Calvo, Borrell, Ábalos… Los mensajes que lanza Sánchez con sus ministros

3

Se empiezan a conocer los primeros nombres del Gobierno que está conformando el nuevo presidente, Pedro Sánchez. A falta de que el próximo miércoles se confirme la lista entera, el socialista va lanzando los primeros mensajes de la que será su gestión. Algunos son potentes. La vicepresidencia estará ligada a la Igualdad bajo el nombre de Carmen Calvo y, además, las mujeres sostienen algunas de las carteras de más peso, como son Economía o Hacienda.

Además, ha modulado el mensaje hacia Cataluña con una figura beligerante contra el independentismo como Josep Borrell, que es compensada por la habilidad negociadora y la vocación federalista de Meritxell Batet en Administraciones Públicas. También pondrá bajo la batuta de Teresa Ribera la transición energética con las áreas de Medio Ambiente, Energía y Cambio Climático.

En definitiva, Sánchez innova en la estructura pero no ha querido arriesgar en los nombres que, por el momento, tienen amplia experiencia en gestión. Con una aritmética débil en el Congreso, el nuevo presidente tiene que reforzar la imagen de solidez en Moncloa.

Adriana Lasta, vicesecretaria del PSOE, será portavoz del grupo parlamentario. Con solo 84 diputados, la cabeza del grupo será clave para tejer alianzas que permitan sacar leyes adelante.

Carmen Calvo: Vicepresidencia e Igualdad

Como mujer fuerte de su Gobierno, Sánchez ha elegido a Carmen Calvo, que ha sido un pilar importante durante los últimos meses en Ferraz. De hecho, esta experta constitucionalista fue una de las negociadoras socialistas de la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Otro dato del que se habrá percatado el independentismo.

Que la vicepresidencia esté ligada a la cartera de Igualdad es un mensaje potente e innovador que permite al PSOE agarrar con fuerza la que ha sido una de sus 'banderas', en un momento donde el feminismo está muy activo y reivindicativo. Hasta ahora Calvo era responsable de Igualdad en la Ejecutiva del partido. Será la encargada de impulsar la Ley de Igualdad Salarial.

Calvo ya tiene experiencia institucional y podrá guiar a Sánchez en algunas cuestiones, ya que fue ministra de Cultura en el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y vicepresidenta del Congreso, lo que le confiere conocimientos para llevar la responsabilidad de las relaciones con las Cortes, que serán delicadas en esta legislatura.

María Jesús Montero: Hacienda

El poderoso socialismo andaluz tendrá presencia en el Gobierno de Sánchez. El nuevo presidente del Gobierno ha decidido pescar en el caladero político de su antigua rival, Susana Díaz, para fichar a María Jesús Montero, actual consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía y con una dilatada experiencia. .

Díaz ha logrado colocar a alguien de su confianza de cara a la compleja negociación de la financiación autonómica que habrá que abordar en un horizonte no definido.

Teresa Ribera: Transición energética

La veterana Teresa Ribera será la responsable de pilotar el ministerio de Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático, a la espera de saber cómo se configura exactamente esta cartera. Sin embargo, hay un cambio sustancial e importante: Energía y Cambio Climático van de la mano, lo que indica, al menos, cierta influencia del ecologismo.

Ribera tiene experiencia para abordar una de las áreas estratégicas de Sánchez, ya que fue secretaria de Estado de Cambio Climático con José Luis Rodríguez Zapatero y es directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI). En su discurso durante la moción, Sánchez prometió sentar "las bases para la necesaria transición ecológica de nuestra economía". Una promesa que podría materializarse a través de una Ley de Transición Energética y Cambio Climático y la derogación del impuesto al sol.

José Luis Ábalos: Fomento

Finalmente, José Luis Ábalos se hará cargo del ministerio de Fomento. Ha sido un hombre clave para Sánchez en el último año, tanto en la carrera por las primarias del PSOE como después, cuando alcanzaron Ferraz y el nuevo secretario general socialista le confió la secretaría de Organización. Durante el próximo año, no podrán descuidar el partido, con las elecciones europeas, autonómicas y municipales en 2019.

Ábalos tiene una parte importante de mérito en el éxito de la moción de censura que llevó a Sánchez a la Moncloa. Él fue el que llevó el contacto con el resto de grupos parlamentarios y que subió al atril de la cámara a dar los argumentos para convencer de que Mariano Rajoy era censurable. Lo consiguió.

Josep Borrell: Exteriores

Es uno de los primeros nombres que se confirmaron y su designación entraña también al menos dos mensajes: la beligerancia contra el independentismo rupturista y la vocación europeísta del Gobierno.

