Acercamiento entre Cs y PSOE: disposición al diálogo y a pactar elecciones

  • Ábalos abre la puerta a pactar una convocatoria electoral
  • Villegas, a hablar con el PSOE de una moción "instrumental" que convoque elecciones

PSOE y Ciudadanos van moderando y acercando sus discursos, poco a poco, tras la intensa jornada de ayer en la que el Grupo Parlamentario Socialista registró una moción de censura a Mariano Rajoy en el Congreso. Hoy, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en una entrevista en la Cadena COPE, ha asegurado que una convocatoria de elecciones no va a ser un impedimento porque “el quinto punto que ha planteado Pedro Sánchez es convocar elecciones, convocar elecciones en un proceso razonable que no va a ser un obstáculo para llegar a un acuerdo con Ciudadanos”.

“No se trata de una maniobra o ardid ni de una justificación para alcanzar el poder, lo que se trata es de responder frente a un Gobierno que no quiere asumir ninguna responsabilidad política frente a una sentencia demoledora”, ha añadido el dirigente socialista. “No vamos a tener ningún problema en llegar a un acuerdo con C’s”, ha reiterado Ábalos, “porque convocar elecciones, si Pedro Sánchez gana la moción de censura, no será un problema y si exigen que no pactemos con los independentistas tampoco va a ser un problema porque no se va a pactar”.

Publicidad

Más tarde, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha comparecido ante los medios de comunicación en rueda de prensa para reiterar la idea principal que ya defendió ayer: piden a Rajoy que convoque elecciones y, si no, los naranjas reclaman una moción de censura “instrumental” con el fin de una convocatoria electoral. El matiz ha venido en que, en varias ocasiones, ha asegurado: “Estamos dispuestos a sentarnos a dialogar con los socialistas”.

Diálogo, negociación. Las partes involucradas en una negociación nunca salen igual de cómo empezaron la misma. Las declaraciones se van matizando. “Si Rajoy sigue sin asumir y sigue empeñado en alargar su agonía, estamos dispuestos a sentarnos con el PSOE y hablar de cómo le damos la voz a los españoles y cómo convocamos elecciones de forma inmediata”, ha asegurado el dirigente de Ciudadanos.

Publicidad

La hoja de ruta, descrita hoy por Villegas, es, por tanto, la siguiente: primero, reclamar al presidente del Gobierno que convoque elecciones. Sobre el papel, esta facultad del presidente del Gobierno se suspende cuando hay en proceso una moción de censura. Sin embargo, el de Ciudadanos ha puesto en duda que esto sea desde el mismo registro en el Congreso o desde que la Mesa del Congreso la acepte. En segundo lugar, “si Rajoy se enroca”, reclamarán a Sánchez que retire esta moción para lanzar una moción “instrumental” de cara a convocar elecciones. “Ni el inmovilismo de Rajoy ni la irresponsabilidad de Sánchez. La única salida es que los españoles hablen y elijan un nuevo gobierno”.

Propone Villegas un candidato que no sea ni Sánchez ni Rivera, tampoco defienden un programa con el que Sánchez se presente a las elecciones, de momento. Una moción “instrumental” con un único punto: convocatoria electoral, algo a lo que Ábalos no ponía mala cara esta mañana. Villegas no ha dado nombres de hipotéticos candidatos, se ha limitado a certificar que “no tiene que ser un diputado”.

Ciudadanos pide a Sánchez que retire la moción, Ábalos ve margen para el diálogo con esta moción. Críticos Ábalos, como hemos visto, y Villegas con el independentismo. “Si la moción de Sánchez saliera adelante, sería con el apoyo de aquellos que quiere romper España”, motivo por el que el dirigente naranja no cree que el PSOE “vaya a enfrentar de una forma adecuada el reto separatista, es una ecuación imposible”.

“La solución no puede ser un gobierno Frankestein de Sánchez en manos de quienes quieren romper España. La única solución posible es dar voz a los españoles, convocar unas elecciones, que decidan nuevas mayorías y un nuevo gobierno con fuerza y legitimidad, que pueda abrir una nueva etapa, limpia, de regeneración democrática, esta nunca puede estar en manos de populistas y separatistas”. Ninguna de las partes de una negociación sale igual a cómo entró en la misma, todas las partes ceden en algún punto.