Me da igual mi posición, estaré donde tenga que estar para ese objetivo.

— ¿Se debe abrir el proceso de creación de esta candidatura, más allá de a otras formaciones políticas, a movimientos sociales y otras organizaciones de la Comunidad de Madrid?

— Digo lo mismo que antes, es pronto para hablar de esto.

— Y, en cuanto al programa, ¿qué pilares debe tener?

— Tiene que tener un pilar fundamental: la solvencia. En este momento en el que la agresividad del neoliberalismo hace que la gente se sienta insegura, se necesita seguridad, solvencia y un proyecto sólido. Hay mucha gente en la Comunidad de Madrid que aporta solvencia y solidez y hay que escucharles.

Publicidad