Si en el debate de la moción, Sánchez se abrió a un diálogo con el Govern y Ábalos ya avisa en las entrevistas de que la normalización de la situación en Cataluña traerá también una normalización en las cuentas, el nuevo presidente ha compensado esta apertura metiendo en el Gobierno a Calvo, negociadora del 155, y a Borrell, que ha sido muy duro contra el indepedentismo, como ya demostró en su intervención en una de las manifestación de Sociedad Civil Catalana. ¿Cuál es el mensaje de Sánchez? Diálogo sí, pero dentro de los límites constitucionales. Si estos se rebasan, habrá respuesta del Estado. Además, Borrell podría ser clave para contrarestar el relato independentista en el exterior, ya que siempre consideró que Rajoy había hecho dejación de funciones en ese sentido.

Pasa Sánchez, también es muy importante mandar un mensaje a la Unión Europea de confianza y estabilidad cuando todos los líderes están mirando hacia Italia.

Meritxell Batet: Política Territorial y Función Pública

Para compensar la beligerancia de Borrell, Sánchez le ha dado el ministerio de Administraciones Públicas a Meritxell Batet, diputada en el Congreso del PSC, conciliadora, prudente y defensora del proyecto federalista. Sus habilidades negociadoras darán resultados en su cartera.

Batet fue una de las socialistas catalanas que dijo 'no' en la investidura de Mariano Rajoy en el Congreso. Sin embargo, en las primarias socialistas prefirió quedarse en un perfil bajo. Aún así, Sánchez siempre ha querido tenerla  cerca y ha confiado en sus habilidades políticas. En las elecciones generales de 2015, la hizo número dos del PSOE por Madrid, y hoy le da una cartera con la que ayudarle a transitar la legislatura.

Nadia Calviño: Economía

El fichaje de Nadia Calviño es otro guiño europeísta. Para una de las carteras más importantes ha escogido a la actual directora general de Presupuestos de la Comisión Europea, un nombre potente que además trabajó como directora general de Defensa de la Competencia.

Carmen Montón: Sanidad

Para el ministerio de Sanidad, Sánchez ha elegido a la actual consellera de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Carmen Montón. Durante su larga vida política, esta socialista ha ocupado diversos cargos en varias administraciones, desde ser concejal en el Ayuntamiento de Burjassot hasta ser diputada en el Congreso de los Diputados de 2004 a 2015.

Su nombramiento también es significativo. Su último hito es devolver el Hospital de La Ribera de Alzira al control público, consiguiendo revertir las políticas del PP.

3 Comments
  1. expresidente m. rajoy says

    si no entra nadie de unidos podemos mejor así esto es una farsa de gobierno de izquierdas… y los carguitos que dice ábalos que les quieren dar que se los metan por donde les quepan… ahora toca una de anguita, programa, programa, programa… si no que vayan a falangirto a llorarle apoyos…

  2. ninja45 says

    El exministro socialista Josep Borrell defendió el 15-12-2017 que los dirigentes independentistas debian
    rendir cuentas y aseguró que “hay que desinfectar” las heridas “antes de coserlas”, consideró que un país
    dividido como lo está Catalunya es un país “enfermo” y abogó por “desprocesarlo” empezando por los medios
    de comunicación en una clara alusión a TV3. Lo afirmó durante un mitin del PSC en el barrio de La Torrassa
    de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), en el que también intervinieron el candidato socialista a la
    Generalitat, Miquel Iceta, a quien le dijo sobre la propuesta de los indultos: “Tú eres muy buena persona
    y les perdonarías en seguida, pero la han hecho muy gorda. Está bien eso de coser heridas, pero antes se
    tienen que desinfectar. Porque si las coses sin curar después se pudren. Se debe curar el cuerpo social,
    por eso hay que pasar bien el desinfectante y después, claro, se ha de coser. Porque una sociedad no puede
    vivir si el cuarenta y ocho por ciento de la gente está convencida de que le iría mejor fuera. Esto no
    puede ser. Si una proporción tan grande de la gente piensa que estaríamos mejor fuera, este es un país
    enfermo». Estas son las palabras del flamante nuevo Ministro de Exteriores del Gobierno de España.
    Intolerable y vergonzoso. Som República !!*!!

  3. florentino del Amo Antolin says

    Si quieren gobernar con 84 Diputados… Los cien restantes les pueden echar pasado un tiempo si no tienen visos de cambiar nada. Tienen que ser realistas y profundamente claros, de lo contrario el Reality Show los echarán fuera… ¡ Están cazado con munición prestada, esa es la cuestión !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.