La AUGC: “Los guardias civiles que no respetan la ley sobran del cuerpo”

Dos de los cinco integrantes de La Manada pertenecen a los cuerpos de seguridad. Son Antonio Manuel Guerrero, Guardia Civil, y Alfonso Jesús Cabezuelo, militar. Tras la sentencia condenatoria a los cinco miembros, de nueve años de prisión por un delito de abusos sexuales, también se ha conocido que ambos, por pertenecer al cuerpos de seguridad, seguirán cobrando el 75% de su salario.

A nivel social se ha despertado el debate de si estos dos condenados, en principio destinados a proteger a la población, deberían seguir formando parte de los cuerpos a los que pertenecen. Ha sido la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) quien se ha pronunciado y ha explicado por qué no han expulsado aún a Antonio Manuel Guerrero del cuerpo.

Publicidad

“El procedimiento [de expulsión] no se puede poner en marcha antes de que la sentencia sea firme”, ha afirmado Juan Fernández, portavoz de la AUGC a El Plural. También ha sido tajante con el daño a la imagen del cuerpo que esta sentencia y lo ocurrido en los Sanfermines de 2016 representa. “Las personas que no respetan la ley y el uniforme dañan la imagen de la Guardia Civil”, ha recalcado.

Polémica por parte del SUP

Publicidad

José Manuel Sánchez Fornet, quien fuera líder del Sindicato Unificado de Policía, ha levantado la polémica con sus declaraciones en Twitter. En la red ha declarado que el caso de La Manada no fue “ni violación ni abuso sino una orgía consentida” y que coincide en opinión con el juez Ricardo González, quien emitió el voto particular pidiendo la absolución de los cinco condenados.

Acusa, además, a la joven de denunciar en falso. “No fue violación, ni abuso, fue una orgia promovida por ella y una denuncia falsa”, ha escrito en otro mensaje.